MIÉRCOLES 20/11/2019

Al volante del nuevo Fiat Cronos: puntos altos y bajos del modelo

RPM manejó la versión 1.8 Precision manual del Fiat Cronos, el sedán chico que se fabrica en Córdoba.

Al volante del nuevo Fiat Cronos: puntos altos y bajos del modelo

El Fiat Cronos ya está en las calles de la Argentina. Producto de una inversión de u$s 500 millones, el Grupo FCA concibió desde cero este modelo que se fabrica solo en la planta de Ferreyra, Córdoba, para ser comercializado a nivel local y regional, con el foco puesto en Brasil.

RPM tuvo la posibilidad de tomar contacto con la versión Precision 1.8 MT ($ 357.000, precio de lanzamiento), que se ubica entre la Drive 1.3 MT ($ 321.300) y la Precision 1.8 AT ($ 412.000). También hay dos packs opcionales intermedios que amplían la oferta.

El Cronos es "la versión con baúl" del Argo, el hatchback que se fabrica en Brasil. Utilizan la misma plataforma, aunque la del sedán tiene algunos retoques específicos. Y también se distinguen en el diseño frontal, uno de los más atractivos de su segmento.

La calidad de terminaciones en el habitáculo eleva la vara entre los autos producidos en Sudamérica. Está un escalón por encima del promedio, con encastres prolijos y soluciones agradables a la vista. Los materiales son de bajo costo (hay mayoría de plásticos duros), pero la presentación es muy buena.

El equipamiento de seguridad de las versiones más exclusivas es completo: viene con control de estabilidad y tracción, cuatro airbags, anclajes para sillas de niños, asistencia al arranque en pendientes, cámara de marcha atrás, sensores de estacionamiento y alarma. Pero ojo: de serie viene con apenas doble airbag y ABS, sólo lo obligatorio por ley.

En materia de confort, la crítica es la misma: las opciones "full" traen climatizador automático, control de velocidad crucero, apertura y encendido sin llave, volante de cuero con doble regulación, pantalla táctil central de 7 pulgadas con conectividad para smartphones, instrumental digital del mismo tamaño y tapizados de cuero, entre otros ítems. La más accesible ofrece cierre centralizado, levantavidrios eléctricos, aire acondicionado manual, radio con USB, entrada auxiliar y Bluetooth; volante multifunción, espejos eléctricos y no mucho más.

El motor es un naftero 1.8 litros llamado E.torQ. No se destaca en performance ni consumos, pero cumple con las necesidades básicas del usuario "tipo" de un sedán de esta categoría. 

La mecánica no es el fuerte del Cronos (la opción "base" trae un naftero 1.3) y Fiat lo sabe. Por eso está trabajando en el desarrollo de un motor turbo de cilindrada baja para el restyling o la nueva generación. Hay posibilidades concretas de que dicha motorización se fabrique en Córdoba. Se definirá en los próximos meses.

La dirección es muy cómoda para moverse por la ciudad, pero le falta algo de dureza y precisión a la hora de salir a la ruta.

Si se lo analiza como un vehículo de pretensiones familiares, el espacio en las plazas traseras está justo. A personas con una estatura superior a 1,85 metros le tocan las rodillas con el respaldo de los asientos delanteros y le roza la cabeza con el techo. Esto ocurre porque no aumentó la distancia entre ejes con respecto al Argo. 

En el baúl entran 525 litros. Está en el top tres de su segmento y entre los seis sedanes con mayor capacidad de baúl del país si se tienen en cuenta a los chicos y medianos. El listado de modelos contra los que podría decirse que el Cronos compite: Chevrolet Cobalt y Prisma, Toyota Etios Sedán, Renault Logan, Ford Ka Sedán, Peugeot 301, Citroën C-Elysée y Nissan Versa. El más directo será el Volkswagen Virtus.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí