Test Porsche: 911 Carrera GTS Cabrio vs Panamera Turbo ¿con cuál te quedas?

Viajamos a EE.UU. para tomar contacto con dos modelos de la marca alemana. En una semana, el Panamera Turbo y el 911 Carrera GTS Cabrio pasaron por nuestras manos. Nuestra mirada en esta nota.

Test Porsche: 911 Carrera GTS Cabrio vs Panamera Turbo ¿con cuál te quedas?

Probablemente las calles de Miami (Estados Unidos) son las que más se adaptan para transitar con autos de alta gama. Lo único que le faltaría es una Autobahn (una autopista alemana en la que está permitida la alta velocidad) para poner a prueba las capacidades deportivas que tenían el Panamera Turbo y el 911 Carrera GTS Cabrio.

El primero que llegó a nuestras manos es el Panamera Turbo. Azul eléctrico, llantas de aleación de 20 pulgadas, alerón desplegado y una distancia al piso en la que casi no cabia un alfiler. Un Porsche con todas las letras que, a pesar de tener un buen espacio para cuatro pasajeros, no deja de tener las típicas cualidades de un deportivo.

Porsche Panamera
Sacando los SUVs es el modelo más familiar de la marca.

Sacando los SUVs, el Panamera es el modelo más confortable de Porsche. Las butacas delanteras tienen un espacio único y las dos plazas traseras son bien marcadas y embutidas para no tener problemas con la distancia al techo. Cuatro adultos viajan cómodos. A su vez, la posición de manejo también es cómoda porque se puede ajustar eléctricamente en la posición que el conductor quiera.

El sistema multimedia y la infomación del vehículo se pueden manejar en las pantallas digitales. En la consola central hay una táctil de 12,3 pulgadas que brinda la información habitual que puede ofrecer cualquier auto de alta gama. Ahí mismo, también, se pueden configurar las características del Panamera. ¿Cómo? Si se puede personalizar los modos de manejo, cambiar la dureza y la altura de las suspensiones y modificar el sonido de los escapes. La segunda pantalla está en el tablero y ofrece toda la infomación necesaria del vehículo.

En cuanto a su motorización, cuenta con un V8 4.0 birtubo con 550 caballos y 770 Nm de torque que se asocia a una caja automática de doble embrague (PDK) de ocho velocidades y tracción permanente a las cuatro ruedas. Según números que ofrece la marca, este modelo acelera de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 306 km/h. Su consumo es de 11,2 l/100km en un ciclo mixto.

Porsche Panamera
Equipamiento completo y un excelente interior.

No se puede discutir que el Panamera Turbo tiene potencia. Apenas con unas pequeñas aceleradas te das cuenta de los 550 CV. Las prestaciones no fueron tomadas como se lo merecen porque en Estados Unidos no hay posibilidad de llevarlo a un autódromo sin permisos especiales. ¿Entonces? Tomamos la ruta hacia Orlando y recorrimos más de 500 millas en tres días.

El camino es todo autopista. Siempre respetando la velocidad máxima sólo nos dimos el gusto de acelerarlo en algunas ocasiones. Pie derecho al fondo, aceleración máxima, espalda contra la butaca y sonrisas en el final. Hay potencia y hay confort para andar por la ruta. Ecuación perfecta, por algo es un Porsche.

Porsche Panamera
El alerón trasero se despliega automáticamente a una determinada velocidad.

El equipamiento de confort y de seguridad está al nivel de lo que este modelo necesita. Podría estar varios párrafos para destacarlo pero que mejor que ver la ficha técnica.

Ficha técnica - Porsche Panamera Turbo

Después de unos días, dejamos el Panamera Turbo y nos subimos al 911 Carrera GTS Cabrio. Este modelo es historia pura. Una estética que perdura después de 55 años. Algunos dirán que son algo viejas pero pocos pueden discutir que este modelo sigue vigente.

La versión GTS Cabrio es ultra deportiva. Los escapes, las entradas de aire y las llantas de aleación de 20 pulgadas son una muestra de ello. Un modelo que parece haber nacido para andar por las ciudades como Miami. Capota desplegada, gorra para cuidarse del sol y mucho glamour.

Porsche 911 Carrera GTS Cabrio
El 911 es historia pura para Porsche.

En el interior caben cuatro personas pero está pensado para dos. Las plazas traseras son casi nulas y la posición de manejo es a la altura del piso pero tiene todo tipo de ajustes eléctricos para acomodarlo a gusto del conductor. El tablero y la consola central totalmente envolventes y al alcance de la mano.

Los materiales y las terminaciones son de alta calidad con costuras en rojo, plásticos blandos y una pantalla multimedia con un sinfín de informaciones y configuraciones. Lo único que le cambiaríamos es el tamaño del volante. A pesar de su buen agarre es grande y para un deportivo siempre es mejor uno pequeño.

La motorización es un Boxer 3.0 biturbo de seis cilindros que alcanza unos 450 caballos de potencia máxima. Se asocia a la transmisión automática PDK (Doppelkupplungsgetriebe) de siete marchas con cambio manual con paletas detrás del volante. Hay un pequeño detalle que te da una bienvenida y una alegría antes de empezar a rodar. Cuando le das arranque tira un par de vueltas automáticamente para hacer un "pequeño" ruidito.

Porsche 911 Carrera GTS Cabrio
Es para cuatro personas pero está pensado para dos.

A diferencia del Panamera Turbo, el 911 solo lo manejamos por Miami. La potencia se nota más por el bajo peso. Las pocas aceleraciones que hicimos nos demostraron el gran funcionamiento de la transmisión PDK y las diferentes respuestas que tiene cambiando la ruedita que está en el volante que pasa el modo de conducción. Por último, esa misma ruedita tiene un botón en el centro que activa el paquete Sport Chrono que al presionarlo te da un período de tiempo con máxima respuesta.

La respuesta es exacta en todo momento. Hace todo lo que le pide en el conductor. Acelera cuando bajas el pie derecho, dobla a la perfección y frena cuando es necesario.

Porsche 911 Carrera GTS Cabrio
El primer 911 se lanzó hace unos 55 años.

El equipamiento de seguridad y de confort es de un modelo ultra premium. Cuenta con el sistema Porsche Side Impact Protection System (POSIP), que incluye protecciones laterales en las puertas y airbags de tórax y cabeza. Frenos a disco ventilados en las cuatro ruedas y sistema de protección anti-vuelco.

Ficha técnica - Porsche 911 Carrera GTS Cabrio

La conclusión de ambos modelos es la misma. No hay ninguna posibilidad que un comprador de cualquiera de los dos vehículos se arrepienta. Ambos le ofrecen al usuario lo que necesita o lo que está buscando. Potencia, calidad, diseño, equipamiento y un vehículo que llama la atención son cualidades que cualquier Porsche te puede brindar.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí