El magnate de la Fórmula 1 Lawrence Stroll adquiere parte de Aston Martin

La compañía de autos de lujo se aseguró un salvavidas de u$s 656 millones. La marca necesitaba dinero para reducir el peso de la deuda y empezar a construir su primer SUV

El magnate de la Fórmula 1 Lawrence Stroll adquiere parte de Aston Martin

Aston Martin Lagonda Global Holdings se aseguró un salvavidas de 500 millones de libras (u$s 656 millones) para restaurar el balance y ayudar a construir un nuevo vehículo de utilidad deportiva después de acordar la venta de una participación minoritaria al multimillonario Lawrence Stroll.

El acuerdo sellado ayer a última hora da al fabricante de coches de lujo del Reino Unido un muy necesario respiro mientras busca recuperar el camino tras un turbulento comienzo de vida como empresa pública.

Aston Martin necesita fondos para aliviar la carga de la deuda y empezar a construir el DBX –su primer SUV–, con el que el Director General Andy Palmer planea vender mayores volúmenes que con los elegantes coches deportivos que se hicieron famosos en las películas de James Bond.

Las acciones registraron su mayor ganancia hoy después de que Aston Martin anunciara los detalles del paquete de rescate, que incluye que el grupo liderado por Stroll compre hasta un 20% de la compañía. Los bonos en libras esterlinas también subieron a su nivel más alto desde julio.

Stroll, un inversor canadiense que es dueño de un equipo de carreras de Fórmula Uno, se ganó el respaldo de la junta directiva de Aston Martin. Superó a su rival Geely, que también quería invertir en el fabricante de coches deportivos. El consorcio de Stroll pagará 182 millones de libras por una participación del 16,7%, antes de contribuir a una emisión de derechos apoyada por los principales accionistas para recaudar otros 318 millones de libras.

Ahora, el inversor canadiense se convertirá en presidente ejecutivo, según informó la compañía mediante un comunicado.

"Esta inyección de fondos reduce nuestro apalancamiento y apoya sustancialmente la inversión en nuevos productos", dijo Palmer en una entrevista. La compañía ya no necesita recurrir a un préstamo de 100 millones de libras con altos intereses, añadió.

Sin embargo, la necesidad de una afluencia de efectivo resume el decepcionante giro de los acontecimientos desde que Aston Martin salió a bolsa en octubre de 2018. En ese momento, la empresa estaba promoviendo un cambio de rumbo con Palmer, un exejecutivo de Nissan Motor Co., ayudado por el respaldo del capital privado.

Magnate de la moda

Stroll, 60 años, hizo su fortuna construyendo y vendiendo dos marcas de moda: Él y su socio, Silas Chou, sacaron a Tommy Hilfiger a bolsa en 1992 y más tarde lo vendieron a compradores de capital privado. En 2011, cotizaron la marca Michael Kors, ocho años después de adquirir el control mayoritario. Chou también forma parte del consorcio Aston Martin de Stroll.

Stroll también lideró un grupo de inversores que se hizo cargo del equipo de Fórmula Uno Force India. Renombrado Racing Point, tiene su base en el Reino Unido y obtiene sus motores de Mercedes-Benz. El hijo de Stroll, Lance, es un piloto del equipo. La asociación de Aston Martin con Red Bull Racing terminará después de la temporada 2020.

La presencia de Stroll ayudará a dirigir la compañía hacia su objetivo de convertirse en una empresa de bienes de lujo, dijo Palmer. "Va a cambiar el diálogo en la sala de juntas", dijo. "El diálogo cambiará de la automoción al lujo".

Sin embargo, la inversión en vehículos eléctricos se retrasará más allá de 2025, contrarrestando una tendencia que ocupa a la mayoría de los demás fabricantes de automóviles.

Shopping