U$D

DÓLAR
/
MERVAL

El desafío de la conquista del espacio

Las coberturas para satélites se encuentran en plena evolución y la industira invierte unos 30.000 millones de euros en primas. Cerca de 40 compañías aseguradoras actualmente se reparten los riesgos aeroespaciales.

El desafío de la conquista del espacio

Si bien la industria aeroespacial y los seguros de satélites pueden parecer cuestiones alejadas de nuestras preocupaciones diarias, la realidad es que los canales de televisión, la conexión a Internet, el teléfono móvil o el navegador de un coche, entre otros dispositivos, dependen de los satélites para un buen funcionamiento.

Es más, el satélite desempeña un papel esencial en el nuevo entorno digital, lo que permitirá respaldar la evolución de nuevos servicios y aplicaciones que se desarrollarán en el entorno tecnológico actual.

Paola Serrano, directora de Aviación y Transporte de Mapfre Global Risks, y Peña Solano, gerente de Control de Gestión, Presupuestos y Seguros de Hispasat, lo destacaron en el webinar "La industria espacial, sus tendencias, riesgos y productos aseguradores", organizado por Fundación Mapfre.

"En los orígenes de la conquista del espacio, los gobiernos eran los únicos protagonistas de la actividad espacial y los únicos responsables a la hora de asumir los daños y los costes si algo no salía según lo planeado", destacó Serrano.

Mirá también

Las coberturas para el agro ante el cambio de paradigma

En el caso del campo, hay disponibles millones de datos que tecnologías como big data, IoT y machine learning pueden volver inteligentes para estar mejor preparados ante una sequía, inundación o plaga. Cómo puede aprovecharlo la industria aseguradora.

Y, en línea, añadió: "Los seguros para satélites se encuentran en plena evolución. Hablamos de cerca de 40 compañías aseguradoras, entre ellas, Mapfre, que son las que actualmente se reparten los riesgos aeroespaciales".

Sobre la evolución de Hispasat, Peña Solano indicó que el operador español de satélites de telecomunicaciones, cuyo origen se remonta a 1989, también era una entidad pública hasta mediados de los años 90, cuando se produjo la liberalización del sector y tuvo que transformarse. "Desde entonces, compite en el mercado con el resto de operadores y se ha convertido en una empresa líder en la distribución de contenidos en español y portugués".

Durante el seminario, las expertas subrayaron que en la actualidad miles de satélites se encuentran en órbita, lo que permite proporcionar datos geográficos, información del tiempo y servicios de telecomunicaciones, cifra que podría dispararse debido a la nueva tendencia que se está produciendo en esta industria y que está marcada por el lanzamiento múltiple de satélites.

En este sentido, Serrano destacó que "es importante que esta nueva tendencia, que implica nuevos riesgos, esté respaldada por nuevas soluciones aseguradoras".

Gestión de riesgos

La representante de Hispasat también se refirió a la gran importancia que en estos momentos cobra la gestión de riesgos en una compañía como ésta. Ello se debe, principalmente, a que sus activos operativos, los satélites, se encuentran en ubicaciones inaccesibles en las que no es posible realizar ningún tipo de reparación in situ.

"Por esto, un año antes de la fecha prevista para un lanzamiento, y una vez cerrado el diseño técnico del satélite, se planifican actividades para contratar los seguros, que comienzan con una presentación del riesgo al mercado asegurador de espacio", agregó.

En este sentido, Serrano se refirió a los dos momentos críticos que delimitan las coberturas en los satélites: el lanzamiento y la vida en órbita. "En la fase de lanzamiento, se cubre el momento de mayor riesgo en la operación del satélite, que puede llegar a ser hasta de 40 minutos. También está la fase de vida en órbita, cuya cobertura tiene una duración de 12 meses y se renueva anualmente hasta completar la vida útil del satélite, que suele ser de 15 años".

También destacó que en el cielo orbitan cerca de 300 aparatos cuya cobertura asciende a 30.000 millones de euros en primas y que la mejora de la tecnología ha provocado que disminuyan los fallos.

Hacia fin de los 90, el costo de los seguros en el momento del lanzamiento oscilaba entre el 20% y el 25%. Hoy se redujo al 5% y 7%".