MIÉRCOLES 20/11/2019

El nuevo Jeep Compass llegó a la Argentina y lo probamos en la Patagonia

El SUV mediano se puso a la venta en la Argentina y RPM lo manejó durante 500 km en distintos terrenos del sur del país. Cómo se comporta el hermano mayor del Renegade

El nuevo Jeep Compass llegó a la Argentina y lo probamos en la Patagonia

Conducir un vehículo todoterreno por los caminos de la Patagonia Norte es un plan especial para cualquier amante de los autos y la aventura. Y hacia allí fue RPM, con la misión de unir Bariloche, Villa La Angostura, San Martín de los Andes y Villa Traful al volante del nuevo Jeep Compass. Fue una travesía de tres días que tuvo de todo: barro, nieve, hielo, agua, campo y mucha, mucha ruta.

El Compass acaba de ponerse a la venta en la Argentina, con precios de entre u$s 39.900 y u$s 54.500. Es un SUV mediano que reemplaza al Patriot y se fabrica en Brasil con la misma plataforma de la Fiat Toro y el Jeep Renegade. De este último, se ubica un escalón por encima, ya que es 18 centímetros más largo (mide 4,41 metros en total) y tiene 6 cm más de distancia entre ejes (2,63 m). A su vez, está por debajo del Cherokee, un producto que llegará al país antes de fin de año.

A diferencia de otros modelos producidos en el Mercosur, la calidad de fabricación del Compass es alta. Las terminaciones son buenas y otorga una sensación general de vehículo bien construido, sin elementos mal encajados o ruidos molestos en el habitáculo. La insonorización está por encima de la media de los autos regionales.

La posición de manejo adecuada se puede obtener gracias a la doble regulación del volante y el ajuste eléctrico de la butaca (es un ítem exclusivo de la versión Limited Plus, la tope de gama). Los asientos son cómodos y el agarre lateral, justo para un vehículo que no tiene pretensiones deportivas.  

Toda la gama incluye un motor Tigershark naftero 2.4 litros de 174 CV a 6.400 rpm y 229 Nm de par máximo a 3.900 rpm. En la variante probada, se combina con una transmisión automática de nueve velocidades (también hay una opción manual de sexta en la entrada de gama). A diferencia de lo que sucede en la Fiat Toro, la caja arranca siempre en primera marcha.

No es el motor más nervioso, ni la caja más rápida. Los atributos de este conjunto son la suavidad y la precisión. A 100 km/h, roza las 1.700 rpm. A 130 km/h, las 2.200 rpm. El propulsor viaja muy relajado. Extrañamente se lo note exigido. Aun así, peca de glotón: a una velocidad promedio de 100 km/h, necesita cerca de 8,5 litros cada 100 km. A 130 km/h, se estira a 10,5 litros. Y en tramos citadinos detectamos un consumo por encima de los 15 l/100 km.

Lo mejorcito es el sistema de tracción integral que, en condiciones normales, envía toda la fuerza a las ruedas delanteras. Cuando detecta una pérdida de adherencia, reparte el torque entre ambos ejes. Cuenta con cuatro modos que se adaptan a los requerimientos del conductor: Nieve, Barro, Arena y Automático. También trae bloqueo de diferencial, que asegura un reparto de torque del 50% a caja eje para evitar patinamientos y pérdidas de fuerza. En el off-road se muestra sólido, bien plantado.

Es muy buena la puesta a punto de la suspensión, que en el eje trasero tiene esquema multibrazo. El equipamiento es completo. Ofrece de serie siete airbags, control de estabilidad, volante de cuero multifunción, cámara de retroceso, control de arranque en pendiente y pantalla táctil de siete pulgadas. Avanzada la gama, agrega encendido por botón, entre otros.

No es el Jeep más aventurero de la gama, ni el mejor para realizar travesías muy exigentes. Su despeje del piso resulta un tanto acotado y, a veces, no la pasa bien. Sí es el Jeep ideal para aquellos que necesitan un vehículo confortable al andar, espacioso en el habitáculo y en el baúl (438 litros) y que pueda satisfacer sus necesidades básicas off-road. 

4 claves técnicas del Jeep Compass

- Motor Tigershark naftero de 2,4 litos de 174 CV a 6.400 rpm y 229 Nm de par máxima a 3.900 rpm.

- A velocidad promedio de 100 km/h gasta 8,5 litros cada 100 km.

- Cuenta con cuatro modos de tracción: Nieve, Barro, Arena y Automático.

- Trae bloqueo de diferencial que asegura un reparto de torque del 50% a caja eje para evitar patinadas.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí