Estados Unidos: investigan a Ford por la emisión de gases de sus vehículos

El Departamento de Estado abrió un expediente criminal. Lo reconoció la automotriz en la presentación de su informe financiero del primer trimestre ante la SEC

Estados Unidos: investigan a Ford por la emisión de gases de sus vehículos

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos abrió una investigación criminal, para determinar si la automotriz Ford refleja de forma exacta las emisiones de sus vehículos en la información que proporciona al público y a las autoridades.

La información aparece en la página 70 del formulario del informe financiero del primer trimestre del año, que la compañía envió a la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC), según la agencia EFE.

La compañía automovilística también reconoció que no puede descartar que la investigación impacte negativamente a sus cuentas de resultados.

"Estamos colaborando totalmente con todas las agencias gubernamentales", aseguró Ford, para añadir que no puede prever el resultado de la investigación ni "proporcionar garantías de que no tendrá un efecto material negativo" para la empresa.

En la presentación de los resultados realizada ayer ante medios de comunicación y analistas, ni el presidente de la compañía, Jim Hackett, ni su director financiero, Bob Shanks, revelaron la apertura de la investigación criminal.

Ford explicó en un párrafo en el formulario 10-K enviado a SEC que el problema se centra en "temas relacionados a los cálculos de carga en carretera, incluido el modelado analítico y las pruebas de inercia".

Aclaró que el problema no está relacionado con el uso de aparatos para falsear las emisiones reales, como fue el caso del escándalo de Volkswagen (VW), que instaló software en centenares de miles de automóviles para trucar los motores diésel así como los resultados de las pruebas de emisiones.

Ford no ha revelado si la investigación está relacionada con las emisiones de motores diésel o de gasolina.

Los resultados trimestrales presentados este jueves por Ford fueron mejores de lo esperado, con una reducción de sus beneficios netos de un 33,9 % en el primer trimestre del año, para situarse en 1.146 millones de dólares.

Los mercados y analistas habían previsto una mayor caída de los beneficios del fabricante.
La compañía ya había incluido en su informe anual de 2018, un párrafo que señalaba que era consciente "de una potencial preocupación relacionada con el proceso de certificación de emisiones en Estados Unidos".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí