MIÉRCOLES 28/10/2020

Service del auto: descuentos y cuotas para ir al taller en cuarentena

Automotrices y talleres ofrecen grandes descuentos y cuotas sin interés. Promociones en repuestos y accesorios o programar el mantenimiento del auto para cuando termine el aislamiento

Service del auto: descuentos y cuotas para ir al taller en cuarentena

La cuarentena por el coronavirus es un buen momento para contratar un service para tu auto. Con los concesionarios cerrados, las automotrices concentran sus esfuerzos en el canal de posventa, con descuentos, cuotas y servicios personalizados, en un momento en el que cuidar los autos con menos uso cotidiano se vuelve imprescindible.

Los talleres y las gomerías, que permanecieron cerrados al inicio del confinamiento y fueron habilitados a funcionar nuevamente para dar prestaciones a quienes tienen permiso para circular, también ofrecen beneficios de cara al futuro.

Con las ventas de automóviles en picada a raíz del freno de la actividad económica por el aislamiento obligatorio y la producción prácticamente suspendida, las automotrices se reinventan con nuevos productos y servicios.

Chevrolet ofrece la posibilidad de programar el service del auto con un turno online para cuando termine la cuarentena. Realiza un descuento de hasta el 35a quienes lo contraten antes del 15 de mayo y permite abonar hasta en tres cuotas sin interés. "A través de nuestro servicio personalizado, los clientes podrán sacar turnos en línea y así acceder al mantenimiento del vehículo con una rebaja, que tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre", señalan desde la empresa.

La promoción incluye los servicios de 10.000 a 40.000 kilómetros para todos los modelos. Para acceder, se debe ingresar al sitio online de Chevrolet Argentina y agendar un servicio en los concesionarios o talleres oficiales habilitados. "La persona luego será contactada para efectuar el pago y dejar hecha la reserva", explican desde la compañía.

Asimismo, Ford se lanzó al e-commerce y empezó a vender repuestos y accesorios por MercadoLibre. "En la plataforma se encuentran piezas de manera fácil y directa, ya que se elimina en el proceso a intermediarios: es la automotriz la que ofrece los productos, un cambio en el modelo de comercialización. Los precios publicados van desde los $ 330 hasta los $ 199.000, dentro de una amplia gama de artículos", describe Carolina Bogliano, Customer Service General Manager de Ford Argentina. 

Además, durante la compra virtual, el cliente recibe asesoramiento remoto a través de operadores de la tienda oficial. "También se puede consultar online con el número de chasis o VIN de Ford si el repuesto es el adecuado para el vehículo", comenta Bogliano.

"Los usuarios pueden adquirir los repuestos Ford con garantía de fábrica, sin moverse de su casa las 24 horas, los 365 días del año, y recibirlos en sus hogares. Generalmente, los envíos están bonificados", detalla la ejecutiva.

Este vertical de negocio forma parte de un proyecto de transformación digital que la compañía inició meses atrás, con el objetivo de aggiornarse a los cambios tecnológicos y los nuevos hábitos de consumo. "La cuarentena y la imposibilidad de salir de nuestras casas, aceleraron el lanzamiento", afirma Bogliano.

En su primera semana, Ford efectuó 46 ventas con un tícket promedio de $ 4600. El top-5 de las operaciones se concentraron en Buenos Aires, Río Negro, Capital Federal, Entre Ríos y Neuquén. Las categorías más buscadas desde el lanzamiento fueron ópticas, kits de distribución y soportes de motor.

"Estimamos que tanto las ventas como el gasto promedio seguirán en crecimiento en las próximas semanas, dado que ampliaremos nuestra oferta de productos en la plataforma. Se trata de un canal que alcanza una importante masividad rápidamente. Una vez que los clientes comprueban que la experiencia es satisfactoria, siguen operando en el formato digital", analiza Bogliano.

A comienzos de abril, la automotriz informó que produciría protectores faciales en la planta bonaerense de Pacheco y la fábrica de Camaçari, en Brasil. Sus talleres de la red Quick Lane, también están brindando soporte con turno previo para asegurar la movilidad de los vehículos incluidos en las actividades consideradas esenciales y exceptuadas de las restricciones de la cuarentena.  

En tanto, los talleres mecánicos intentaron mantenerse activos durante el tiempo que estuvieron cerrados, antes de ser habilitados. Al inicio de la cuarentena, el taller de Grupo Fazio, donde se reparan autos y motos y se venden cubiertas nacionales e importadas, tenía 53 turnos concedidos y debió suspenderlos todos. No obstante, la empresa se abocó al canal online en este período. 

"Si bien en un principio bajaron las ventas virtuales un 60%, se lograron concretar operaciones durante la clausura del taller y atender la demanda de particulares y empresas decididos a comprar. La mayoría de las transacciones se realizaron en seis cuotas sin interés", expresan desde la firma, que recuperó un 10% las ventas y ya alcanzó el 50% de su actividad normal.

Aseguran que en estos días "es recurrente el cambio de la batería con el poco uso que se les están dando a los vehículos". El promedio de vida de una batería nacional es de tres años, dicen en Grupo Fazio. Por el parate por la falta de uso, como sucede ahora en la cuarentena, se descargan y pueden durar menos.

Cambiar una batería hoy cuesta entre $ 4000 y $ 5000 para un auto de nivel chico-mediano. y la mayoría de las marcas son nacionales. Para camionetas, los precios varían entre $ 8000 y $ 9000.

La demanda de baterías nuevas desde que se abrió el taller aumentó un 30% por encima de lo que venía en marzo. Creen que el volumen se va a incrementar en el momento en que aparezcan los particulares y necesiten su vehículo en condiciones para movilizarse o, por ejemplo, llevar a los hijos al colegio.

Shopping