MIÉRCOLES 23/10/2019

Autos pequeños, sólo por hoy: ¿es momento para comprar un hatchback?

Según un informe privado, los precios en dólares de este segmento son similares a  2003, pero el fenómeno tendrá poca vida.

Autos pequeños, sólo por hoy: ¿es momento para comprar un hatchback?

El precio de los autos pequeños,  como el Gol Trend, Sandero, Polo, Argo, 208, Etios, Onix, entre otros, subió 57% desde fines de 2017 hasta las últimas listas publicadas en septiembre. Pasaron de  294.000 pesos promedio a 460.000 pesos, en ambos casos incluidas las bonificaciones. Sin embargo, en el mismo período la devaluación de la moneda fue del 120%, es decir que, contra lo que suele ocurrir,  el aumento no acompañó el ritmo de los movimientos del tipo de cambio como consecuencia de “ la fuerte contracción de las ventas de los últimos meses en conjunto con los altos stocks”, advierte un informe de la consultora Invenomica.  

El mismo informe subraya otra cuestión, consecuencia previsible pero agravada de lo anterior: en dólares, en el mismo período, los precios de los también llamados “tres puertas”, bajaron.  De un promedio de u$s 15.628 que costaban en diciembre de 2017 bajaron en septiembre de este año a u$s 11.692, como consecuencia de que el “pass-through (traslado de la devaluación a precios) es inferior al 50% en el transcurso del 2018”,
explica el informe. 

Los autos pequeños representan el 50% del mercado de los autos, que a su vez son el 80% del segmento autos +livianos.  “En otros segmentos sin dudas hay otros fenómenos. Por ejemplo, en el de vehículos livianos (alrededor del 20% del mercado) la caída de la demanda lo explica la postergación de las inversiones y la necesidad de cuidar el capital de trabajo. En el 30% restante, el impacto de la caída de las ventas también es muy fuerte aunque menor que en el B. Hay que tener en cuenta que esta el segmento de lujo, que aunque es pequeño, no siente tanto el impacto de la devaluación del tipo de cambio (el que se compra un X5  o una Q3 esta en otro nivel...)”, advirtió a El Cronista  Horacio Larghi, uno de los directores de Invenómica.

Momento excepcional 

Los vehículos son uno de los productos que más rápido trasladan a precio la devaluación del tipo de cambio. Las razones hay que buscarlas en la baja integración de la producción con autopartes de fabricación nacional, un problema histórico en la industria automotriz argentina, además de la gran participación de autos importados, fundamentalmente de Brasil que vienen con precios en divisas.

La caída de ventas y el sobrestock como explicación de la momentánea  excepción a esa regla  se hace más nítida traducida a números que, antes de las 22 horas de protección al menor, los niños deberían leer  acompañados de sus padres:  los patentamientos en septiembre alcanzarían las 52.000 unidades (según proyectan en el mercado en base a la performance de la primera quincena, ya que las cifras oficiales se conocerán el 1 de octubre), una caída superior a los 10.000 unidades desde las 63.000 de agosto, que se eleva a más de 30.000 si se tiene en cuenta el pico de 82.000 de marzo.  

También según datos de SIOMAA,  el sistema online de estadísticas y mercado desarrollado por ACARA, la cámara que nuclea a los concesionarios, en términos  porcentuales  se tiene  una caída de -8,5% en junio, de -16,5% en julio, de -24,7 en agosto  y de - 29% septiembre,  en función de la performance de la primera quincena del mes

“Es mortal. Un mes peor que otro y lo peor todavía no llegó”, advirtió  Larghi.

Pero efímero

Agregó que “existen  250,000 autos de stock. Es decir que  de 52,000 que se alcanzó de patentamientos en septiembre, implica que hay 5 meses de stock de venta. En general las marcas suelen trabajar con 2 / 3 meses de venta como máximo. Las japonesas casi 0. Anda a buscar en tiempos normales una CRV o HRV... la tenes para dentro de 6 meses...”

Así, de acuerdo  a la indagación de Invenómica, en septiembre de 2018 los precios de los pequeños hatchback son, en dólares, como los de 2003, cuando en promedio costaban  u$s 11.672, y  hasta se han ubicado cerca de los que se registraban  en plena crisis de 2002 (u$s 11.016). 

“Sin entrar en discusión de cuál es el precio que deberían comercializarse a la fecha para corregir la devaluación del tipo de cambio (dado que la devaluación del tipo de cambio tampoco debería trasladarse en un 100% porque hay varios componentes en su producción en moneda local, como la mano de obra), los precios hoy en dólares están muy baratos respecto a los valores históricos”, detalla el informe de la consultora. 

 “Por supuesto, barato o caro es siempre relativo. El sueldo de los argentinos es en pesos, y ajusta mucho más lento que el precio de los vehículos o el tipo de cambio. Aquellas personas que tienen dólares ahorrados y tenían intenciones de comprar un vehículo, sin dudas este es un buen momento. 

Pero esto es solo temporal y es cuestión de poco tiempo para que los precios en dólares retomen los niveles históricos”, advierte el informe, a la vez que Larghí, ante este diario, completa: “En cuanto baje el nivel de stock (tereminales + red) los precios van a ajustar”.
 

Comentarios1
Juan Noya
Juan Noya 17/09/2018 07:10:03

No creo que suban, la recesión vino para quedarse y los valores relativos en dólares seguirán descendiendo, así que mi consejo es esperar.


Recomendado para tí