Probamos la nueva opción del Jeep Compass: Longitude AT6 FWD

La marca lanzó al mercado la variante que se caracteriza por un buen confort de marcha y la calidad de sus materiales. Su motorización es correcta pero debe mejorar sus números de consumo. Tracción delantera.

La industria automotriz está siendo tomada por los SUVs. Los números muestran esta clara tendencia y es por ese motivo que el Grupo FCA decidió darle un impulso importante a los modelos de Jeep en nuestra región para captar nuevamente a sus históricos clientes que tienen una relación especial con la marca icónica del offroad.

Los resultados de esta estrategia están a la vista con más unidades en el mercado, más opciones para el cliente y nuevos modelos. Así como el pequeño Renegade sedujo a un grupo de usuarios que nunca habían tenido la posibilidad de alcanzar un Jeep, la variante 4x2 del Compass se ofrece como una alternativa para los que quieren dar un paso más en la gama.

Esta nueva versión del Compass, que se posiciona en el centro de la gama entre la Sport MT6 FWD y la Longitude AT9 AWD, ofrece grandes características como su confort de marcha, su espacio interior y el diseño que respeta la historia.

Jeep Compass
Una opción que se ubica en el medio de la gama que se ofrece en Argentina.

Su exterior responde a las históricas líneas de Jeep. Se pueden ver las siete barras verticales en la parrilla delantera, un importante aspecto 4×4 (aunque en este versión no lo sea) con varias terminaciones en plásticos negros para evitar los rayones y las barras de techo. Su estética citadina la dan algunos detalles en cromado y las clásicas llantas de aleación de 18 pulgadas. Salvando las distancias... el Compass es un Grand Cherokee con menores dimensiones.

Posiblemente sea el SUV más lindo de la marca. Su único competidor es el Grand Cherokee por sus similitudes y lo único que habría que definir es si te gusta más grande o más chico. El Renegade, de buen diseño, es más cuadradito y el Cherokee está volviendo a sus raices después de tener una generación bastante desafortunada.

El interior es uno de sus puntos fuertes. Tiene buenos materiales y los plásticos están bien terminado. Hay espacio suficiente para cuatro adultos cómodos porque no hay problema con la altura del techo. La posición de manejo es bien al estilo de un SUV: butaca alta y buena visibilidad. La capacidad del baúl está bien (390 litros) aunque no se la más grande del segmento.

El instrumental es claro con dos amplios relojes y una pantalla en el centro donde refleja la información del vehículo. En la consola central tiene una amplia pantalla de 7 pulgadas donde se ve el sistema multimedia Uconnect con navegador y conexiones Bluetooth y USB. Por último, el volante multifunción es grande y con un buen agarre.

Jeep Compass
Buen espacio interior para el Jeep Compass.

Su mecánica esta compuesta por el motor naftero Tigershark, de 4 cilindros, 16 válvulas y 2.4 litros que alcanza una potencia máxma de 174 caballos a 6.400 rpm y un torque de 229 Nm a 3.900 rpm. Se asocia a la caja automática de seis velocidades y se ofrece sólo con tracción delantera.

Su potencia está bien para el segmento. Cuando es necesario se puede pisar el acelerador para subir las RPM facilmente y realizar cualquier maniobra. A 120 Km/h, en autopista, la revoluciones están por las 2500 vueltas, gracias a la caja automática.

El confort de marcha en ciudad es excelente gracias a la insonorización y al reglaje de la suspensión. A pesar de no ser un 4x4, este Compass está preparado para salir del camino si no tenemos muchas pretensiones. Su estética con defensas plásticas y el despeje al suelo te dan la posibilidad de "entrar" al barro pero siempre bajo tu responsabilidad. Por último, el consumo no es lo mejor. En el ciclo mixto rindió unos 10,6 litros para los 100 kilómetros.

El Compass Longitude AT6 tiene un gran equipamiento para ser la opción media de la gama. Cuenta con tapizados en cuero, climatizador automático bizona, el ya mencionado sistema de audio Uconnect de 7” con conectividad Apple CarPlay y Android Auto, sistema de manos libres con reconocimiento de voz y Bluetooth, cámara de retroceso y sensores de estacionamiento (una bendición a la hora de estacionar), control de velocidad crucero y acceso y encendido sin llave, entre lo más destacado.

Por el lado de la seguridad, dispone de airbags frontales, laterales, de cortina y de rodilla (para el conductor); control de estabilidad (ESC); control de tracción (TCS); control de mitigación de rolido; freno de arranque en pendiente, y anclajes ISOFIX® para sillas de niños en sus plazas traseras.

Jeep sigue ampliando la oferta en el mercado argentino. El Compass es de los SUVs que tiene las características acordes para uso diario si estas acostumbrado a un vehículo con estas dimensiones. Tiene un buen confort de marcha en ciudad, un correcto espacio interior y un equipamiento de alto nivel.

Se comercializa a unos $1.162.500-.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí