Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Con diseño totalmente deportivo, probamos el DS3

La versión Performance cuenta con el histórico motor THP que usa el grupo PSA pero con una potencia incrementada hasta los 208 caballos potencia. Diseño totalmente deportivo y un comportamiento dinámico del más alto nivel.

Desde hace un tiempo que DS se consolidó como una marca en Argentina. Su referente es el DS3 que en 2011 llegó al país bajo la ala de Citroën y se consolidó como un referente del segmento de los compacto premium.

El DS3 Performance es la opción tope de gama. Ofrece un imponente motor de 208 CV, un diseño exterior e interior Deportivo y un comportamiento dinámico único. Todas estas características hacen que el pequeño francés se transforme en un modelo para unas pocas personas que buscan tener un auto distintivo y que le ofrezca las prestaciones del máximo nivel.

Su diseño es ultra deportivo. Tiene llantas de aleación de 18 pulgadas en negro brillante, trochas ensanchadas, suspensiones específicas (15 mm más bajas que los convencionales) y frenos reforzados (discos de 323 mm). Tiene la identidad 100% DS, incorporando la parrilla DS Wings, la firma luminosa DS Led Vision, con faros que combinan la tecnología Full LED y xenón, inspirada en la sutileza de los diamantes. Además, las ópticas traseras también son LED con efecto 3D.

DS3 Performance
El DS3 Performance es el modelo tope de gama.

Es un auto lindo y llamativo que mantiene la estética original del DS3 que de a poco se va convirtiendo en un clásico.

El interior tiene la misma configuración que tienen todos los modelos DS3 pero incorpora algunos detalles para ser un deportivo. Cuenta con butacas con nuevos tapizados que combinan tela y alcántara, amplificador Hi-Fi y algunos apliques y monogramas que hacen referencia a la versión Performance. El DS3 Performance es importado desde Francia y por ese motivo la calidad de materiales es de excelencia y los encastres están bien terminados.

La posición de manejo es de estilo deportivo. Más allá de las regulaciones del volante y la butaca, la posición es baja y algo incomoda para el uso diario. Para seguir con su línea atlética equipa un volante con la superficie inferior achatada, la pedalera de aluminio y una corta palanca de cambios.

Cuenta con unas medidas de 3,95 m de largo, 1,71 m de ancho y 1,46 m de alto y está dotado con un tablero que está sobreelevado para optimizar el espacio de las piernas. Teniendo en cuenta en el segmento que se ubica, el espacio trasero es correcto. Si bien no es fácil su acceso, una vez dentro el espacio para las piernas supera lo esperado y permite que cuatro pasajeros se acomoden. El baúl tiene unos 285 litros, respetable cifra para su segmento.

DS3 Performance
Es pura potencia y aceleración.

En cuanto a su motorización, equipa el poderoso motor naftero THP 1.6 con turbo, inyección directa e intercooler que alcanza los 208 CV a las 6.000 rpm y 300 Nm a 3.000 rpm. Esta versión está asociada a una caja manual de seis velocidades y, por supuesto, su tracción es delantera.

En realidad, es el conocido THP de los productos del Grupo PSA pero cuenta con un paquete técnico especial que está desarrollado por la división DS Performance. Tenes potencia en el momento que quieras. En baja, en alta, en el medio... en todos lados. Solo pisa con el pie derecho a fondo y tu espalda se pega al respaldo.

Las sensaciones de manejo son excelentes. Tiene estabilidad, buena dirección y un elevado ángulo de giro. Por supuesto, no está pensado para andar por la ciudad todos los días. Las suspensiones están reguladas para un manejo deportivo y la acotada distancia entre ejes hacen que se sienta todas las imperfecciones de los caminos. Donde mejor se desempeña es en los tramos de autopistas y su consumo de combustible en el ciclo mixto es de poco más de nueve litros cada cien kilómetros.

Por el lado de su equipamiento, cuenta con sensores de estacionamiento, seis airbags, frenos ABS (antibloqueo) con EBD (distribución de la fuerza del frenado electrónicamente) y asistencia al frenado de emergencia (BAS), control de estabilidad (ESP) y de tracción (TCS), luces de posición tipo LED, dirección asistida adaptable a la velocidad y ganchos ISOFIX para ajustar silla de niños, entre otros.

DS3 Performance
Su estética es ultra deportiva.

Dispone del Active City Brake, un sistema de frenado que permite evitar choques a baja velocidad (hasta 30 km/h) y que, en caso de distracción, mediante un sensor láser situado en la parte alta del parabrisas, detecta la presencia de otros vehículos y disminuye la velocidad o detiene completamente el automóvil, sin necesidad de pisar el pedal del freno.

Por último, el tiene un gran nivel de equipamiento de confort y una pantalla táctil de 7 pulgadas que tiene la posibilidad de asociar el Smartphone con los protocolos Apple CarPlay y Mirror Link.

La versión Performance del DS3 es única. El cliente que está buscando un vehículo con estas características seguramente quedará enamorado con todo lo que ofrece. ¿Tenes potencia? Si. ¿Te destacas sobre el resto? Si. ¿Tenes equipamiento de confort y seguridad? Si. ¿Tenes calidad? Si. Todas las respuestas para un usuario promedio son positivas, porque seguramente no le interese el confort de marcha en ciudad.

Su precio en el mercado es de unos u$s40.800-.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí