El Boat Tail

Jay-Z y Beyonce habrían comprado el auto más caro del mundo

El Rolls-Royce Boat Tail, diseñado a pedido, es un descapotable de u$s 28 millones. Un diario británico difundió que las estrellas musicales serían los famosos compradores del modelo más exclusivo de la marca ultra-premium del grupo BMW

Rolls-Royce es una de las marcas de autos más exclusivas. Hace poco más de un mes presentó el nuevo modelo más caro al mundo el Boat Tail ("Cola de bote"), un vehículo que fue diseñado por pedido exclusivo del rapero Jay-Z y su mujer, la cantante Beyoncé.

Desde sus inicios, la automotriz británica, que pertenece al Grupo BMW desde 1998, es referente global asociado al lujo sublime. Se caracteriza por producir pocas unidades y sus creaciones están hechas a medida.

Esta nueva versión que se creó a través de un departamento especializado para construir las carrocerías diseñadas a mano en conjunto con sus exclusivos clientes combina suntuosidad, tecnología, diseño de vanguardia y una mecánica única. Toma como base el Phantom Drophead Coupé, aunque adoptó mejoras considerables.

Elon Musk lanza el nuevo Tesla Cyber Truck: cómo es y qué tiene el "modo cangrejo" 

El descapotable sale a la venta con un precio de u$s 28 millones y fue encargado especialmente por los artistas y diseñado acorde a sus gustos y necesidades. Con este valor, se convierte en el vehículo 0 kilómetro más caro de la historia, superando al Bugatti La Voiture Noir, que se comercializó a u$s 18 millones.

Según el periódico inglés Daily Telegraph, la pareja de artistas diseñaron el auto más caro del mundo. Lo cierto es que la empresa nunca ofrece información sobre la identidad de los propietarios de sus creaciones.

Jay-Z es uno de los artistas de hip-hop más exitosos económicamente en Estados Unidos y mundialmente, y posee un patrimonio neto de más de u$s 1400 millones en 2021.

En el pasado, Rolls-Royce fabricó autos completamente personalizados. Pero desde hacía varios años no lo hacía. En 2017, lanzó el Sweptail, creado a demanda de un cliente adinerado cuyo nombre no trascendió. En ese momento, se estimó que costaba alrededor de u$s 13 millones.

El Boat Tail comparte el mismo motor que el Phantom: un propulsor V12 biturbo de 563 caballos de fuerza. Con un largo de 5,8 metros, tiene madera e incrustaciones de acero inoxidable que imitan la cubierta de un yate. Está pintado con un color bitono que también se encuentra en las llantas y en el ostentoso habitáculo de cuatro plazas.

Entre las excentricidades que ofrece, se destaca la posibilidad de realizar una especie de picnic con sus ocupantes, con los elementos necesarios para él: dos banquetas plegables con armazón en fibra de carbono y una sombrilla, construidos por el fabricante de muebles italiano Promemoria. La inspiración surge de la náutica, donde la marca se hace fuerte, especialmente por sus motores.

Además, contiene una heladera doble para albergar las cosechas favoritas y vajilla personalizada. Dentro de ellas, hay cunas especiales para guardar el tamaño específico de la botella. El cliente que encargó este modelo, cuya identidad se mantiene en el anonimato, creó su fortuna en torno al negocio de los vinos.

Otro detalle: la relojería suiza Bovet 1822 fabricó toda la instrumentación analógica. Además, el equipo de sonido de 15 altavoces fue modificado para usar la plataforma del vehículo como caja de resonancia.

También, un elemento de diseño clásico de los modelos de Rolls-Royce contemporáneos es un pequeño hueco en las puertas que permite guardar un paraguas por si cambia rápidamente el tiempo, algo que en Inglaterra es habitual.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios