Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El día después del cepo

Las primeras medidas del nuevo Gobierno buscan reactivar algunos sectores, hasta el momento, relegados. Las pólizas no se quedan atrás y ya hay lanzamientos que apuntan al mercado inmobiliario y del campo.

El día después del cepo

L a salida del cepo cambiario y la eliminación de las retenciones al campo cambiaron las reglas de juego de la economía. La industria no se quiere perder la oportunidad y ya hay varios lanzamientos que apuntan a captar los mercados que abrieron las medidas estrella de la gestión Macri.


"La Argentina tiene nuevos riesgos asumidos, como la inflación, el cambio climático, la inseguridad y un cambio en las reglas de la sociedad", dice Bruno Ferrari, Chief Technology Marketing Manager del bróker 123Seguro. El ejecutivo asegura que la reactivación de algunos sectores genera potencialidades. "La penetración del seguro sobre el producto bruto interno es baja: está en el orden del 2% al 3%. Si pensamos que el seguro de autos es obligatorio, en muchas líneas de seguro la penetración es menor al 1%, lo que muestra una oportunidad de desarrollo en un mercado que se tornará competitivo", agrega.


El campo, algunos sectores exportadores y la construcción son, a priori, los primeros beneficiados de la liberación de las trabas económicas. "Si bien en el mercado de los usados aún se nota el parate, estamos viendo más movimiento en el segmento a estrenar y en el rural. Estamos teniendo reservas y confirmaciones en varios proyectos de pozo, en algunos casos cuadriplicamos las ventas. También, aumentaron las consultas de terrenos destinados al campo y su producción", asegura Féliz Brie, director de la inmobiliaria Diaz Mayer & Brie Propiedades.


Hacia fin de año, Mapfre lanzó RCC (Responsabilidad Civil Construcciones). La póliza apunta a un riesgo frecuente en las áreas de desarrollo urbano: los accidentes de obra. Dirigido a constructoras, contratistas, arquitectos y profesionales de la industria, cubre los daños causados por derrumbe de edificio, caída de objetos, incendio o explosión, cables y descargas eléctricas, carga y descarga de materiales, abertura de zanjas, prueba de instalaciones destinadas a producir, transportar o utilizar vapor o agua caliente.


La compañía tiene una línea de todo riesgo ligada al target desarrollista. Ofrece coberturas integrales para obra, montaje de equipos y daños en maquinarias. Todos puntos sensibles en una industria que suele ser una de las que más rápido se reactivan ante las primeras señales positivas de la economía.


Diego Brun, gerente Comercial de Alba Caución, asegura que el fomento a la industria desarrollista rebalsa en otros sectores: "Si el Gobierno aumenta la inversión en infraestructura, generará un impulso en el sector de la construcción, repercutiendo directamente sobre el mercado de seguros en general".


Varias firmas están intentando aprovechar el potencial del segmento property. "Ofrecemos cobertura de construcción y montaje, y equipos de contratistas. Estas líneas son importantes para la industria de la construcción y para actividades relacionadas al agro. Son líneas en las que venimos creciendo y en la que estamos desarrollando nuevas herramientas", asegura Mario Avio, director de Suscripción de QBE La Buenos Aires.


La caída de las retenciones bonifica al campo, otro sector de efecto multiplicador. Según IERAL de la Fundación Mediterránea, en la campaña 2016 el campo recibiría u$s 3.685 millones más producto del ahorro de retenciones. El cálculo, estimado sobre las cifras de exportación del año pasado, sumado a la devaluación del peso, plantea un horizonte de siembra distinto.


La anulación de parte de las retenciones se anunciaron con la campaña agropecuaria ya iniciada por lo que el aumento de las pólizas aún no se siente, pero las firmas esperan que el segmento se reactive en cuanto las rebajas impositivas se empiecen a sentir. Otras variables, en cambio, ya están pesando. "En el agro, hubo consultas sobre pago al contado para pólizas en dólares, muy poco habitual en nuestro negocio. Esto se debió a la predicción del crecimiento del tipo de cambio en diciembre", agrega Avio.


Varios se anotaron en la carrera por captar la mayor cantidad de riesgos agrícolas posible. Zurich está lanzando una cobertura integral ante eventos climáticos, que se suma a las clásicas pólizas antigranizo. QBE La Buenos Aires ofrece seguros para cultivos en pie, que comprenden granizo, heladas o vientos fuertes.

A mal tiempo...

Las coberturas climáticas siguen siendo caras para los pequeños productores. En septiembre, la SSN anunció la reglamentación de los seguros por índice, una norma que tiene la intención de simplificar el cálculo de riesgos y abaratar los costos de las pólizas. El modelo, que se aplica en Uruguay y México, aún está verde en nuestro país y forma parte de la batería de medidas de la gestión Bontempo en la SSN que están siendo analizadas por el nuevo superintendente. "Es algo de lo que se viene hablando. Consisten en cubrir contra eventos sistémicos, como déficit y exceso hídrico, basándose en índices obtenidos a nivel zonal. Se encuentra en estudio, tanto su componente técnico como su demanda", agrega Avio.


Los otros riesgos agrarios también suman ofertas. Dos nuevas pólizas de Mapfre apuntan a dos de los segmentos más caros de la cadena: la maquinaria y el transporte de la cosecha. Los lanzaron el año pasado con una buena recepción entre los productores agropecuarios. La primera, resguarda daños en las máquinas y también las responsabilidades derivadas de daños a terceros ocasionados por su uso. El contrato de transporte seguro protege la mercadería ante cualquier imponderable que surja durante el trayecto del camión asegurado.


QBE ofrece un seguro técnico para maquinaria y, además de la póliza de transporte de granos, otro producto destinado al ganado en pie. Los silo bolsa dispararon la demanda de pólizas de almacenaje. La firma tiene una línea que protege para plantas de estibo y bolsones de grano. San Cristóbal, en tanto, relanzó su seguro silo bolsa por la demanda extra en 2015 con el granizo extra.


La quita de las retenciones impulsa el gran diferencial del campo: su capacidad exportadora. En el mercado aún recuerdan el auge de las garantías aduaneras, casi inexistentes durante el cierre de importaciones. "Si se toman medidas que faciliten el comercio exterior, impactarán en nuestro mercado, que operaba con este tipo de garantías aduaneras y que hoy ha perdido protagonismo", concluye Brun.
Elena Peralta