Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Campo: Un pronóstico con pocas nubes

A pesar de que las primas siguen siendo caras, comparadas con otros países de la región, las principales firmas auguran una buena campaña 2016-2017. Un escenario macro mejor que el de los últimos años y los eventos climáticos recientes aumentan la conciencia aseguradora. Los nuevos productos para una buena cosecha.

Cayeron buena parte de las retenciones. Después de 15 años de ausencias presidenciales, Macri fue a la apertura de la Rural y todo indica que el campo se sacó varios pies de encima. Como prueba, según los números que maneja la Sociedad Rural Argentina (SRA), en la campaña 2016-2017 -que acaba de comenzar- el área total sembrada superará 34 millones de hectáreas, 2,5 millones más que en el período anterior. El crecimiento rondará entre el 30% y el 35% en el segmento de cereales y oleaginosas, el principal mercado de los agroseguros.

Se calcula que el campo inyectará u$s 58 millones a la economía nacional. Los seguros para la producción agropecuaria tienen un gran potencial pero están lejos de ser explotados en su totalidad. Según los números que maneja el Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural Argentina (IEE-SRA), las áreas productivas del campo argentino están aseguradas en un 58%. "Hoy hay un 42% de hectáreas activas sin cobertura, principalmente por el alto costo que le generan al productor. Las primas se llevan entre el 6 y el 12% del capital invertido", explica Ernesto Ambrosetti, economista en jefe del IEE-SRA.

La mayoría de las compañías coinciden el potencial del mercado del agro, sobre todo con los pronósticos que se están teniendo para la campaña 2016-2017. "Las expectativas son muy buenas debido al incremento en la superficie cultivada de trigo, maíz y girasol. A la vez, el escenario, en cuanto a la renta potencial por la quita y la baja de las retenciones en los granos, ha cambiado sustancialmente con respecto al panorama que tenían los productores al inicio de la campaña 2015/2016", afirma Gustavo Mina, gerente de Seguros Agropecuarios de Sancor Seguros. El ramo representa el 2% de la facturación de la aseguradora.

Silvana Roccabruna, gerente de Riesgos Agrícolas de Zurich Argentina, apuesta a un ambiente macroeconómico que se muestra mucho más favorable al sector que en otros años: "Se observa una mayor inversión en la campaña de cosecha fina y es esperable que algo similar suceda en la campaña gruesa y confiamos en que los productores agropecuarios evalúen una mayor inversión productiva en el país y aumenten las intenciones de siembra. Consecuentemente estamos observando un impacto positivo en el mercado asegurador". La compañía está entre las cinco más fuertes del segmento agro, que internamente les representa la tercera línea en el rubro patrimoniales y un negocio de alrededor de 1,4 millón de hectáreas aseguradas.

Una de las novedades de esta campaña es la expansión que tendrán algunos cultivos que habían perdido rentabilidad en años anteriores. "Se prevé que se van a plantar 450.000 hectáreas más de girasol y 800.000 más de trigo, que se pueden convertir en 1 millón si se agregan 200.000 hectáreas que hoy están en duda por exceso de lluvia", pronostica Ambrosetti.

Cosecha fina

"Se viene proyectando un aumento en la superficie sembrada, principalmente explicada por las nuevas políticas que benefician la implantación de cosecha fina. Con este preconcepto se espera que crezca la superficie asegurada, reconquistando a los productores que, con los escasos márgenes que venía manejando el sector, se habían alejado de los seguros para sus cultivos. Por todo esto, esperamos una buena campaña", ratifica Virginia Bumade, suscriptor Riesgos Agrícolas de QBE Seguros La Buenos Aires.

Diego Placente, gerente Comercial de San Cristóbal Seguros, se suma al pronóstico despejado: "Una mayor superficie destinada a trigo y maíz implica un impacto en las hectáreas aseguradas de estas y un aumento en el volumen asegurado total".

