MIÉRCOLES 13/11/2019

Cómo el nuevo camión de Volvo ayudó a mejorar la producción de azúcar

La cosecha de la caña de azúcar es una tarea muy complicada y el pisoteo de los brotes es algo recurrente debido a la dificultad de maniobrar el vehículo con precisión. Con el objetivo de eliminar este problema, Volvo desarrolló su primer camión autónomo que logró reducir en un 4 por ciento las pérdidas.

“El sector cañero opera a gran escala porque el porcentaje de ganancia es pequeño. Nuestra solución asegura una mayor productividad en el campo y más rentabilidad en el negocio”, afirmó Bernardo Fedalto, director de camiones Volvo en Brasil en un comunicado de la empresa. El VM Autónomo fue diseñado especialmente para el sector cañero que anteriormente, por distintas causas, perdía un 12 por ciento de su producción anual.

El camión funciona de manera autónoma por los cultivos con una precisión de 2,5 centímetros en la dirección, ideal para poder juntar la cosecha sin arruinar los brotes que en el futuro se transformarán en plantas adultas. El conductor solo deberá cargar el mapa digital del cañaveral en la computadora de a bordo y dirigir el vehículo hasta el comienzo de la línea de cultivo.

El VM Autónomo redujo un 4 por ciento las pérdidas de los productores de caña de azúcar.

“Es un sistema muy avanzado, desarrollado a partir de tecnologías ya disponibles comercialmente en el Grupo Volvo para aumentar la eficiencia de la operación de transbordo de caña”, detalló Gilberto Ribas, vicepresidente de ingeniería de la automotriz sueca en América Latina. El nuevo modelo fue diseñado en poco más de un año por los ingenieros de la compañía en Curitiba, Paraná, en colaboración con los especialistas de la marca en la casa matriz en Suecia.

El VM Autónomo está equipado con dos antenas GPS de alta precisión, el sistema de giro Volvo Dynamic Steering que es característico de la marca, dos giróscopos de alta sensibilidad y una pantalla dentro de la cabina que actúa como una interfaz humano-máquina. Uno de los puntos fuertes del vehículo es su control lateral, ya que su precisión es una de las claves para poder aumentar la rentabilidad del negocio de la caña de azúcar.

El productor puede controlar el trabajo del camión de manera remota hasta que este termina su recorrido. Luego, debe retirarlo de la plantación para hacer el transbordo a los vehículos de transporte. "La tecnología de Volvo proporciona una gran precisión en el trayecto del camión mientras que el conductor acompaña la operación y utiliza el tiempo para otras tareas importantes, tales como el transbordo, descarga y otros controles administrativos de la operación", explicó Fedalto.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí