VOLANTAZO

Soplan vientos de cambio en la Fórmula 1 y los pilotos no son la excepción. Con pocas butacas disponibles en lo más alto de la competencia, muchos conductores optan por moverse a otras categorías. El caso más resonante del año es el de Mark Webber, el segundo piloto de Red Bull y compañero del multicampeón Sebastian Vettel, quien, tras doce años en la F1, decidió, a los 37 años, acelerar en la World Endurance Championship durante 2014. Así, no es la primera vez que, capitalizando el prestigio y la experiencia de elite, un piloto de F1 continúa su carrera en competencias como IndyCar (Juan Pablo Montoya), las 24 Horas de Le Mans (Jacques Villeneuve, Giancarlo Fisichella and Nick Heidfeld), el mundial de rally y hasta el Nascar (Kimi Räikkönen).