Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Una marca de nicho en transición

Ernesto Cavicchioli, vicepresidente de Hyundai Argentina, compartió los planes para ampliar la gama SUV y comercial en 2017. Para el año que viene, el primer regional.

Una marca de nicho en transición

En 2015, Hyundai patentó 1.882 unidades; 1.838, en 2016. Pero, para este año, confía que alcanzará 4.000 unidades, motivadas principalmente por la renovada gama de SUVs que presentó 12 meses atrás y que, a lo largo del año pasado, comenzó a llegar al país.

Ernesto Cavviochioli, vicepresidente de la marca en la Argentina, explica: "2016 fue un típico año de transición. Se pasó de un sistema ultra restrictivo a uno abierto. Las decisiones en materia de producto se toman y los resultados se ven en cuatro o cinco meses. Para nosotros, el año arrancó en el segundo semestre. El primero fue un arrastre de 2015, con poco stock y una reducida cantidad de productos. Al llegar los SUVs en la segunda mitad, nos empezó a ir mejor por las características de los modelos y una demanda reprimida de dos años a causa del impuesto interno. La gente no compró directamente, y ahora comenzó la recuperación con la recompra de esos clientes. Esa fue nuestra estrategia, enfocarnos en los SUVs y comerciales".

En abril de 2016, lanzaron los Santa Fe y Tucson; en junio, Creta y Grand Santa Fe. En lo que va del año, según el Registro de Propiedad Automotor, el Tucson es el de mejor rendimiento en ventas: entre las cuatro versiones acapara 401 unidades. Es seguido por el Creta, con 181; Santa Fe, con 140; y su versión extendida, con 30. Para lograr el estirón en matriculaciones, Hyundai sumará una versión Turbo a la gama Tucson. Se trata del motor 1.6 TGDI de 177 CV y 27 kgm de par que se asociará a una caja automática de siete marchas con tracción integral, y convivirá con el naftero 2.0 de 155 CV y diésel 2.0 de 185 caballos.

La otra pata de la estrategia es aumentar la oferta de utilitarios. El año pasado lanzó los HD78 y H100, dos camiones livianos que llegan desde Corea del Sur, y continuará este año con los arribos del HD65 y el Furgón H350. "Este segmento está muy atado a la evolución de la economía. Cuando hay recesión, es el primero que cae; y, cuando se reactiva el país, el primero en subir. Creo que se va a recuperar y vamos a tener protagonismo. La H100 se vendió muy bien; con el HD78 siempre tuvimos cerca del 10% del market share del segmento; el H350 se hace en Europa y tiene mucha calidad, y hay un cliente que demanda esa tecnología", analiza Cavicchioli. Y añade: "En lo negativo del año pasado, la devaluación nos afectó porque los autos que vendemos están en dólares. Eso hizo que cierta parte de la gama quedara resagada, incluso los más económicos, como el i10 o H1. La reactivación de los SUVs hizo que eso se compense".

No todos son nubarrones. El año que viene llegará el Accent, quinta generación del sedán que se fabricará en México y volverá al país tras 15 años de ausencia, mientras que se espera la nueva generación del i30, presentada en 2016 en el Salón de París. "Más adelante, la estrategia pasará por la competitividad de los autos en los segmentos A, B y C. En la medida que podamos tener uno hecho en México y a buen precio, podremos competir. Somos una marca de nicho en transición a una de volumen medio. Con mayores ventas, hay que mejorar la red de concesionarios y lo hemos hecho de cara la próxima etapa. Pensamos en un año de 4.000 unidades y en uno o dos más, llegar a las 8.000. Con fabricación regional, podremos ir por mucho más", cierra.
 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar