Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Los deportivos salen a la calle

Crece la tendencia de los autos de uso cotidiano que tienen una versión más picante. Las opciones van desde vehículos pequeños hasta sedanes de lujo. Motores potentes, aceleraciones frenéticas y mucha agilidad.

En la industria automotriz, hay lugar para todo. Hay quienes buscan un auto cómodo para el uso cotidiano y los que disfrutan de un manejo ágil y veloz. También, existe una opción en la que se conjugan estas dos demandas.
Se trata de las versiones deportivas de los autos de calle. En el mercado local es cada vez más común que las marcas sumen un modelo potente de sus productos más vendidos. Más caballos de fuerza, aceleraciones explosivas y modificaciones en los chasis se incorporan en vehículos que por fuera no difieren demasiado de los autos que se ven circular día a día.

Sandero RS

Renault presentó una versión deportiva del Sandero. Este mediano monta un propulsor 2.0 de 145 CV. Posee frenos ABS con distribución electrónica de la fuerza de frenado EBD, control electrónico de tracción ASR y asistencia para partidas en pendientes HSA. La dirección fue recalibrada para entregar más asistencia en maniobras a baja velocidad y es más rígida cuando se acelera. Este sistema de dirección, Electro-hidráulica progresiva, posee una bomba eléctrica con un pistón que hace fluir un líquido a presión sobre el sistema de dirección, independientemente de las RPM del motor y así ajustar el nivel de asistencia dependiendo de la velocidad hasta incluso desconectar la bomba eléctrica cuando no es necesaria y así reducir el consumo.

Fluence GT2

Tiene un motor naftero 2.0 de 190 CV y alcanza los 222 km/h. Las suspensiones estrenan reglajes y obtienen más rigidez: abrevia al mínimo las inclinaciones y ajusta los movimientos de la carrocería en condiciones de total exigencia. Como equipamiento, posee ESP (Control Electrónico de Estabilidad) y del ASR (Control Electrónico de Tracción) y un redimensionado sistema de frenos por el cual los cuatro discos no sufren con el aumento de temperatura. Tiene EBD (Distribución Electrónica de Fuerza de Frenado), AFU (Asistencia de Frenado de Urgencia) y EAB (Encendido Automático de Balizas). El equipamiento de seguridad activa tiene seis airbags y en las plazas traseras se configuran fijaciones normalizadas Isofix para el anclaje de sillas de niños.

Vento GLI

Volkswagen tiene la versión picante del Vento. El GLI está equipado con un motor 2.0 de 211 caballos de fuerza, que puede estar asociado a una caja manual y automática DSG, ambas de seis marchas. Este vehículo del segmento C llega a una velocidad punta de 240 km/h y tiene un equipamiento, en el que se destaca su llave presencial con botón start & stop, alarma de punto ciego, asientos calefaccionables y el sistema AppConnect, que permite reflejar las funciones de los smartphones en la pantalla central del vehículo. Está equipado con llantas de 17”, pinzas de freno rojas, spoiler sobre el baúl, faros de xenón, seis airbags, frenos ABS con EBD, control de estabilidad, control de tracción, diferencial electrónico XDS y anclajes Isofix.

Golf GTi

Tardó en llegar a la Argentina, pero la espera terminó a principios de este año. La versión deportiva del Golf está equipada con un motor TSI 2.0 de 220 CV, que está asociado a una caja automática secuencial DSG con seis marchas y levas al volante.
Posee suspensión deportiva y un menor despeje, lo que proporciona un mayor aplomo cuando se conduce a alta velocidad. Calipers de freno pintados en rojo, doble salida de escape cromadas, llantas de 18 pulgadas, faldones laterales y faros oscurecidos de LED acentúan su personalidad atrevida. En cuanto a la carrocería, no tiene demasiadas diferencias con su hermano, pero posee la sigla GTi en la parrilla y es algo más baja, lo que le otorga una mejor tenida.

Fiat 500 Abarth

Tiene un motor naftero 1.4, y así, parece poco. Pero sus 16 válvulas y su Turbo Multiair le dan al Fiat 500 Abarth 167 caballos de poder. El compacto de la casa italiana llega a acelerar de 0 a 100 en 6,9 segundos y logra un empuje agresivo. Posee siete airbags (dos frontales, dos laterales, dos de cortina y uno de rodilla), sistema de frenos ABS (antibloqueo) con EBD (Distribución electrónica de frenado), ESS (señal de detención emergencia), ESC (control electrónico de estabilidad), TCS (Control de Tracción), TTC (Torque Transfer Control). El 500 Abarth trae climatizador, asiento con memorias, sistema Blue & Me, volante multifunción, dirección asistida, faros con ajuste de altura eléctrico, pinzas de freno en color rojo, sistema de audio premium y techo solar eléctrico.

C4 Lounge S

Tal vez con un diseño más sobrio, pero con un carácter atrevido, el C4 Lounge S es la opción que Citroën ofrece para los que buscan adrenalina. La nueva versión será presentada en septiembre y debajo del capó tendrá el motor THP de alta performance, que cuenta con 165 CV y lo lleva hasta una velocidad máxima de 215 km/h. Este propulsor está asociado a una caja manual de velocidades y tiene una aceleración de 0 a 100 en 8,9 segundos. Además posee un chasis balanceado para su rendimiento, lo que le da una estabilidad notable y una mejorada tenida en ruta. El equipamiento de seguridad incluye frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS, EBD y AFU, doble airbag frontal, ganchos Isofix, sistema superbloqueo antirrobo y ESP.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar