El auto más caro del mundo: se vendió en u$s 70 millones una Ferrari 250 GTO

Sólo se fabricaron 39 unidades de ese modelo de competición entre 1962 y 1964. Entre sus logros, obtuvo la prestigiosa carrera del Tour de France, que duraba 10 días, en 1964. Lo compró el estadounidense David MacNeil, empresario y coleccionista de automóviles, que así ingresó a un selecto club.

El mercado de los coches clásicos siempre sorprende. Cada tanto, se vende alguna reliquia por cifras astronómicas. Esta vez, fue el turno de una Ferrari 250 GTO, que se vendió en nada menos que u$s 70 millones.

Se trata de un auto deportivo, fabricado entre 1962 y 1964, derivado del Ferrari 250 GT, creado para participar en la categoría GT de competición.

Su mayor logro fue coronarse como campeón en la prestigiosa carrera del Tour de France, que duraba 10 días, de 1964.

¿Su comprador? David MacNeil, fundador y CEO de WeatherTech, quien acaba de unirse así a uno de los clubes más exclusivos del planeta, tras pagar esos u$s 70 millones por esa Ferrari de competición. Se estima que el vehículo, con el número de chasis 4153 GT, es ahora el automóvil más caro del mundo.

MacNeil, con sede en Chicago, amasó una fortuna vendiendo alfombras de alta gama para autos y utilizó parte de sus ganancias para armar una colección de autos de clase mundial más que envidiable.

Esa colección propia incluye también una Ferrari 250 GT Berlinetta SWB, de 1960, que acaba de ganar el premio como "la mejor de su clase" en el Concorso dEleganza Villa dEste este año; y también otras perlitas de la marca del Cavallino Rampante, incluyendo un 250 GT Lusso, un 275 GTB, un 365 GTB / 4 "Daytona", un F40 y un F50.

Cuando el modelo Ferrari 250 GT fue creado, la FIA exigía como requisito para competir lanzar al mercado 100 unidades para su homologación. En este caso, sólo si hicieron 39 vehículos del modelo entre 1962 y 1964, pero pudo de todos modos participar de los circuitos. Al existir tan pocas unidades, es muy difícil que un propietario se desprenda de un ejemplar a cualquier precio. Muchos aseguran que su valor no puede medirse en dinero.

Definitivamente, este modelo cuenta con los precios más altos pagados por cualquier coche. En agosto de 2014, el precio más alto que se había pagado en una subasta por uno de los GTO de 1963 fue más de u$s 38 millones. Pero esta vez casi duplicó ese monto.

Fabricado en 1963, este Ferrari 250 GTO finalizó 4º en la clasificación general las 24 Horas de Le Mans de ese mismo año, pero se coronó al obtener la prestigiosa carrera del Tour de France de 1964. Sólo entre 1964 y 1965, compitió en 14 eventos, incluido el Gran Premio de Angola en el continente africano.

Su denominación, 250, hace referencia a la capacidad unitaria de cada cilindro (250 cc) y las siglas GTO expresan su condición de "Gran Turismo Omologata" (Gran Turismo Homologado). Compitió en muchas carreras y se conserva en estado original, sin haber registrado un solo accidente, algo que lo hace aun más interesante para un coleccionista.

Tuvo varios dueños en su historia; entre los últimos, figuran el alemán Herr Grohe, quien desembolsó u$s 6,5 millones para comprarlo; lo tuvo tres años y lo vendió al también alemán Christian Glaesel, quien lo mantuvo por 15 años. En estos días, lo vendió a David McNeil, por esos u$s 70 millones.

Comprar uno de estos autos permite ingresar a uno de los eventos más exclusivos del planeta, el tour 250 GTO en Europa, que es por invitación y exclusivo para propietarios. Entre los integrantes de este selecto club, figuran Ralph Lauren; el baterista de Pink Floyd, Nick Mason, y el multimillonario británico Lord Anthony Bamford, único hombre del mundo dueño de dos 250 GTO.

Comentarios1
Daniel Balmaceda
Daniel Balmaceda 08/06/2018 02:35:21

por dio, queria comprarla io


Recomendado para tí