Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los históricos que no pierden vigencia

Los clásicos vencen al tiempo, pero no son ajenos a las demandas techie. Varias marcas revivieron a sus autos más vendidos, con nuevos motores, pero con el espíritu original.

La relación que establece una persona con su auto puede llegar a ser, en no pocas ocasiones, más sentimental que con cualquier otro objeto. Miles de historias reflejan que los "fierros" pasan de generación en generación y que llegan a tener un estado de conservación excepcional.
Las automotrices dan cuenta de esto. Saben que hay modelos perdurables que son blanco del deseo de los fanáticos. Así es como se les da nueva vida a los clásicos de otras épocas, pero con un diseño moderno y la tecnología del siglo XXI.

- Citroën 2CV: 1947-1980
El querido "sapo" para los argentinos fue creado como un vehículo súper económico y de bajo costo operativo. Se presentó por primera vez el 8 de octubre de 1948 en el Salón del Automóvil de París con un motor bicilíndrico refrigerado por aire de 375 c.c. y una potencia de 9 CV. Pesaba solo 600 kilos. Tan hondo caló este modelo en el corazón de los argentinos que hasta el papá de Mafalda compró uno.

- Mustang: 1964-presente
Si bien no es un auto con mucha presencia en el país, el Ford Mustang es bien conocido en estas tierras. Protagonista de decenas de películas de Hollywood y compañero de ruta de muchos de los actores más famosos, el primer modelo era impulsado por un motor 3.0 V8 de 302 CV. La versión actual, presentada recientemente en la Argentina, monta un propulsor V8 de 32 válvulas, 5.0 de 421 CV. El modelo original costaba u$s 2.368. Ahora, en la Argentina tiene un valor de $ 1.425.000.

- Corvette: 1953-presente (Rick Allen)
En la vereda de enfrente a la del Mustang se encuentra el Corvette. Elegido por cientos de estrellas de rock, este Chevrolet se lanzó con un motor 3.0 con seis cilindros en línea y 150 caballos de fuerza. En la actualidad, el propulsor es un V8 atmosférico, 6.2 455 CV que acelera de 0 a 100 en 4 segundos.

- Camaro: 1967-2002 2010-presente
Pero la misma marca no se quedó ahí con los vehículos deportivos. Años después (en 1967) lanzó el Camaro con un motor 5.4 de 210 CV, algo impensado para la época. El modelo presente con el impulsor más picante es el Camaro SS que tiene debajo del capot un motor 6.2 V8 de 405 CV.

- Fiat 500: 1957-1975 1991-1998 2007-presente
Volviendo a los autos más de uso cotidiano, Fiat fabricó el 500 en tres períodos distintos, lo que muestra que el éxito de este compacto no se frenó ni siquiera al ser descontinuado. El primer motor alcanzaba una potencia máxima de 13 CV que le permitía llegar hasta los 85 kilómetros por hora, asociado a una caja manual de cuatro marchas. Muy distinto al 1.4 de 101 CV de hoy en día.

- Beetle. 1938-2003
El famoso escarabajo nació en un momento difícil, un año antes de la Segunda Guerra Mundial. La idea era crear un auto económico y que esté al alcance de todos los alemanes. La primera motorización que tuvo este modelo de Volkswagen fue de 800 centímetros cúbicos. Es uno de los vehículos más vendidos de la historia global y, también, uno de los más longevos. Los últimos modelos fabricados en México eran destinados para ser utilizados como taxis con un motor 1.6. El nuevo Beetle, la apuesta moderna, tiene una versión deportiva con un impulsor 2.5 que posee cinco cilíndor en línea y 20 válvulas.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar