MIÉRCOLES 20/11/2019

A prueba: cómo es la crossover de nueva generación del Fiat 500

La versión entrada de gama del crossover ofrece algunas líneas originales del histórico 500, un buen confort interior y tracción delantera.

La nueva generación del Fiat 500 marcó un nuevo punto de partida para este histórico modelo. Un vehículo que con el paso del tiempo debía reinventarse para ofrecer nuevas alternativas. Así nació el 500L y 500X, un crossover que mantiene los rasgos de diseño pero que se agrandó y se modificó para brindar más espacio en el interior y capacidad off-road con tracción 4×4 a demanda en las variantes tope de gama.

En Argentina, este modelo tiene pocos competidores. Lo más parecido al vehículo de Fiat son los SUV pequeños de las marcas generalistas pero no tienen las mismas características. Por eso, el 500X es un auto original que no tiene un oponente definido y que se ofrece como una alternativa para los que quieren un 500 "un poco más musculoso".

Fiat 500X
El Fiat 500X se ofrece en dos opciones en el mercado argentino.

Su diseño exterior es original y tiene personalidad. Es diferente a lo que se ve habitualmente en el mercado argentino. ¿Es un SUV? Puede ser porque comparte plataforma con el Jeep Renegade pero está pensado para otro tipo de clientes. Con proporciones diferentes, toma características del icónico 500 como la parte delantera, los faros redondos y la terminación del techo en formato hatchback.

Fiat pensó en darle un aspecto off-road y para ello cuenta con detalles en plásticos negros como los pasa ruedas y los zócalos inferiores, equipa barras de techo y el frontal también está terminado en plásticos duros para aumentar su despeje al suelo.

El interior tiene una calidad que está por encima de lo que ofrecen las marcas generalistas en nuestro mercado y eso se debe a que es producido en Italia en la planta de Melfi, para todo el mundo. Las butacas son cómodas y los apoyacabezas, fiel a estilo del 500, son redondos. La consola tiene colores combinados y la pantalla táctil multimedia de siete pulgadas es fácil de usar aunque no tiene mucha tecnología.

Fiat 500X
Tiene espacio para cuatro adultos.

La posición de manejo es alta, al estilo SUV, pero cómoda con regulaciones manuales. Los pasajeros traseros tienen buen espacio de hombros y de altura, a pesar de la terminación tipo hatchback. En lo único que pena un poco es en el espacio para las piernas, pero dos adultos (o tres niños) pueden viajar sin ningún tipo de inconvenientes.

En cuanto a sus capacidades, el baúl tiene unos 350 litros pero se pueden ampliar gracias a que el asiento trasero se puede plegar por partes. La rueda de auxilio, que está dentro, es de la misma medida de las que están equipadas.Asimismo, el tanque de combustible carga unos escasos 48 litros.

La motorización es la misma para las dos opciones que se ofrecen en nuestro mercado pero tienen diferente potencia. La entrada de gama (Pop Star) equipa el motor naftero 1.4 Multiair (turbo con intercooler) que alcanza los 140 CV y 230 Nm de torque. La otra (Cross) se reguló para desarrollar unos 170 CV y 250 Nm. La primera se combina con una caja manual de seis velocidades y tracción delantera y la otra dispone de la automática de nueve marchas, con convertidor de par, levas y tracción integral a demanda, con bloqueo de 4×4.

Fiat 500X
Motor 1.4 de 140 CV.

El motor tiene un buena respuesta. Tiene las características habituales de las unidades de la marca italiana: buen torque en baja a pesar de los 1.430 Kg. y algo lento para la aceleraciones. En autopista, a unos 120 Km/h, las RPM están alrededor de las 2.500 vueltas cuando se coloca la sexta marcha. En el consumo en el ciclo mixto (ciudad y autopista) gastó unos 7,9 litros cada 100 kilómetros.

A pesar que esta variante no ofrece 4×4, se puede hacer un pequeño “off-road”, gracias a su despeje de 180 milímetros. No es para el barro pero si para salir un poco del camino. En ciudad, el confort de marcha es bueno. Tiene suspensiones independientes, con esquema McPherson en las cuatro ruedas, la cabina está bien insonorizada y los pasos de marcha de la caja de seis son definidamente marcados.

Otra gran noticia del 500 X es su equipamiento de seguridad. Está por encima de la media de los vehículos Mercosur. Su fabricación en Italia para todo el mundo es un beneficio para los mercados emergentes. De serie dispone de siete airbags, frenos ABS (antibloqueo) con EBD (distribución de la fuerza del frenado electrónicamente), control de estabilidad, control de tracción, anclajes Isofix, asistencia al arranque en pendiente, monitoreo de presión de neumáticos y faros antiniebla delanteros y traseros.

Fiat 500X
La tecnología no es su fuerte.

Por el lado de confort, cuenta con climatizador automático bi-zona, apoyabrazos central de butacas delanteras, cierre centralizado de puertas automático con la marcha y por comando a distancia, control de velocidad crucero, computadora de a bordo, alzacristales eléctricos con sistema One Touch, volante con ajuste vertical y profundidad, llave de reconocimiento a distancia al conductor, botón (start/stop) de encendido de motor sin llave y sistema Start & Stop.

El Fiat 500X es un auto para unos pocos. Es para un cliente que busca un crossover diferente. Un purista del modelo italiano que tiene el corazón en la marca. Su diseño es original, su equipamiento está al nivel de lo que debería ofrecer y el motor responde en la ciudad.

Cuesta unos $934.300, un valor que está por encima de los SUVs pequeños tope de gama de las otras marcas generalistas.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí