MIÉRCOLES 20/11/2019

Test drive: fortalezas y debilidades de la Jeep Compass Trailhawk 4x4

Viajamos a los Estados Unidos para manejar este SUV que se caracteriza por tener una buena habitabilidad, un gran confort de marcha y una correcta mecánica en cuanto a prestaciones pero no en consumo.

Test drive: fortalezas y debilidades de la Jeep Compass Trailhawk 4x4

En nuestro viaje a los Estados Unidos, tuvimos contacto con el Jeep Compass Trailhawk 4x4, una variante que no se comercializa en Argentina pero que es muy similar a las opciones que se ofrecen aquí. A pesar de realizar nuestro test en el país norteamericano, vamos a ubicar al Compass en nuestro mercado donde su ubica en la gama de la marca por encima del Renegade y por debajo del Cherokee. Acá llega importado desde Brasil (en USA desde México) y se comercializa en cinco versiones pero con una única motorización.

Su diseño responde a las históricas líneas de Jeep. Tiene las siete barras verticales en la parrilla delantera, un importante aspecto 4x4 con varias terminaciones en plásticos negros para evitar los rayones y las barras de techo. Lo único que no concuerda con su historia son las llantas de aleación de 17 pulgadas que tiene un aire más deportivo que otra cosa.

Jeep Compass
La versión Trailhawk no se vende en Argentina.

A diferencia de los otros SUVs de Jeep, el Compass es un Grand Cherokee pero un poco más chico. El Renegade, de buen diseño, es más cuadradito y el Cherokee está volviendo a sus raíces después de tener una generación bastante desafortunada.

El interior es lo más destacado del Compass. Tiene buenos materiales y los plásticos están bien terminado. Hay espacio para cuatro adultos cómodos y no hay problema con la altura del techo. La posición de manejo es bien al estilo de un SUV: butaca alta y buena visibilidad. Todo tiene ajustes eléctricos. Tiene una buena capacidad del baúl -410 litros- aunque no se la más grande del segmento.

Jeep Compass
Es el SUV que está más preparado para hacer off-road.

Su tablero de instrumentos es claro con dos amplios relojes y una pantalla en el centro donde refleja la información. El detalle es que el cuenta vueltas tiene los últimos números "embarrados" en color marrón. En la consola central tiene una amplia pantalla táctil de 8,4 pulgadas donde se ve el sistema multimedia Uconnect con navegador, cámara de estacionamiento trasera y conexiones Bluetooth y USB. Por último, el volante multifunción es grande y con un buen agarre.

En cuanto a su motorización, equipa el Tigershark de 2.4 litros que alcanza una potencia máxima de 174 caballos a 6.400 rpm y un torque de 229 Nm a 3.900 rpm. La versión Trailhawk, probada en los Estados Unidos, viene asociada a una caja automática de nueve marchas. La gran mayoría de los kilómetros que realizamos en Miami fueron sobre asfalto. El confort de marcha en ciudad es excelente y la suspensión independiente está preparada para no sentir las (pocas) imperfecciones del camino.

Jeep Compass
El interior es uno de los puntos más destacados.

El Compass está preparado para ser un 4x4. Por algo es un Jeep. Dispone del sistema inteligente de tracción 4x4 que permite la desconexión por completo de la tracción trasera e incorpora un dispositivo para seleccionar diferentes tipos de terrenos, denominado Selec Terrain. En modo automático, el vehículo maneja la sensibilidad de la tracción para no quedar encajado en ningún momento.

Cuando el conductor quiere "meter mano" en la tracción, tiene la posibilidad de activar la función 4WD Lock para acomplar en forma permanente la unidad de transferencia de fuerza al eje trasero y los modos: Nieve, Arena, Barro espeso y Rock. También, la versión Trailhawk, suma el Active Drive Low que funciona como una reductora. A pesar de no hacer una prueba completa en este tipo de terrenos, puedo asegurar que el Compass es uno de los mejores del segmento.

Jeep Compass
Las llantas de aleación son lo más deportivo que tiene.

Por último, el consumo no es lo mejor. A pesar de tener la transmisión de nueve marchas, en el ciclo mixto rindió unos 10,6 litros para los 100 kilómetros.

El equipamiento de confort y de seguridad es bueno. Por ejemplo, este modelo cuenta con control de estabilidad, sistema antivuelco, sistema de monitoreo de presión de neumáticos, asistencia al arranque en pendiente, frenos a disco en las cuatro ruedas con ABS, anclajes Isofix en las butacas infantiles, faros antiniebla con función de encendido en curva, control de crucero y alerta de cambio de carril, entre otros.

Jeep Compass
Buena calidad de materiales.

El Jeep Compass es de los SUVs que quiere un apasionado del 4x4. Tiene las características acordes para realizar el uso diario pero te ofrece una capacidad aventurera que ningún otro modelo del segmento te lo puede dar. Tiene un buen conjunto mecánico (aunque un poco gastador), buena habitabilidad para los pasajeros y un equipamiento de alto nivel.

En Argentina, importada desde Brasil, su precio comienza en los $688.200- y llega hasta los $958.820-. Su garantía es de tres años o 100.000 kilómetros.

Jeep Compass
Ficha técnica - Jeep Compass

Comentarios2
Maria Perez
Maria Perez 09/05/2018 10:38:24

Por ese precio me quedo con el Forester con frenado autónomo, menos consumo de combustible, 10hp más y distribución simétrica

Juan Pablo Balestra
Juan Pablo Balestra 08/05/2018 09:34:27

Digo, si no se vende en la Argentina para que cornos publican la nota?


Recomendado para tí