Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Coberturas al alcance de un click

El uso de Internet como canal de venta crece en la Argentina y ya son varias las compañías que se animan a delegar gran parte del proceso comercial en la web. Nuevas generaciones de clientes abrieron un mercado nuevo que incluye cotizaciones, pagos y pólizas online. La modalidad permite ahorrar gastos y acortar tiempos de logística. Automotores, el rubro más elegido.

El e-commerce avanza y transforma la concepción tradicional de los negocios y de los canales de venta. Con sus tiempos, la industria aseguradora se está sumando a la tendencia. Las compañías están incluyendo cada vez más herramientas electrónicas, delegan trámites, envían pólizas y facturas y de a poco se están animando a vender sus seguros por la web.
Para Omar Vigetti, Digital Transformation Architect de Oracle Argentina de la empresa de soluciones informáticas Oracle, estamos lejos de países como Estados Unidos, España o México que venden la mayoría de sus productos on- line, pero estamos en buen camino. "Las posibilidades que brinda Internet son muchísimas y, a pesar de que la industria de seguros es un segmento conservador, tenemos varios clientes del ramo que están pidiéndonos que productos para desarrollar su potencial", afirma Mario Cuniberti, enterprise architecture director de la firma de software.
Desde las gerencias comerciales aseguran que hay una generación que no está acostumbrada a hacer trámites personales. "Compran online casi todo lo que consumen y no quieren perder tiempo en trámites personales", agrega Vigetti. "En 2015, el 89% de nuestros clientes ingresaron por la web y solo el 11% se comunicó por teléfono", apunta Bruno Ferrari, Chief Technology Marketing Manager de 123Seguro. El grupo nació como bróker online en 2010 y ya lleva más de 30.000 pólizas vendidas y más de 300.000 cotizaciones realizadas.
"El usuario que ingresa a nuestra web solo coloca los datos de su vehículo y algunos de sus datos personales para poder obtener la cotización de más de 12 compañías aseguradoras. A los pocos minutos un asesor comercial se contacta con él. Y, en el caso que decida contratar, se finaliza la venta en el teléfono", explica Ferrari.

Aplicación móvil

QBE Seguros La Buenos Aires también apuesta al desarrollo online de su segmento automotor. "Recientemente implementamos una aplicación móvil para cartera de este rubro y desde nuestro website tenemos un botón de venta de seguros de automotores online, que permite contratar el seguro de manera mucho más ágil", explica Nora Vignolo, directora de Administración y Finanzas.
Hay una parte de la operatoria que, de acuerdo a la normativa, no se puede realizar exclusivamente por la web. "La verificación técnica del vehículo, en el caso de los automotores, por ejemplo -aclara Cuniberti-. Pero el cliente puede cotizar, elegir cobertura, tomar el compromiso y sacar el turno para terminar el trámite en la sucursal y el horario que le quede más cómodo".
Y, como eso, hay una cantidad de procesos que se pueden simplificar y realizarse a cualquier hora y desde cualquier lugar sólo con una tablet o un smartphone. "Ofrecemos un centro de soluciones en el que se pueden realizar consultas vía web, escribirnos a una casilla exclusiva para clientes y realizar consultas a través todas nuestras redes sociales. Además contamos con una APP exclusiva para clientes a través de la que acceden a la tarjeta de circulación", agrega Ferrari.
El Instituto Asegurador Mercantil es otro de los que está agregando soluciones web a la medida de sus asegurados. "Si bien en los seguros de personas el asesoramiento de un productor o vendedor es un determinante, hay muchos productos de solo riesgo o específicos que pueden adquirirse muy fácilmente a través del canal digital. Hay etapas a considerar. La red hoy es el primer paso para conseguir información básica. Luego, para profundizar, comparar y aclarar dudas. También, es un vehículo óptimo para realizar consultas específicas. Y, como corolario, el asegurado puede terminar su compra de manera virtual o presencial según lo desee", apunta su gerente Comercial María Luz Gómez.
El manejo a través de la web pone a prueba la seguridad de las compañías. En septiembre el exsuperintendente de Seguros, Juan Bontempo, firmó un convenio con la Dirección de Dominios de Internet. La iniciativa fue anunciada con bombos y platillos como el primer paso para que la Argentina se convirtiera en el primer país con una zona exclusiva para seguros en Internet. Hoy, forma parte del conjunto de medidas que está siendo analizada por la nueva gestión en la SSN.
Mientras tanto, hoy son las compañías las únicas responsables de darle seguridad a sus contenidos web. "Contamos con servidores seguros encriptados. Tenemos el mismo nivel de seguridad que tiene un homebanking y además contamos con una política de seguridad de protección de datos personales", explica Ferrari. "Nosotros principalmente trabajamos sobre seguridad perimetral, servidores, PCs y centro de cómputos. Utilizamos, entre otras cosas, un firewall fortigate, antivirus corporativo, política de parches y backup dentro y fuera de la compañía, perfiles de acceso por usuario, así como también equipos de energía ininterrumpida", aporta Gómez.
En enero, Mapfre Argentina lanzó su póliza electrónica, otra área sensible. La migración de formato -explican en la aseguradora- conserva el mismo valor legal que el contrato tradicional. La iniciativa supone un sensible ahorro de costos en papelería, impresión y correo para la compañía y además suma varios puntos en su política de responsabilidad. "Cada póliza tiene un promedio de 60 páginas y la compañía cuenta con más de 440.000 clientes", ejemplifican las fuentes del grupo.
El mundo e- tiene un componente de "big data" valiosísimo para cualquier compañía. "Hoy las aplicaciones permiten cruzar datos y generar perfiles. Tomando el ejemplo de un seguro de automotor, un cliente llama buscando asesoramiento o usa el botón de cotización en la web, y el sistema revisa sus antecedentes de siniestros, su antigüedad como conductor y sus multas y los agrega a las variables de riesgo. También sirve para avisarle al operador que lo atiende para ofrecerle productos que vayan con su perfil", explica Vigetti.
La expansión digital en el mercado asegurador no tiene techo, pero sí un piso que mejorar. "La evolución del mundo online depende mucho de un hecho externo a las compañías -advierte Gómez-. Esto es la calidad de los servicios de comunicación digital, la conectividad y el acceso de la gente a todas esas tecnologías con dispositivos que tengan capacidad suficiente como para interactuar en las redes".
Elena Peralta