¿El mejor avión privado? Bombardier desea superar a Gulfstream

La compañía candiense apuesta por su Global 7000. Cuesta u$s 73 millones, tiene alas flexibles, dormitorio y ducha, vuela apenas por debajo de la velocidad del sonido y empezarían a entregarlos el año que viene.

Con su Global 7000, Bombardier quiere ser el avión de lujo más codiciado

Con su Global 7000, Bombardier quiere ser el avión de lujo más codiciado

Se prepara un choque de titanes en el mundo de los aviones de lujo: Bombardier quiere usar su nuevo Global 7000 para robarle la corona del avión privado más codiciado al Gulfstream G650.

El derecho de alardear de esto no es lo único que está en juego. La mayor compañía aeroespacial de Canadá confía en el Global 7000 para impulsar las ventas en los próximos años después de ceder el control de su avión comercial más importante a Airbus SE.

Bombardier está tratando de ponerse al mismo nivel que Gulfstream, unidad de General Dynamics, que estableció el estándar de velocidad y comodidad con la primera entrega de su G650 hace cinco años.

Se está perfilando una prueba crucial, ya que Bombardier pretende entregar su nuevo avión privado a los clientes como muy tarde a finales de 2018. El rediseño de un ala demoró su debut durante dos años. Unas ventas enérgicas del Global 7000, con un precio de lista de u$s 73 millones, impulsarían la recuperación de Bombardier, y además justificarían una inversión de varios miles de millones de dólares en un avión que puede llevar a los pasajeros de Hong Kong a Nueva York con la comodidad de un dormitorio y una ducha.

Bombardier "se lo juega todo" con el avión, dijo Chris Murray, analista de AltaCorp Capital en Toronto, en una entrevista telefónica. "Una de las piezas clave de todo el plan de recuperación es que el 7000 se ponga en circulación sin ningún problema".

Vuelo suave

Las alas flexibles del Global 7000, que abarcan casi 32 metros, proporcionarán a los pasajeros un viaje más suave que los aviones de la competencia, según Bombardier. Una velocidad máxima justo debajo de la velocidad supersónica iguala la velocidad del avión más rápido de la industria. El punto de venta clave: una espaciosa cabina con cuatro áreas separadas para celebrar reuniones o echarse una siesta.

"Ya tenemos a gente preguntando por el 7000", dijo Pat Gallagher, jefe de ventas de NetJets, la compañía de aviones privados de Warren Buffett, que ha pedido un número no revelado de los aviones. "Es más grande que cualquier otra cosa que exista. Será el nuevo buque insignia de Bombardier, para NetJets y para la industria en general".

El éxito de Global 7000 puede depender, en parte, de cómo Gulfstream reaccione ante su primer competidor en el mercado de ultra largo alcance que creó con el G650. Es improbable que el fabricante de aviones renuncie a su primer puesto sin luchar.

Mantener el puesto

"Ciertamente, no me gustaría renunciar a ningún control del mercado que creo que nosotros construimos", dijo el presidente de Gulfstream Aerospace, Mark Burns, en una entrevista durante la mayor reunión de fabricantes de aviones privados en Las Vegas en octubre. "Eso es algo de lo que debemos ser conscientes".

Gulfstream apostó anticipadamente que los ricos estaban dispuestos a pagar por el tipo de características que ofrece el G650. La apuesta ha dado sus frutos, con más de 260 entregas del avión de US$69 millones desde su debut en diciembre de 2012. El G650 continúa estableciendo récords de velocidad, realizando un viaje de Tokio a Nueva York en menos de 11 horas.

El Gulfstream G650 reina hoy entre los aviones de lujo
El Gulfstream G650 reina hoy entre los aviones de lujo

La combinación de velocidad y distancia vende, dijo Burns, quien llama a su avión "inigualable". La versión de alcance extendido del G650 puede volar 7.500 millas náuticas, superando al Global 7000 en 100 millas náuticas.

Gulfstream entrega aproximadamente 60 G650 al año, lo que representa aproximadamente la mitad de las ventas del segmento, de acuerdo con las estimaciones de JPMorgan Chase & Co. El modelo ha ayudado a que Gulfstream sea el fabricante de aviones privados más rentable, con márgenes de ganancias operativas del 21 por ciento.

Cumplir las promesas

La unidad de aviones comerciales de Bombardier, con márgenes de ganancias del 8,5 por ciento, tiene un largo camino por recorrer para alcanzar a Gulfstream. El máximo responsable, Alain Bellemare, confiará en Global 7000 para ayudar a mantener su promesa de aumentar los ingresos anuales a más de US$20.000 millones para 2020. El fabricante de aviones dijo que ha invertido US$1.000 millones solo este año en desarrollar y producir el avión, siendo el costo total del proyecto "unos miles de millones de dólares", dijo Bellemare en una entrevista el jueves en Nueva York.

Del aumento esperado de 3.500 millones de dólares en ingresos anuales en la unidad de Aviones Comerciales de Bombardier para 2020, el Global 7000 por sí solo contribuirá probablemente con alrededor de US$3.000 millones, dijo el jueves el director financiero, John Di Bert, en la misma entrevista.

"Este va a ser un programa de rendimiento muy sólido", dijo Di Bert sobre Global 7000. "Va a crear un valor significativo para los accionistas. Va a estar funcionando por mucho tiempo".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí