No se fabrica desde 1981

El gran auto argentino que usó Fangio y es furor entre los coleccionistas: la historia del Torino

Salió de la fábrica cordobesa de IKA en 1966 y se produjo hasta 1981. Formó parte de épica carrera de Nürburgring e hizo historia para el automovilismo argentino.

Es considerado el "gran auto argentino" y aunque pronto se cumplirán 40 años desde el cese de su producción aún sigue vivo entre los amantes de los fierros que pueden pagar fortunas por un modelo con componentes originales. Con modelo estadounidense y estética europea, el Torino nació hace exactamente 55 años y no solo se destacó en el mercado local, sino que también brilló en el ámbito deportivo con la épica carrera en Nürburgring que puso al automovilismo argentino cabeza a cabeza con los gigantes del mundo.

La autora intelectual del automóvil es Industrias Kaiser Argentina (IKA), filial local del fabricante estadounidense que se instaló en el país en 1955. Como varias automotrices, Kaiser Motors llegó a la Argentina en búsqueda de un mercado más estable para producir por fuera de Europa, por entonces en plena recuperación tras la Segunda Guerra Mundial. IKA armó su fábrica en Santa Isabel, Córdoba, y un año después de su arribo lanzó la primera unidad nacional de la marca Jeep.

Fangio contactó a IKA con Pininfarina para que se encargue del restyling del Torino

La compañía estableció contratos de licencia con otras firmas del rubro, como Renault y American Motors Corporation (AMC), sin embargo sus modelos eran de mayor tamaño que los de su competencia. Entonces empezó a idear salir con algún vehículo mediano. Pensó en el 404 de Peugeot, pero sus socios le bajaron el pulgar por una cláusula que impedía que IKA lanzara un automóvil mucho más caro o más barato que los que fabricaba para ellos.

Luego de la negativa, la automotriz optó por tomar como base el modelo de la Rambler American 440 de AMC a la cual querían darle un restyling europeo y diseño deportivo. Para encarar este proyecto los ejecutivos de IKA se contactaron con Juan Manuel Fangio, ya retirado como piloto desde 1958, y este propuso a la firma de diseño italiana Pininfarina para encargarse de las modificaciones. Se enviaron un sedán y una coupé a Italia en 1964 y al año siguiente ya contaban con el rediseño.

Hasta ese momento el proyecto no tenía nombre. Torino surgió como homenaje a la ciudad de Turín y su escudo, que cuenta con un toro de oro. En octubre de 1966 empezó a producirse el Torino 300 (sedán) y las coupés 380W y 380, mientras que la presentación oficial se llevó a cabo en noviembre de ese año en el Autódromo de Buenos Aires.

La hazaña en Alemania

En los 70 se convirtió en el auto más vendido dentro del segmento de alto poder adquisitivo, pero su gran despegue se produjo en 1969. Torino fue la marca elegida para representar a ‘La Misión' argentina en la mítica carrera de Las 84 horas de Nürburgring, en Alemania. El equipo nacional compitió con tres vehículos, fue comandado por el propio Fangio y contó con Oreste Berta como piloto estrella. Si bien no ganó, el cuarto puesto que obtuvo fue todo un hito para el automovilismo argentino.

El Torino 308W fue el modelo elegido para participar de la carrera en Alemania

Justamente el Torino 380W fue el modelo utilizado para correr y actualmente, por esa epopeya, es uno de los ejemplares más buscados entre los coleccionistas. Tras la carrera, IKA le regaló un 380S a Fangio y este fue subastado en 2013 en Londres por u$s 45.000.

Desde 1967 Renault tenía la mayoría accionaria de IKA y ocho años después se quedó con la totalidad de la sociedad, lo cual dio inicio a Renault Argentina. Entre 1970 y 1981 se produjeron cuatro reversiones del Torino hasta que cesó su producción en diciembre. En 15 años se produjeron 99.792 unidades del auto argentino.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios