Los restauradores

Un experto en autos clásicos y un talentoso mecánico autodidacta llevaron a la pantalla su pasión por recuperar vehículos en mal estado. Desde su taller en Texas, El Dúo Mecánico habló con RPM.

El automóvil es uno de los elementos centrales de la identidad de los Estados Unidos. En sus épocas doradas, durante gran parte del siglo XX, la industria automotriz fue uno de los grandes sostenes de la actividad económica de ese país y de las entrañas de compañías emblemáticas como Ford, General Motors y Chrysler (los tres grandes de Detroit) nacieron varios coches que se convirtieron en clásicos mundiales. Abandonados y reemplazados por máquinas más modernas, confortables y ecológicas, muchas de estas reliquias se deterioran a la intemperie en algún rincón del vasto territorio estadounidense. Sin embargo, mientras algunos sólo ven allí chatarra vieja y oxidada, hay dos fanáticos que encuentran la oportunidad de reconstruir las joyas del pasado y, de esa manera, ganarse la vida.
Se trata de Richard Rawlings, un experto en automóviles clásicos, y Aaron Kaufman, un talentoso mecánico autodidacta, que son protagonistas de la serie El Dúo Mecánico (su título en inglés es Fast'N Loud), cuya segunda temporada se emite por la pantalla de Discovery Channel los martes a las 23 horas. Son, simplemente, dos amigos que llevan 11 años juntos dedicando su tiempo a encontrar y restaurar todo tipo de autos y pick-ups clásicas, en colaboración con su equipo de trabajo en el taller Gas Monkey, ubicado en la ciudad de Dallas, Texas.
Intentamos restaurar todo directamente a la versión original. Después, hacemos ajustes en el motor para hacer cada auto más rápido, más bajo y más potente. Pero tratamos de mantenernos conectados con la audiencia. Intento asegurarme de que quien mira nuestro programa sienta que puede hacer lo mismo que nosotros, ir a su garage y trabajar en su auto", explica Kaufman en diálogo con RPM.
Trabajamos, básicamente, con cualquier cosa que nos permita ganar dinero. Si hay compradores que nos solicitan algo, lo concretamos. Hice esto toda mi vida y soy muy afortunado de poder tener un negocio y divertirme con los autos", completa Rawlings.
Ante cada nuevo proyecto, su dinámica es similar. Luego de un primer diagnóstico, el equipo define el estilo que impregnarán a la restauración, los elementos que se conservarán y qué partes de la carrocería o el motor deberán reemplazarse. Al trabajar con modelos antiguos, esta tarea puede resultar algo compleja. "Es la parte más difícil de nuestro trabajo. Generalmente, nos gusta mantener el mayor número de piezas originales, pero a veces no es posible y ahí debemos decidir qué cosas nuevas le añadimos", reconoce Rawlings.
Al concluir cada proyecto, en tanto, revenden sus creaciones en subastas locales o en el sitio eBay y cierran así el círculo de su negocio.

Un taller de reliquias
A lo largo de su historia, retratada en la serie que a nivel mundial ya va por su quinta temporada, el taller Gas Monkey vio pasar verdaderas joyas del mundo motor, como un Chevrolet Fleetline modelo 1952, el primer auto que restauraron con el equipo en el taller, un Mercury Comet 1974, Cadillac Sedan 1960, un Corvette 1974 o un Ford A de 1931. Sin embargo, para Rawlings el reto más exigente fue un auto internacional: "Una Ferrari F40, porque fue la primera vez que trabajamos con un auto de ese tipo. Tiene un valor de medio millón de dólares, así que fue realmente muy desafiante", relata.
Con el paso del tiempo, el proyecto trascendió las fronteras de Texas y se expandió. El equipo triplicó su tamaño inicial y ahora trabajan en varios autos de forma simultánea. Además, venden alrededor de 20 autos por mes a otros países, como Australia, Alemania, China, Italia y el Reino Unido. El plan para los próximos meses es expandirse en esa dirección. "Queremos ir y buscar otros autos afuera para traerlos al taller y restaurarlos aquí. Además, estamos hablando sobre la posibilidad de viajar a Suecia y trabajar en el taller de otras personas para ayudarlos a mejorar sus autos. Estamos abiertos a ir a cualquier lado", comenta Kaufman. Los fanáticos de El Dúo Dinámico ya están avisados. // Esteban Lafuente

Noticias del día