Para captar ese potencial, las compañías ya empezaron a renovar productos. Sancor lanzó packs pre-campaña, con descuentos y beneficios por la compra temprana. "Dentro de ellos tenemos disponible el de Doble Cultivo, a través del cual el productor accede a la contratación del seguro para el trigo y la soja en un solo trámite, con la particularidad de que las coberturas son diferenciadas en costo y alcance. El otro producto en el cual tenemos grandes expectativas es el pack Campaña Completa, en donde el productor agropecuario contrata el seguro para todo su plan de siembra", explica Mina. San Cristóbal también incluyó en las novedades varias herramientas de cobertura integral. "Estamos impulsando la comercialización de programas de siembra completos, que incluyan la cosecha fina y la gruesa con facilidades, como el pago financiado de cosecha fina a mayo", adelanta Placente.

Las necesidades de acopio como resguardo de capital hicieron impulsaron las pólizas destinadas a resguardar las unidades de silo bolsa. "Es un producto que ampara un capital importante para el productor agropecuario", dice Placente. Para esta campaña, la SRA proyecta que la producción agrícola superará los 110 millones de toneladas que multiplicarán las necesidades de almacenamiento y transporte. Para transportar la cosecha de este año se necesitarán 5 millones de viajes en camión, 500.000 más que en 2015. Varias compañías están presentando nuevas pólizas de acopio y logística.

Adicionales

Zurich está lanzando los adicionales de Silo Bolsa y Transporte. "Este año sumamos coberturas para estar presentes desde la siembra, pasando por el acopio, hasta el transporte de la mercadería. La cobertura de Silo Bolsa ampara los riesgos de incendio, robo, granizo, combustión espontánea y sabotaje. En el caso del adicional de transporte, otorgamos la cobertura básica contra choque, incendio, vuelco, desbarrancamiento, rayo, explosión, huracán, ciclón, tornado, inundación, alud, derrumbe y caída de postes y árboles y le sumamos la cobertura de robo", aclara Roccabruna.

"La oferta de QBE continuará siendo la de granizo más adicionales, incluyendo la cobertura de incendio y resiembra como parte de la básica, además de ofrecer nuestro producto destinado a cubrir el almacenaje de granos en silo bolsa", apunta Bumade. La cobertura por granizo está en el primer puesto de las más contratadas. Según IEE-SRA, durante la campaña 2015-2016, la cobertura con y sin adicionales se dividió en partes iguales el 98% del mercado.

Es una cobertura necesaria y de las menos costosas: una póliza sin adicionales se lleva alrededor del 6% del capital invertido por hectárea, mientras que con adicionales el costo se eleva a un 8%. "En las últimas campañas, debido a los años de intensas precipitaciones que se han registrado en nuestra zona productiva, el producto más comercializado viene siendo el granizo, y luego de una campaña con resultados de regulares a malos se espera que la tendencia continúe", afirma Bumade.
 

Placente asegura que es uno de los productos más vendedores. "Para nosotros el ramo granizo tiene una representación en el orden del 5% sobre el total de las ventas. Dentro de nuestros productos Premium, estamos lanzando Agrogranizo Extra, que incluye adicionales a la cobertura básica a un costo sensiblemente menor que sumándolos individualmente". El avance en las técnicas meteorológicas y los índices climáticos están obligando a las compañías a repensar su oferta. "Este año, además de las líneas de Granizo Tradicional, Clásico y Premium, sumamos el producto Granizo 12 Horas -Sin Carencia, por el cual el productor agropecuario puede contratar su seguro un día y estar cubierto a las 12 horas del día siguiente", apunta Roccabruna.

La resiembra es otro punto clave en la oferta para el agro. "Nosotros ofrecemos coberturas que van del 20% al 100%, permitiendo al productor agropecuario estar cubierto al 100% de la suma asegurada no bien el cultivo esté emergido", destaca Mina. Como herramienta para ampliar su cartera, Sancor Seguros viene implementando con éxito la posibilidad de que los productores paguen sus pólizas de agro y patrimoniales en canje de granos. "El que contrata su póliza de granizo con esta modalidad, puede optar por contratar cobertura para los demás riesgos, como pick ups, autos, maquinarias, galpones, plantas de silos de la misma manera. En lugar de erogar un monto determinado de dinero por mes en pagar sus pólizas de Patrimoniales, el asegurado directamente cancela todas sus pólizas una vez al año entregando granos", explica Mina.

No todo es pronóstico de sol pleno para el sector. Si bien la cobertura es generalizada para algunos eventos climáticos, como el granizo, la penetración del todo riesgo todavía es mínima. "Sólo el 2% de los asegurados contrata seguros multirriesgo. Y eso está exclusivamente conectado con lo oneroso que son estas pólizas hoy para los productores", ratifica Ambrosetti. Un contrato de todo riesgo se puede llevar el 12% del capital invertido. Y eso, señalan los dirigentes, sigue siendo un gasto difícil de afrontar, aún con un horizonte macroeconómico mejorado.

Para Ambrosetti aún más preocupante que la baja incidencia del multirriesgo es que todavía queda un 42% de áreas productivas sin ningún tipo de seguro, algo impensable por el peso que tiene la industria agropecuaria en la economía nacional. "La única manera de que los productores se cubran es bajando los costos de las pólizas", afirma Ambrosetti. El economista apunta a las exenciones fiscales o a algunos mecanismos, como los índices climáticos -siempre anunciados pero que nunca logran hacer pie en el mercado local- para hacer las pólizas más accesibles en una actividad tan volátil como lo es agropecuaria.

Mientras tanto, los productores actúan obligados por sus propias circunstancias. "Aseguran los porcentajes que pueden, casi siempre el 50% y con suerte el 70 o el 80% o los cultivos más caros, como el girasol, el trigo, el tabaco, la vid, los cítricos o los frutos rojos", diagnostica Ambrosetti.

El mercado local está creciendo casi por obligación. "Al contrario de lo que pasa con la sequía, que se soluciona en 12 meses, recuperarse de una inundación puede llevar varios años, de acuerdo a lo afectadas que queden las napas. Las últimas anegaciones dejaron a muchos productores quebrados", resume Ambrosetti. Mina coincide: "Los últimos eventos climáticos afectaron a muchos productores agropecuarios. Y eso está haciendo que la conciencia aseguradora para esta campaña suba, por lo que seguramente el mercado de seguros agropecuarios de la Argentina crecerá". Un buen pronóstico para la industria.

Productores en la mira

El canal agropecuario tiene sus peculiaridades. Actualmente hay 28 aseguradores que ofrecen productos específicos para el campo. Comercializarlos implica un trabajo personalizado, que incluye sucursales en las principales plazas (Córdoba, Santa Fe y el interior bonaerense son lugares ineludibles) y presencia en los eventos del sector. "Como en todas las campañas agrícolas, haremos los correspondientes lanzamientos para todos nuestros agentes de seguros en los diferentes puntos del país y, además, brindaremos charlas comerciales y técnicas para productores agropecuarios", adelanta Gustavo Mina, de Sancor Seguros.

San Cristóbal hace hincapié en las campañas de concientización. "La compañía continuará con el ciclo de capacitación orientada al productor agropecuario que se desarrollarán en cinco provincias y en más de diez localidades, como así también en distintos congresos nacionales y regionales, como es el caso de Aapresid y Maizar, que permiten acercarnos a nuestros clientes, comunicarles las novedades y generar un vínculo con ellos", dice Diego Placente.

La estrategia de Zurich está centrada en lograr posicionamiento y fidelización en los eventos del agro. "Próximamente estaremos en el Congreso Nacional CREA, del 21 al 23 de septiembre, en Buenos Aires", apunta Silvana Roccabruna. QBE Seguros La Buenos Aires enfatiza la estrategia territorial: "Nuestra mejor forma de comunicar viene siendo la continua visita a los productores de seguros, capacitándolos sobre los cambios del producto y ofreciendo soporte de venta permanente. Para esto contamos con oficinas y agencias estratégicamente ubicadas en nuestras principales zonas de suscripción", resume Bumade.