Rolls-Royce conmemoró el primer vuelo transatlántico con una edición especial

El auto, del que solo se producirán 50 unidades, celebra el centenario del primer vuelo transatlántico sin escalas, realizado con un avión equipado con dos motores de la marca inglesa.

Rolls-Royce  presentó una edición especial del Wraith Eagle VIII para conmemorar el centenario del primer vuelo transatlántico sin escalas. El avión que realizó esa travesía en junio de 1919 era un bombardero Vickers Vimy modificado que quedaba de la Primera Guerra Mundial equipado con motores gemelos Rolls-Royce Eagle VIII de 20.3 litros, de 350 bhp.

Durante el vuelo fallaron todos la equipos de navegación. Por ello los pilotos John Alcock y Arthur Brown tuvieron que trazar su curso solo con las estrellas. Lo único que se mantuvo intacto fueron los dos motores de la marca inglesa.

Según Rolls-Royce, el exterior del Wraith es "evocador" de la "fascinante aventura nocturna" de la pareja, con su pintura gris en dos tonos, y sus ruedas y rejilla de acabado oscuro. El interior, en cambio, es mucho más audaz: cuero gris y negro, y mucho latón como homenaje al sextante que ayudó al dúo a encontrar su camino.

Para el tablero, Rolls usó madera de eucalipto ahumado, la "metalizó al vacío" con oro e incrustaciones de plata y cobre. Se supone que el efecto es "una interpretación abstracta moderna de la vista que la pareja disfrutó cuando, finalmente, su oficio despejó la espesa niebla y la nube".

Mientras tanto, el reconocido techo de estrella de Rolls refleja el cielo tal como apareció en la noche del vuelo. La trayectoria de vuelo y las constelaciones están bordadas con hilo de bronce, hay nubes bordadas más una única luz roja que muestra el momento exacto en que la pareja comenzó a navegar por las estrellas.

Solo se construirán 50 unidades.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí