Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Las motos volvieron a rugir en Termas

Por tercer año consecutivo, el espectáculo del MotoGP se dio cita en Santiago del Estero. Allí se confirmó la extensión del contrato por tres años más. Qué dejó el espectáculo que convoca a los fans de las dos ruedas.

por  MANUEL PARERA

Enviado especial a Santiago del Estero
0
Las motos volvieron a rugir en Termas

La victoria de Marc Márquez, a bordo de su Honda RC213V, fue el cierre de un fin de semana que vibró al ritmo de las motos en las curvas y rectas del Circuito Termas de Río Hondo y también en las calles de la ciudad. Una ciudad que se vio alterada de principio a fin por los fanáticos, que coparon el céntrico Parque Güemes al ritmo de los motores.

Caminar por las calles termenses pos-jornada deportiva resulta una misión imposible. La multitud se congrega en la plaza del centro comercial, donde hay más motos que personas. Modelos de todos los tamaños y cilindradas, conviven para que los fanáticos se acerquen con sus cámaras y se lleven un recuerdo. Motociclistas de distintas provincias o países vecinos juegan a conquistar al público con alaridos de potencia.

Es la postal que uno se lleva. Infinidad de cámaras y teléfonos tratan de captar ese momento, donde los "pilotos amateurs" son la atracción. Eso se combina con música de todos los estilos: desde el escenario bajan bandas y grupos de folklore, aunque también se escuchan los pegadizos coros de cuarteto o reggaeton.

Es sábado a la noche y todo está preparado para la acción. Por todos lados, los seguidores de Valentino Rossi no dejan de mostrar su fanatismo. Sueñan con repetir lo sucedido en 2015, en este mismo circuito, lo que para ellos fue una clase magistral de manejo, ante el gran retador de estos tiempos: el ya bicampeón Márquez.

En aquella oportunidad, el piloto de Honda salió de la pole y tomó la delantera. El italiano, que lo seguía de atrás, mostró su ingenio con la decisión de montar un neumático trasero extra duro, lo que le permitió mantenerse a tiro del español y llegar al final de la carrera con posibilidades concretas de dar el zarpazo. A partir de allí, Rossi pareció tirarle su leyenda encima (suma siete títulos mundiales de MotoGP), y después de varios toques y sobrepasos mutuos, el piloto español terminó fuera de competencia.

Fue la previa perfecta para la edición 2016. En el ambiente del MotoGP quedó marcado que en Termas comenzó la rivalidad que hoy marca el circuito. "Es una pista que me gusta, y una buena posibilidad de confirmar la puesta a punto de la moto", afirmó Márquez a RPM, días antes de la carrera. Su contundente victoria, de punta a punta, casi sin sobresaltos (logró un tiempo de 34 minutos y 13 segundos, en 20 vueltas), evitó que se volviera de repetir aquella escena, más allá del segundo puesto del de Yamaha (a bordo de la YZR-M1), fruto del incomprensible toque entre las dos Ducati (en el que toda la responsabilidad cayó sobre la espalda de Andrea Iannone, que embistió a su compañero y compatriota italiano Andrea Dovizioso).

Tercero fue Dani Pedrosa, también a bordo de una Honda (ex campeón en 125 cc -2003- y en 250 cc -2004 y 2005). Junto con Jorge Lorenzo, vigente campeón mundial y compañero de equipo de Rossi, fueron las atracciones de un evento que se disputó por decimotercera vez en el país.
Una historia que se remonta a 1961 en Buenos Aires, recordada por ser la primera fecha del circuito mundial celebrada fuera de Europa.

Desde hace tres años en Termas, la edición argentina es uno de los 18 grandes premios que se disputan cada temporada. Si bien resulta atractiva la adrenalina que vuelcan los pilotos en las competencias de Moto3 (sustituta de los 125 cc) y Moto2 (600 cc), el MotoGP es la prueba madre, que habilita una capacidad máxima de motores de 1.000 cc (máximo de 4 cilindros de 81 mm, y un peso mínimo de 157 kg).
Impacto motor

Como migajas del final, queda el análisis de lo que este "circo deportivo" representa para una ciudad como Termas de Río Hondo. Según datos oficiales, los 137.000 espectadores que se acercaron al circuito durante el fin de semana generaron un impacto económico de alrededor de $ 575 millones (10% del ingreso anual por turismo en dicha ciudad). "El MotoGP generó riqueza, productividad, fuerte presencia de marca, tanto de Santiago como de la Argentina", señaló el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, en conferencia de prensa. Destacó que se generó un movimiento 50% superior a 2015 y que se crearon 1.700 puestos de trabajo. En el debe, otra vez, estuvieron las deficiencias en infraestructura, sobre todo a nivel de rutas de acceso.

Sí muy destacada fue la ocupación de hoteles cuatro y cinco estrellas al tope de capacidad, tanto en Termas como en Tucumán, para recibir a turistas que llegaron desde España, Colombia, Brasil, Gran Bretaña, Alemania, México o los Estados Unidos. Según OSD, compañía promotora del evento, un 20% de los asistentes arribaron desde países limítrofes y del cordón andino, con una fuerte presencia de sectores del campo, que impulsaron la demanda de entradas desde febrero.

Como condimento, el museo del circuito, ubicado en la entrada principal, se convirtió en una atracción más. Unas 600 personas lo visitaron, a razón de $ 50 la entrada, durante el fin de semana, según afirmaron a RPM desde la organización. Allí, entre modelos de distintas categorías, como Fórmula 1, TC 2000, Turismo Carretera, Monomarca del NOA hasta recreaciones de modelos de Le Mans, el mayor atractivo sin dudas pasa por el monoplaza de Fórmula 1 Benetton B196, diseñado por Ross Brawn y Rory Byrne, para la temporada 1996 y que fuera conducido por el francés Jean Alesi. Entre las motos, unas 30 en exposición muestran un repaso por la evolución de la categoría sport en el último siglo.

Por tres años más

En tiempos de austeridad, el Gobierno Nacional puso foco en los gastos. Según los datos oficiales, para la organización este año del Rally Dakar se invirtió un 25% menos que para la edición 2015, algo que aseguraron también se logró con el MotoGP (que exige un canon aproximado de 5,5 millones de euros). Para las próximas temporadas, ya confirmadas por tres años más en esta ciudad, el rugido de las motos está asegurado. Así lo afirmó Carmelo Ezpeleta, consejero delegado de Dorna Sports: "Ha sido un gran proyecto y todos hemos contribuido a crear un circuito con un inmejorable ambiente para competir. En Sudamérica existe una gran pasión por las competiciones de motor y estamos orgullosos de hacer posible que MotoGP siga viniendo a la Argentina", afirmó.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar