Las automotrices aceleran en la carrera regional de los SUVs

En un año, los utilitarios deportivos ganaron 3 puntos de participación en Brasil y duplicaron su cuota de mercado en la Argentina al cabo de una década

Las automotrices aceleran en la carrera regional de los SUVs

"Hay un enamoramiento mundial de los consumidores por los SUV”, define Jürgen Stackmann, miembro del directorio global de Volkswagen, con responsabilidad sobre Ventas, Marketing y Posventa de vehículos para pasajeros. La semana pasada, el ejecutivo visitó San Pablo para encabezar la premiere mundial -simultánea con Shanghai y Amsterdam- del T-Cross, primero de los cinco vehículos utilitarios deportivos (SUVs, por su sigla en inglés) que la marca alemana lanzará en la región. Hoy, ya uno cada tres autos vendidos en el mundo pertenece a este segmento, apuntó.

“Para nosotros, es la gran apuesta. Nuestra meta es que, en cinco años, representen el 40% de nuestras ventas globales, desde el 20% que son en estos días”, señaló.

En nueve meses, las ventas globales de la marca VW crecieron 2,9%, a 4,62 millones de unidades. Las de SUVs lo hicieron un 43,2%, apuntó Stackmann. El ejecutivo, que asumió su cargo para reconstruir la marca después del estallido del Dieselgate (el escándalo por el software que adulteraba los test de emisiones de gases de los vehículos de VW y Audi), agregó que, de 11 modelos que la alemana tiene en esta categoría, uno solo es global: el Tiguan, que se fabrica en Rusia, México y China. “Es el segundo producto más vendido de la marca después del Golf. En pocos años, será el primero”, se ilusionó.

El T-Cross será el segundo producto global de VW en el segmento. Aunque con adaptación a cada región en la que se produce. La versión sudamericana, por ejemplo, es más amplia que la europea, dada que será un vehículo más familiar. Su desarrollo insumió 2000 millones de los 7000 millones de reales que VW habrá invertido en Brasil hasta el año próximo. Con lanzamiento en el primer semestre de 2019, se exportará a América latina y, posiblemente, a algunos mercados extra-zona, apuntaron en la alemana. Elevará a dos turnos la producción de su planta de Curitiba, donde también se hacen el Fox, el Golf y los Audi A3 y Q3.

De nueve modelos que VW lanzará en América del Sur en los próximos tres años, cinco serán SUV. Entre ellos, el Tarek, que se hará en la Argentina, tras u$s 650 millones de inversión, y cuya producción comenzará entre fines de 2019 e inicios de 2020. No es casual. En nueve meses, el mercado brasileño de autos y vehículos comerciales livianos creció 13,1%, a 1,78 millón de unidades, según Fenabrave, la cámara de los concesionarios de ese país. El segmento de SUVs elevó su participación, de 21,49% de las ventas totales acumuladas a septiembre de 2017, al 24,23% de igual período de este año. En números concretos, de 290.468 a 366.126 unidades.

Ese crecimiento fue a expensas del segmento de autos medianos. Los sedanes (carrocería cuatro puertas, con baúl) se retrajeron del 8,5% al 6,96% del mercado y los hatch (cinco puertas), del 1,17% al 0,67%. Ese retroceso fue uno de los motivos que justificaron el plan rotatorio de suspensiones que GM aplicará en la Argentina hasta marzo (fabrica el mediano Cruze) y, también, una de las principales causas por las que Ford decidió la discontinuación del Focus, modelo cuyas tres primeras generaciones produjo en Pacheco durante 20 años. “El mercado brasileño se está polarizando. Crece mucho en el segmento de autos compactos y, también, en el de SUV chicas. La gente dejó de comprar medianos”, el lamento oído en ambos gigantes estadounidenses.

En la Argentina, el segmento pasó de 38.549 unidades (6,7% del mercado) en 2008 a 110.330 (12,8%) en 2017, según datos de Haval, marca china especializada en pick-ups y SUVs que llegó a la Argentina de la mano del grupo Car One (Antelo). En el mismo lapso, el mercado total creció 1,5 veces. Para Haval, que apunta a ser el principal fabricante global de SUVs en 2025, el segmento de estos vehículos crecerá el 25% de las ventas mundiales, en 2017, al 35% en 2020. Por lo pronto, arrancó su incursión argentina con tres modelos: H1, H2 y H6 Coupé.

La aceleración de VW por este camino no es en soledad. Otras terminales también se anotaron en esta carrera. General Motors introdujo recientemente en la región la Equinox (fabricada en México, es su SUV más vendida del mundo) y los 4500 millones de reales de su plan de inversiones en Brasil incluye la producción de SUVs y pick-ups compactas. Toyota, por su parte, estudia la incorporación de la Innova a su línea de montaje en Zárate, donde hoy hace la pick-up Hilux y la SUV SW4. El proyecto de 14.000 millones de reales de FCA en Brasil hasta 2022 contempla tres SUVs de la marca Fiat y otro de Jeep (Chrysler). En tanto, la francesa Renault fabricará en Brasil, a partir del año que viene, la Arkana, una SUV del segmento C (vehículos compactos), que también se hará en Rusia, China y Corea del Sur.

Por su parte, la automotriz china Chery eligió Brasil como centro de montaje de dos productos de esta categoría: el Tiggo 5X y el Tiggo 7. Otra asiática, Hyundai, ya fabrica en ese mercado la SUV Creta.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí