Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Los nuevos compactos extrazona que le pelean a los del Mercosur

De a poco comenzaron a llegar modelos que tienen un precio competitivo a pesar de su origen fuera de la región y bondades suficientes como para ganarse un lugar en el segmento B.

El Volkswagen Polo por dentro.

El Volkswagen Polo por dentro.

El mercado automotor sufrió cambios desde que asumió Mauricio Macri, con medidas como la eliminación del cepo y el hecho de levantar los pisos de los impuestos a los "autos de lujo". Ahora, diversas automotrices aceleraron los procesos de homologación de productos que no estaban en los planes hasta hace poco. Además del contexto, influye que algunos de estos productos tienen un precio FOB atractivo, a pesar de ser fabricados en países extrazona, por lo que pagan un arancel del 35%. Pero, ¿qué es el FOB? Es una cláusula de comercio internacional que se utiliza para operaciones de compraventa en las que el transporte del producto se realiza por barco. Ese precio es agregado por la casa matriz, y le siguen otros impuestos y tasas que hacen al costo de traer un extrazona. Así fue que el segmento B se fue poblando de "extranjeros" que vienen a convivir con los productos de la "patria grande". Los tres protagonistas de esta nota se ubican en el B+, y llegan para darle pelea a vehículos que tienen un buen nivel de ventas en la Argentina.

Volkswagen Polo

Llegó a fin del año pasado de la India. Su nombre había dejado una huella en la Argentina tras el paso del Polo Classic, un sedán económico que se produjo en el país de 1996 a 2008 y que fue un auténtico best seller. Aunque este no tiene nada que ver con aquel, dado que se ubica entre un Voyage y un Vento, ocupando de algún modo el lugar que dejó vacante el Bora desde fin de 2014.
Según la Cámara de Comercio Automotor, entre enero y septiembre se patentaron 2.849 unidades del sedán, que solo se ofrece en versión Comfortline. Tiene reproductor de CD, MP3, tomas AUX y USB , SD Card y conectividad Bluetooth; pack eléctrico, volante multifunción de cuero, computadora de a bordo, climatizador automático, control de velocidad crucero y tapizado de tela. En seguridad, doble airbag y frenos ABS, y suma cinco cinturones de tres puntos, ganchos Isofix y faros antiniebla delanteros. Existen dos opciones de transmisiones: manual de cinco marchas o automática Tiptronic de sexta, que se asocian a un motor 1.6 naftero de 16 válvulas, 105 CV y 15,6 kgm de par a 3.750 rpm.
El precio del Polo con caja manual es de $ 337.603, mientras que la versión Tiptronic cuesta $ 355.000. Frente al Vento más básico, cuesta $ 32.551 menos, aunque de esta versión ya queden algunas unidades debido al recambio de motores que se dio en el último mes. Al igual que el resto de la gama Volkswagen, su garantía es de tres años o 100.000 kilómetros.

Citroën C-Elysée

Su llegada comenzó a rondar por la cabeza de los directivos de Citroën cuando José María "Pechito" López logró con él el primero de los tres títulos del WTCC en 2014. Claro que aquel no tiene nada que ver con el que luego llegó al país desde España, pero su nombre asociado a un logro automovilístico internacional y su posicionamiento en la gama doméstica del doble chevrón hicieron posible su llegada.
Se ofrece un solo nivel de equipamiento y se ubica por debajo del C4 Lounge nacional. El de las cuatro puertas es un segmento que Citroën tenía descuidado, dado que ya hace tiempo que no ofrece el C5, concentrando su oferta en el segmento monovolumen familiar desde hace unos años: Berlingo Multispace, C3 Aircross y Picasso (ahora se unificaron en el primero), y C4 Picasso y Grand C4 Picasso.
A nivel seguridad, tiene airbags frontales y de cortina delanteros, frenos ABS con EBD, Isofix y control de estabilidad. Cuenta con aire acondicionado, pack eléctrico, reproductor de CD, MP3, tomas USB y AUX y Bluetooth, control de velocidad crucero y limitador de velocidad, espejos exteriores eléctricos, regulación interna de faros, volante regulable en altura y sensores de estacionamiento traseros sonoros con representación en el instrumental.
El motor es un naftero 1.5 de 16v, 115 CV y con 15,3 kgm de par a las 4.000 rpm. La caja a la que se asocia es una manual de cinco marchas y su tracción es delantera. En relación a la motorización, durante su presentación, Luis Basavilbaso, presidente del Grupo PSA en el país, adelantó que el año que viene llegará una variante diésel, una sana costumbre que caracteriza a los vehículos Peugeot y Citroën.
El precio del C-Elysée es de $ 315.000 y cuenta con dos años de garantía o 100.000 km. Tanto el sedán español como el Polo tienen los mismos rivales, hechos en el continente: los mexicanos Chevrolet Sonic LTZ con motor 1.6 de 16 válvulas y 115 CV y cajas MT 5 y AT 6; Ford Fiesta SE Plus con un 1.6 de 16v y 120 CV, asociado a una caja manual de cinco marchas, cuyo valor es de $318.500 (la variante AT 6 cuesta $360.000); y Nissan Versa Exclusive 1.6 de 16v y 107 CV con caja AT 4, $ 320.000; y el brasileño Fiat Grand Siena Essence 1.6 de 16v y 115 CV MT 5 ($312.000).

Toyota Yaris

La tercera generación del compacto llega desde Tailandia. Su primera aparición en la Argentina fue en el Salón del Automóvil de Buenos Aires del año pasado. Se vende en una sola versión, S, en un número acotado de unidades para estudiar su comportamiento en la Argentina.
Monta el 1.5 Dual VVT-i de 1,5 litros de cilindrada, el mismo del Toyota Etios desde este año y que cuenta con apertura variable de válvulas para optimizar el consumo de combustible. En donde cambia es en el caballaje, dado que en el Yaris rinde 107 CV, mientras que en el producto de Brasil, 103, y el torque es de 14,3 kgm a las 4.200 rpm. La caja es una CVT.
Su ficha de equipamiento acusa doble airbag y frenos ABS, mientras que a lo básico en seguridad suma cinco cinturones inerciales, ganchos Isofix, encendido automático de luces y faros antiniebla traseros. Tiene aire acondicionado manual, pantalla táctil con reproductor de CD, Mp3, Bluetooth y toma USB, espejos de ajuste y rebatimiento eléctricos, pack eléctrico, volante regulable en altura y encendido y apagado automático de luces.
El precio con el que el Yaris sale al mercado es de $ 347.000 y con garantía de tres años o 100.000 km. Dentro de la gama de la casa japonesa es la única variante hatchback aparte del Etios, y cuesta $ 53.900 más que la versión Platinum del producto brasileño con caja automática de cuatro marchas.
//Lucas Amestoy

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar