Tesla rompe la cuarentena y Elon Musk desafía: "Llévenme preso"

En contra de las autoridades estadounidenses y de la cuarentena, Elon Musk reabrió su producción en su planta. 

Tesla rompe la cuarentena y Elon Musk desafía:

Al comienzo de la cuarentena obligatoria en el condado de Alameda, California, Tesla recibió la orden del Gobierno de los Estados Unidos de bajar la operatividad de todas sus fábricas al mínimo.

Al cerrar su producción, la empresa tuvo problemas para el pago de sueldos de sus empleados y en consecuencia solicitó el subsidio gubernamental para poder pagar el sueldo de los suspendidos.

Tesla es una empresa estadounidense ubicada en California que diseña, fabrica y vende autos eléctricos, componentes para la propulsión de vehículos eléctricos y baterías domésticas a gran escala.

El CEO de de la compañía, Elon Musk, se quejó de la orden de tener que cerrar sus fábricas por la pandemia y amenazó con abrir la planta o llevarla a Nevada. Las autoridades del Estado de California comenzaron a negociar con el magnate y le "permitieron" abrir su producción en una semana.

Scott Haggerty, el supervisor del condado de Alameda, dijo a NYT que “el fin de semana pasado el condado y Tesla habían estado cerca de un acuerdo para reabrir la fábrica el 18 de mayo” pero esto sucedió justo antes de que Musk presentara una demanda el sábado.

Elon Musk inició una demanda civil al Estado porque considera esta medida injusta. En consecuencia, las autoridades del condado de Alameda, California se retiraron de las negociaciones con Tesla y el empresario.

El empresario ordenó reabrir la fábrica de California a pesar de la cuarentena: “Tesla reanuda su producción hoy contra las normas del condado de Alameda. Voy a estar en la primera línea trabajando con todos. Si quieren llevar a alguien preso, voy a ser solo yo”.

Musk dijo a los empleados que vuelvan a trabajar pero que si no quieren, porque no sienten cómodos, deberán tomar licencia sin sueldo. El Gobierno le adelantó el subsidio para que Tesla pague los sueldos correspondientes de los empleados incapaces de trabajar por la cuarentena, sin embargo Musk se niega a pagarles a menos que trabajen.

Por su parte, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se expresó a favor de la reapertura de la planta. En su cuenta oficial de Twitter, Trump escribió que el estado de California debería permitirle a Tesla y Elon Musk reabrir la fábrica a la brevedad, de forma rápida y segura.

Este fin de semana, a pesar de toda norma, Tesla reanudó su producción de autos en la planta de California. El Departamento de Salud Pública del Condado de Alameda emitió un comunicado solicitando a Tesla un plan de reapertura de dicha fábrica que cumpla con todos los estándares sanitarios frente a la pandemia. Además, insistieron que la empresa sólo puede mantener las operaciones mínimas en funcionamiento hasta que cumplan con los requisitos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar