La avanzada europea

Con fuerte foco en los autos eléctricos, el Salón del Automóvil de Frankfurt exhibió todas las novedades en materia de modelos de producción y concepts que anticipan tendencias.

Fiel reflejo del poderío industrial alemán, el Salón del Automóvil de Frankfurt se transforma, cada dos años, en una ventana a las tendencias que motorizan al sector. Y en la edición 2013, la 65°de su historia, el protagonismo corrió por cuenta de los modelos eléctricos, muchos ya disponibles en Europa.
Si en la muestra de París 2012 (que se alterna con la de Frankfurt) las automotrices habían hecho hincapié en los híbridos, este año la industria alemana aprovechó la exposición para enviar un claro mensaje a favor de los eléctricos. El Grupo Volkswagen (con sus marcas VW, Audi, Porsche, Seat y Skoda, entre otras), Mercedes-Benz y BMW hicieron pesar su localía en el imponente despliegue de sus stands y exhibieron modelos que corren en esa dirección.
Volkswagen presentó el e-Up y el e-Golf, ambos con motores 100 por ciento eléctricos. En el caso del Up (citadino que ya vende en Europa), la variante eléctrica viene equipada con un propulsor de 55 CV que puede alcanzar los 135 kilómetros por hora y tiene una autonomía de 80 kilómetros. El e-Golf, por su parte, cuenta con un motor de 85 CV que acelera hasta los 140 km/h. Ambos están pensados para moverse en la ciudad, según describió la marca y, desde ya, no generan emisiones. El e-Up saldrá a la venta en el viejo continente a 26.900 euros.
La apuesta del grupo por la sustentabilidad incluyó, además, la versión híbrida del Porsche Panamera y la presentación del 918 Spyder. Este deportivo viene equipado con tres motores, uno de combustión V8 de 4,6 litros y dos eléctricos, que arrojan una potencia combinada de 887 CV. Por el lado de Audi, su oferta híbrida es el A3 e-tron, que monta un motor naftero con otro eléctrico y puede alcanzar una velocidad máxima de 220 km/h. La casa de los anillos presentó también el A3 Cabrio, que completó la familia del A3 luego de su renovación, y el nuevo A8.

Con buena estrella
La avanzada eléctrica se reflejó a su vez en el stand de Mercedes-Benz, con su Clase B eléctrico y la nueva generación de su Clase S (el modelo tope de gama de la automotriz de Stuttgart), con una versión híbrida. Mercedes expuso, además, el Clase S Coupé concept, cuyos rasgos inspirarán el próximo diseño de ese modelo: equipado con motor V8 biturbo de 455 CV, cuenta con múltiples cámaras, sensores y pantallas en el tablero que anticipan lo que pueden ser los autos en los próximos años.
Otra de las novedades de la estrella fue la nueva GLA, primer SUV compacto de la marca nacido de la plataforma del Clase A.
BMW tampoco se quedó atrás en su estrategia orientada a los eléctricos. En su pabellón, el i3 (modelo chico recientemente lanzado que fue el puntapié inicial de la casa de Munich en la materia) ocupó un lugar central, tanto expuesto como en movimiento, a lo largo de una pista que recorría todo el stand. En la misma línea, la marca presentó el i8, deportivo híbrido enchufable con dos motores, que reúnen una potencia combinada de 362 CV. El i8, que ya entra en producción, permite circular con el motor eléctrico hasta un máximo de 35 kilómetros, y a una velocidad de 120 km/h. Los cambios en la versión de serie respecto del prototipo son mínimos.
Las novedades de BMW se completaron con el serie 4 Coupé y la nueva X5 (su 4x4 más grande), que adopta las líneas vistas en la última X3. La X5 también contó con una versión concept e-drive, con motor eléctrico y naftero, para estar a tono con la corriente que viene.

Tags relacionados