Renace el ‘504’, el más argentino de los autos franceses

En el Salón de París, Peugeot presentó el e-Legend, auto conceptual que está inspirado en su clásico modelo, que cumplirá 50 años. Se trata de un vehículo eléctrico, con capacidad para marchar en forma autónoma. Del histórico coche, se fabricaron 3,7 millones de unidades en el mundo, de las cuales 492.000 se vendieron en el mercado local

Renace el ‘504’, el más argentino de los autos franceses

El Peugeot 504, el más gaucho de los leones, cumplirá 50 años y alquiló el salón más conocido por sus pares, el de París, para mostrar que está de vuelta. Esta semana, la automotriz francesa presentó en el Mundial del Automóvil de la capital francesa al e-Legend, un auto basado en la versión coupé de su modelo clásico. El 504 reversionado es un prototipo eléctrico de 462 caballos y una autonomía de nivel 4, que permite prescindir del volante y de los pedales. Alcanza los 100 kilómetros por hora (km/h) en 4 segundos y su velocidad máxima es de 220 km/h.

El “Yeyó” -como llamaban al 504 los porteños más cariñosos- se puso a tiro con los tiempos que corren. Del pasado, sólo parece haberle quedado algún vestigio del diseño. Sus asientos delanteros pueden correrse; el volante, retraerse y desplegarse en sus lugares una pantalla de 49 pulgadas con resolución de 4K, que ocupa todo el ancho del frente del auto. Y es sólo uno de los 16 monitores desplegados en el interior, donde conviven algunos de 29 pulgadas (en las puertas) y otros de 12 pulgadas (en los parasoles).

La compañía del león se alió con SoundHound, firma especializada en inteligencia artificial, para incorporar al modelo un asistente accionado por voz, que se adapta a la conducción autónoma. El e-Legend presenta cuatro modos de uso: Legend y Boost, para cuando el conductor toma el volante; y Soft y Sharp, para cuando entra en modo de circulación autónoma. El auto, además, permite recargar su batería en 25 minutos.

Fabricantes como Mercedes-Benz, Nissan y Jaguar han traído a la memoria viejos diseños para atraer consumidores de autos eléctricos. Pero las marcas no sólo confían en históricos productos para llamar la atención de los usuarios. Especialmente, en una posible era de taxis robots. Volkswagen ya trabaja en Moia, una plataforma de car sharing, mientras PSA ya creó su aplicación, Free2Move, que busca facilitar el uso de autos compartidos, mercado que tendrá, según su estimaciones, 36 millones de usuarios en el mundo para 2025.

De amplios interiores, con aire acondicionado, espacioso tanto para chofer y pasajero, al clásico Peugeot 504 se lo vio una y otra vez como taxi por las calles de Buenos Aires. Con fama de auto robusto, sin muchas complicaciones de mecánica, con él, Ove Andersson y Arne Hertz ganaron el Rally Safari de 1975, y Osvaldo “Cocho” López condujo uno cuando ganó la primera edición del TC2000. En la Argentina, la producción del modelo había comenzado en 1969 con Peugeot Safrar. La continuó Sevel. Tuvo versiones berlina, familiar y pick-up. Se discontinuó en 1999, cuando Peugeot retomó el control de su marca en el país. Hasta entonces, se habían comercializado 492.000 unidades de las 3,7 millones que, a lo largo de su historia, se fabricaron en el mundo.

En su momento, llamaron la atención su particular parte trasera y sus faros trapezoidales, trazados por Gerard Welther, del Centro de Estilo de Peugeot. Dibujó las curvas del chasis Aldo Brovarone, italiano tan versátil como para idear tanto una Ferrari Dino GTS como una Lancia Gamma Coupé. Lo hizo desde el estudio Pininfarina, al que había llegado por recomendación de Piero Cusio de Cisitalia. El mismo Piero Cusio que fundó Automotores Argentinos, compañía que, desde Tigre, además de trabajar sus propios modelos, proveía a IAME los chasis de los primeros Rastrojero. Fue en Autoar donde Brovarone creó sus primeros diseños, después de pasar por una firma de publicidad como diseñador gráfico. Otra historia por al que el 504 es el más argentino de las criaturas de la casa francesa.

Comentarios4
eduardo alvarez
eduardo alvarez 05/10/2018 10:41:47

El Tortugon. Un caño

Alejandro Cardoso
Alejandro Cardoso 04/10/2018 11:29:59

Mi cuñado hizo casi un millón de km. Increíble

Ernesto Candoni
Ernesto Candoni 04/10/2018 08:38:06

Tuve uno, techo corredizo, diesel, año 96. Un andar de la hostia.


Recomendado para tí