Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Destinos para romper la ‘Brasildependencia’

Más de la mitad de lo que se produce en la Argentina se exporta, principalmente, al país vecino, cuyo mercado atraviesa una profunda caída en ventas, lo que hace trazar nuevos rumbos en el continente. Qué plazas están en la mira.

Para entender la situación exportadora argentina hay que ver dos aspectos: su posición geográfica y especialización. La primera no es de privilegio, como en los países centrales de Europa, pero al tener como vecino a Brasil, con 200 millones de habitantes, el panorama es distinto. La industria local se especializa en dos segmentos: vehículos medianos y pick-ups, mientras que su socio estratégico lo es principalmente en compactos, como los Volkswagen Gol o Toyota Etios (aunque hay excepciones).
Sin embargo, esto no blinda al país del resfrío fruto de la gripe que afecte a Brasil porque la mayoría de lo que se fabrica localmente se exporta al país vecino. Según Adefa, en 2010 se fabricaron localmente 716.540 unidades y se exportaron 447.953; en 2011, fueron 828.771 unidades y se mandaron 506.715 al exterior; al año siguiente, fueron 764.465, con 413.472 envíos; en 2013, 791.007, y 433.295; en 2014 se produjeron 617.329 y se exportaron 357.847; y el año pasado la producción cayó 12% y las exportaciones 31,3%. De las 3.634.511 unidades de automóviles y comerciales livianos vendidos en 2012, se pasó a 2.476.891 el año pasado (según Fenebrave, Federación de Distribución de Vehículos Automotores de Brasil), mientras que las expectativas para 2016 arrojan cifras peores.
Ante esto, resulta imperioso buscar nuevos destinos. La que rompió el molde fue Mercedes-Benz al exportar a Norteamérica la Sprinter, que fabrica en Virrey del Pino (La Matanza). El destino quiso que los últimos años en Brasil no fueran buenos para este utilitario, con una caída en las unidades exportadas desde 2014, lo que propició que se encontraran nuevos rumbos: EE.UU. y Canadá recibirán este año 8.000 y 600 Sprinter, respectivamente. Este destino le permite mantener los dos turnos de producción e incorporar 225 operarios. A saber: esa Sprinter no es la misma que se vende en los concesionarios locales, por lo que fue necesaria su adecuación.
La Vito tuvo 681 unidades enviadas a Brasil el año pasado, mientras que en esta primera parte de 2016 fueron 400. Desde la marca trabajan para replicar la obtención de la "green card" que consiguió la Sprinter, mientras continúan las exportaciones a Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Guatemala, Haití, Perú, Panamá, Uruguay, Paraguay, Dominicana, El Salvador y Trinidad y Tobago.
El camino hacia el norte también lo está emprendiendo Toyota. La filial con sede productiva en la localidad bonaerese de Zárate cargó los primeros barcos con Hilux y SW4 hacia Ecuador, Perú, Costa Rica, Nicaragua, Panamá, Honduras, El Salvador, Guatemala y República Dominicana, además de Chile y Bolivia. Para conseguir su abastecimiento, se destinaron u$s 800 millones en ampliar la planta, lo que dará como resultado en que el próximo año Toyota aumente 30% el volumen de producción. Sin embargo, Daniel Herrero, presidente de la filial argentina, fantasea con el sueño americano, ya que allí la Hilux no se vende, sino que el segmento mediano lo ocupa la Tacoma, otra pick up de la marca japonesa: "Exportar a EE.UU. es un proyecto que debe ser evaluado según diferentes variables. El lanzamiento del nuevo modelo de Hilux, la calidad del producto y el incremento en la capacidad productiva de la planta de Zárate en esta etapa nos deja en una muy buena posición para incorporar nuevos mercados en el futuro", asegura el ejecutivo. Mientras tanto, los nuevos 11 destinos se suman a Brasil, Colombia, Paraguay y Uruguay.
Antes de esto, Volkswagen dio el primer gran paso en búsqueda de romper con la ‘Brasildependencia’. En 2010 presentó la Amarok, la primera pick up de su historia que solo se fabricó en la Argentina durante todo 2011, año que produjeron 76.965 unidades, de las cuales 42.480 se exportaron a Europa, 126 unidades menos del total global a ese destino en ese año, y representó el 8,41% de las exportaciones, que tuvo el 81% de destino brasileño.
Hoy, Volkswagen vio reducido el número de unidades enviadas al Viejo Continente debido a que ahora también se fabrica en Hannover, Alemania. Si bien supo tener en 2011, 99 países en donde colocar su productos, en 2015 fueron 77, mientras que desde General Pacheco esperan reducir a 20% la cantidad de unidades enviadas a Brasil. A esto ayudará el aumento de cupo exportador hacia México, con el que ubicarán 3.000 Amarok.
Este es el segundo destino favorito de las terminales, dado que el año pasado ocupó ese lugar en el ranking con 12.342 unidades, y en lo que va de 2016 se exportaron 6.338. En 2015 se firmó un acuerdo que asegura el intercambio comercial de vehículos hasta 2019. Mientras tanto para tener una idea del volumen del mercado, el número de 0km patentados hasta junio es de 721.856. La última novedad pasa por Fiat, que envió 115 unidades del Palio, un número ínfimo y que no ayuda suplir las caídas de Brasil de los últimos años: 71.478 exportaciones en 2013. 58.227, en 2014, 29.709, en 2015, y 14.013 en los primeros siete meses de este año. Sin embargo, se espera con ansias el lanzamiento en el segundo semestre de 2017 del proyecto X6S, que sería una reinterpretación sudamericana del Tipo europeo, y que se fabricará en Ferreyra. Tendrá un ritmo de producción anual de 100 mil unidades, Argentina será el único país en fabricar la versión cuatro puertas, y el 80% de lo fabricado, se exportará.
En GM desde hace un año no se exporta el Agile a Brasil, y hace poco fue confirmado el cese de ventas del Classic. A pesar de esto, el Cruze ya se consigue en concesionarios brasileños (también en Uruguay y en septiembre llegará a Paraguay) y se espera la presentación en el Salón de San Pablo de su versión cinco puertas, que se fabricará en Rosario.
// Lucas Matías Amestoy

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar