MIÉRCOLES 13/11/2019

A prueba: Honda Civic Turbo CVT 173CV

La nueva generación del Civic tuvo tantos cambios que no hay ninguna parecido a su antecesor. Un diseño único, buena mecánica y un confort de marcha de lo mejor del segmento.

La décima generación del Honda Civic llegó para revolucionar. De mantener el clásico estilo japonés, se transformó en el modelo más rupturistas del segmento en cuanto a estética, equipamiento y espacio interior. Con estos grandes cambios, pasó a ser un referente en cuanto a características y equipamiento pero también se colocó como uno de los vehículos más caros del segmento que está compuesto por el Chevrolet Cruze, el Ford Focus, el Toyota Corolla, el Citroën C4 Lounge, el Peugeot 408, entre otros.

Lo primero que salta a la vista en su diseño exterior. El gran comentario es que el Civic “es diferente a todos”. Definitivamente es cierto si lo comparamos con sus competidores. Las medidas son: 4,63 metros de largo, 1,79 metros de ancho, 1,43 metros de alto y 2,70 metros de distancia entre ejes, el más grande del segmento C.

La estética rupturistas hizo que el Civic deje de ser un auto “elegante” para ser un deportivo que mantiene los lineamientos del segmento. Lo que respeta de la generación anterior es que, a pesar de ser bajo, tiene una línea de cintura alta y la parte trasera termina tipo fastback. La opción tope de gama, a prueba en RPM, contaba con techo corredizo, ópticas 100% leds, doble salida de escape y llantas de aleación de 17 pulgadas pintadas en negro.

Honda Civic 2018
El diseño exterior es de los más llamativo.

El Honda Civic es atractivo, llamativo y diferente. Seguramente, con estas cualidades seducirá al fiel cliente de la marca y llamará la atención de nuevos compradores.

En el habitáculo hay espacio para cuatro adultos. El único inconveniente es que, por la altura y el diseño, las plazas traseras no son lo suficientemente bajas para que las personas que superan 1,85 no tengan problemas con la cabeza y el techo. Ese es el único reproche que se le puede hacer al interior porque a pesar de tener esa medida podes ubicarte sin problemas porque el espacio para las piernas es amplio.

A su vez, la posición de manejo tiene regulaciones manuales para la columna de dirección y el asiento. Las butacas delanteras parecen sillones que se conectan con los apoyabrazos y una consola central con amplios lugares para guardar todo tipo de objetos. El freno de mano es eléctrico para obtener más espacio. Todo está recubierto en cuero microperforado para darle una mejor calidad. Los detalles, algunos con plásticos blandos, y los encastres de las piezas están bien terminados.

Honda Civic 2018
Así es la visión del conductor hacia el instrumental.

La calidad de los materiales es muy buena. Plásticos blandos en la mayoría de los revestimientos, aunque con esa filosofía japonesa que siempre prioriza la durabilidad antes que las sutilezas en terminaciones. Lo último para destacar en cuanto a espacio es el baúl. De los 376 litros que tenía la generación anterior pasó a los 525 litros. Sólo hay un “pequeño” punto a mejorar, la rueda de auxilio, que está por debajo del piso del baúl, es de uso temporal.

La prueba de RPM estuvo centrada en la versión tope de gama (EX-T). Equipa el 1.5 turbo, con intercooler e inyección directa que alcanza los 173 CV a las 5.500 rpm y los 220 Nm de torque entre 1.700 y 5.500 rpm. Las opciones de entrada (EX y EX-L) disponen de un 2.0 de 154 CV.

Todas las variantes están combinadas con la transmisión automática CVT. No hay más versiones con caja manual. Cuenta con siete marchas preprogramadas, levas al volante para el cambio secuencial y el modo Sport para cambiar el reglaje de la transmisión. La tracción es delantera.

El confort de marcha es uno de los mejores del segmento. El 1.5 Turbo tiene respuesta cuando es necesario y la caja CVT responde a la aceleración brusca. Por ahí una caja manual de seis marchas le daría un uso más deportivo.

Honda Civic 2018
El valor es elevado si lo comparamos con sus competidores.

En ciudad ofrece un buen torque a bajas revoluciones. En ruta y autopista el Civic viaja como pez en el agua. Su altura, sus dimensiones y su motor, hacen que tenga un porte necesario para realizar cualquier tipo de maniobra a alta velocidad. El consumo de combustible, en el ciclo mixto, dio 7,8 litros cada cien kilómetros.

Los frenos a disco delanteros ventilados y traseros sólidos tienen una buena respuesta. A su vez, la dirección, que cuenta con un sistema de asistencia eléctrica de doble piñón, tiene una precisión envidiable.

Por el lado de su equipamiento, cuenta de serie en todas las versiones con: seis airbags, control de estabilidad, asistencia al arranque en pendiente, ganchos Isofix, asistente de conducción deportiva y frenos con ABS, EBD y BA. La EX–T suma encendido automático de luces con sensor crepuscular y el Lanewatch, una cámara ubicada en el espejo derecho que se enciende (y se reproduce en la pantalla de la consola central) cuando accionas el guiño hacia la derecha. Con este sistema te olvidas del punto ciego y a veces de mirar el espejo derecho al realizar una maniobra para ese lado.

Honda Civic 2018
El Lanewatch es uno de los ítems del equipamiento que más llama la atención.

En tecnología y confort, la versión de entrada a gama dispone de un equipo de audio convencional, Bluetooth, USB y climatizador (sólo en la EX-T es bizona). Las opciones EX-L y EX-T agregan enchufe HDMI, router para conectarse al Wi-Fi y una pantalla táctil de siete pulgadas con navegador, cámara de retroceso y Mirror Screen (para Apple Car Play y Android Auto).

El Honda Civic llegó para hacer una revolución en el segmento y lo logró. Más espacio, tecnología y seguridad de primer nivel y un diseño envidiable. Con estas cualidades se coloca como un referente del mercado pero... ¿Vale la pena pagar semejante diferencia de dinero con respecto a sus competidores? Difícil porque más allá de sus cualidades la compra en este segmento muchas veces se decide por el precio. ¿Atributos? Le sobran.

La versión EX-T -tope de gama- cuesta unos $733.440-. Su competidor más vendido, el Toyota Corolla SEG CVT, alcanza los $577.900-.

Honda Civic 2018
Se vende sólo con caja automática.

Comentarios5
Virginia Borelli
Virginia Borelli 29/03/2018 06:15:00

tiene 2 services por año.... cada 6 meses o 10.000km... cada service sale 4.000

Eduardo Yllanez
Eduardo Yllanez 28/03/2018 06:51:39

Caro y mala atención en la agencia Devoto. Mejor otra marca

Charli DeLosNardos
Charli DeLosNardos 28/03/2018 03:55:44

En esos precios, te compras un Corolla que es un 30% mas barato, y con esos 155000 tenes combustible gratis por 3 años...Corolla o cualquier otro....ese Honda es caro

Jose Mandolesi
Jose Mandolesi 28/03/2018 01:36:33
Marcelo Alejandro Juguera
Marcelo Alejandro Juguera 28/03/2018 03:52:18

Espectacular pero........carisimo


Recomendado para tí