MIÉRCOLES 11/12/2019

Papelón de por medio, Tesla presentó su pick-up eléctrica: qué pasó

La 'irrompible' Cybertruck recién comenzará a producirse a fines de 2021

Cybertruck: Tesla presentó su tan esperada pick-up eléctrica

Tesla presentó, con algunos inconvenientes, su tan esperada pick-up eléctrica. La aparición oficial del ‘Cybertruck’ marcó el debut de la automotriz en este segmento, dominado por Ford y General Motors. Si bien Elon Musk, CEO de la compañía, aseguró que esta camionera ya puede ordenarse a través del sitio web, la producción no comenzará en el corto plazo.

El empresario sudafricano le dio la bienvenida a la pick-up que buscará ganarle mercado a la F-150 de Ford. Incluso, durante la presentación, mostró varios videos en los que la camioneta de Tesla vencía a la de la clásica automotriz estadounidense en desafíos de resistencia y al Porsche 911 en velocidad.

Lo que más sorprendió a los presentes en el estudio de Los Ángeles, donde se desarrolló el evento, fue la apariencia del automóvil, más similar a un vehículo militar que a uno familiar, target al que suele apuntar este segmento. Musk aseguró que la Cybertruck está hecha con el mismo acero inoxidable con el que fabrica los cohetes de su compañía aeroespacial, SpaceX.

Su diseño geométrico está inspirado, en parte, en la estética de la película sci-fi Blade Runner y en el deportivo Lotus Espirit, utilizado por el famoso espía James Bond en el largometraje ‘La espía que me amó’, estrenada en 1977. 

Tiene cuatro puertas, seis asientos y una capacidad de aceleración de 0 a 60 millas por hora (96.5 kilómetros por hora) en 2,9 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de más de 800 kilómetros, lejos de los 600 kilómetros del sedán Model S.

No obstante, la presentación no fue del todo bien para Musk, ya que sufrió un percance a la hora de probar la resistencia de la camioneta a los golpes. El encargado de llevar adelante el test fue Franz von Holzhausen, jefe de diseño de la automotriz.

Primero probó las puertas golpeándolas con un mazo. El público vitoreó al ver que no dejó ni un rasguño, pero no sucedió lo mismo con los vidrios. Von Holzhaun arrojó una esfera de acero directamente a la ventana y esta se astilló, cuando, minutos antes, Musk había asegurado que no tendría que sufrir ningún tipo de daño.

“Quizá la lanzaste demasiado fuerte”, exclamó el director ejecutivo. La segunda prueba tampoco fue exitosa. El vidrio del asiento trasero corrió la misma suerte que el delantero. “Hay lugar para mejores”, señaló Musk para descomprimir la incómoda e inesperada situación.

Su producción comenzará recién a fines de 2021 y se comercializará en tres modelos, cuya versión más económica costará u$s 39.900, un poco más barato de los u$s 49.000 que había estimado el propio ejecutivo durante el primer semestre de este año. El modelo más premium tendrá un valor aproximado de u$s 69.900.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí