Generalista o premium, un dilema que se renueva

El segmento de alta gama de las marcas tradicionales resiste con seis exponentes. Por un precio similar, algunas firmas exclusivas ofrecen modelos más chicos pero deseados y con un emblema de mayor peso. Un viejo axioma que no pasa de moda.

Hace cinco años, un Ford Mondeo full y un Mercedes-Benz Clase C básico costaban igual, unos u$s 44.000 ($ 170.000 entonces). Por varias causas, aquella es una época pretérita y hoy el salto mínimo entre ambos es de u$s 20.000 ($ 179.000 aprox.). Es más, de plantear una comparación así en la actualidad, el casillero de la estrella no lo ocuparía el famoso mediano, sino un Clase A.

La alta gama generalista comprende a los modelos más grandes, lujosos y confortables de marcas terrenales. Muchos ya no están, como los Citroën C5, Honda Legend, Nissan Teana, Renault Latitude y Subaru Legacy. No obstante, los Chrysler 300C, Ford Mondeo, Honda Accord, Peugeot 508, Toyota Camry y Volkswagen Passat resisten. Ellos marcan el pulso de un segmento que en el último año y medio sintió la tendencia decreciente del mercado.

El arco que los agrupa va desde los $ 420.000 y supera el millón. Con excepción del 300C, que va a un público muy específico, el resto de estos gigantes conforman un micromundo con parámetros propios. Cabe aclarar que muchas de estas marcas poseen en otros destinos modelos incluso más selectos. Es el caso de Ford con el Taurus, Honda con el Legend, Toyota con el Avalon y Volkswagen con el Phaeton.

El denominado impuesto al lujo es uno de los motivos por los cuales las marcas premium ya no pueden ofrecer sus medianos tradicionales (Audi A4, BMW Serie 3, etc.) a precios competitivos. Pero, por una suma de dinero similar a la que implica un alta gama generalista, hay muchas opciones que se jactan de ser premium. No se trata de los exponentes más lujosos de estas firmas, sino de productos de segmentos inferiores, aunque emotivos y altamente deseados.

Ese abanico de alternativas se puede dividir en dos grupos: pequeños y compactos. En el primero ingresan los Alfa Romeo Mito, Audi A1, DS 3 y Mini Cooper, mientras que el segundo incluye a los Alfa Romeo Giulietta, Audi A3, BMW Serie 1 y 2, DS 4 y Mercedes-Benz Clase A y B.

Los amantes de los automóviles conocen la discusión: ¿es mejor subirse a un generalista de segmento superior o a un premium de segmento inferior? Un repaso por todas las opciones puede ayudar a esbozar una respuesta.

Alfa Romeo Mito
El más pequeño de la firma italiana nació en 2008 con el Mini Cooper en la mira. Apeló a un estilo de trazos limpios, nacido del lápiz del argentino Juan Manuel Díaz. Con cuatro metros de largo y carrocería de tres puertas, su fuerte es la agilidad y agrado de conducción. En el país, incluye una entrada de gama con un motor naftero aspirado (sin turbo) 1.4/16v de 78 CV y caja manual de cinco marchas, hoy a $ 219.000. Pero las opciones a un alta gama son las versiones con más carácter. Estas adoptan el 1.4/16v turbo con sistema Multiair, que controla las válvulas de admisión con actuadores electrohidráulicos, en vez del árbol de levas. Logra una respuesta más enérgica y menos consumo. Entrega 135 CV con una caja automática de doble embrague (TCT) o picantes 170 CV de la mano de una manual de seis marchas. Entre u$s 29.900 y u$s 47.900 ($ 267.500 y $ 428.000) Alfa Romeo Giulietta
Su nombre remite a una leyenda de Alfa de los 50, y en su interpretación contemporánea se lanzó al mundo en 2010 para reemplazar al 147, poco vendido en la Argentina. Giulietta compite con una tríada alemana como lo es el Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A. Una de sus armas más eficaces es un diseño diferenciador, que delinea una carrocería de cinco puertas y 4,35 metros de longitud. Detrás del volante, el sistema DNA permite elegir tres modos que ajustan el funcionamiento del motor: Dynamic (uso deportivo), Natural y All Weather (para superficies de baja adherencia). El diferencial Q2 mejora la tracción en curvas veloces. Las mecánicas son nafteras 1.4/16v turbo de 120 CV (caja manual de seis marchas), 1.4/16v turbo y Multiair de 170 CV (manual o automática TCT de sexta) y la desafiante 1.7/16v TBi de 235 CV (manual de seis relaciones), que asegura emoción y prestaciones deportivas.
Entre u$s 46.500 y u$s 74.000 ($ 415.500 y $ 661.500) Audi A1 La casa de los anillos dio que hablar en 2010 al presentar una entrada de gama a su catálogo, papel que, hasta el momento, desempeñaba el A3. El A1 fue para muchos la puerta de acceso a una marca premium. En versión 1.4/16v de 122 CV y caja manual de seis velocidades, hoy es el Audi más barato del país, a u$s 48.250. También, está disponible con una transmisión automática de doble embrague (S-tronic) de siete marchas. La casa de Ingolstadt, además del tres puertas, desarrolló una variante de cinco denominada Sportback, que también se comercializa localmente. Mantiene el largo de 3,95 m y la distancia entre ejes de 2,47 m, aunque se revela más funcional. El tope de gama queda para la versión S line, también con el 1.4 turbo pero con explosivos 185 CV y la eficiente caja S-tronic.
Entre u$s 48.250 y u$s 89.200 ($ 431.500 y $ 797.500) Audi A3 Su tercera generación desembarcó en 2013 y, a pesar de su diseño continuista, es un vehículo nuevo. Fue el primer modelo del Grupo Volkswagen en estrenar la plataforma MQB, arquitectura modular sobre la cual se desarrollarán otros autos y camionetas. El A3 tiene una carrocería de tres volúmenes, que se suma a las bicuerpo de tres y cinco puertas. La diferencia pasa por el largo, 14 cm mayor en el tricuerpo (4,45 m), y el volumen de baúl que aumenta de 380 a 425 litros. Están disponibles los nafteros 1.4/16v de 122 CV (cajas manual de seis o automática S-tronic de siete relaciones), 1.8/16v de 180 CV (manual o automática S-tronic de seis) y, solo para los hatchbacks, una opción diésel 2.0/16v TDI de 143 CV y caja S-tronic de seis marchas.
Entre u$s 51.300 y u$s 100.900 ($ 458.500 y $ 902.000) BMW Serie 1
Inspirada en el prototipo CS1, la versión de calle del Serie 1 apareció en 2004. La casa de Munich pudo competir contra el Audi A3. La tracción era posterior y las carrocerías bicuerpo (3 y 5 puertas), cabrio y coupé. Estas últimas dos hoy conforman la Serie 2. Las mecánicas disponibles del Serie 1 cinco puertas son nafteras 1.6/16v de 136 y 170 CV, y diésel 2.0/16v de 218 CV. El tres puertas ofrece un naftero 2.0/16v de 218 CV o la radical versión M135i, con un seis cilindros (los anteriores son de cuatro) 3.0/ 24v que eroga 320 CV. Los propulsores son turbo y las cajas manual de seis marchas o automática de ocho, con convertidor de par. En el país, está a la venta la segunda generación, que en Europa ya luce una actualización cuyo arribo se esper para 2016; hasta tanto, las unidades a la venta son las pre-restyling que quedan en stock.
Entre u$s 76.800 y u$s 117.100 ($ 686.500 y $ 1.047.000) BMW Serie 2 Sobre la base del Serie 1, la variante coupé cambió de nombre y adquirió rasgos propios. Sus motores son nafteros con turbo y la caja automática (convertidor de par) de ocho marchas. El primero (220i) es un cuatro cilindros 2.0/16v de 184 CV, y el segundo (M235i), pensado para un desempeño deportivo, se vale de seis cilindros 3.0/24v de 326 CV, que redondea una relación peso-potencia de 4,5 kilos por caballo de fuerza. Eso le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos. Ambos poseen una completa dotación de confort y seguridad, que incluye frenos con ABS, control de tracción y estabilidad, seis airbags y ganchos isofix para sujetar las sillas de los niños. Con 4,43 metros de largo, retoma una tradición de pequeñas coupés que tiene en la célebre BMW 2002 de mediados de los 60 a todo un referente.
BMW 220i / M235i: u$s 100.300 ($ 896.500) / u$s 127.900 ($ 1.143.500) Chrysler 300C Los autos de espíritu norteamericano tienen una legión de seguidores y el 300C es un ejemplo. Pesa casi dos toneladas y mide más de cinco metros de largo, con una línea de cintura elevada y escasa superficie vidriada. Las llantas de 20 pulgadas rematan un conjunto cuya imagen destila robustez. El confort se eleva de la mano de suspensiones mullidas que invitan a viajar. Apliques en madera y una pantalla central dominan el puesto de mando, desde donde se llama al enérgico V6 naftero Pentastar 3.6/24v de 286 CV, asociado a una caja automática (convertidor de par) de ocho relaciones. Llega importado desde EE.UU. y cabe mencionar que, desde la creación de Fiat Chrysler Automobiles (FCA), en Europa le cambian el logo para comercializarlo como Lancia Thema. u$s 149.100 ($ 1.333.000) DS 3 Sport Chic Si bien es pronto para catalogar a DS como una marca premium, ya se independizó de Citroën y posicionó como la división más exclusiva de la casa francesa. El 3 es una alternativa a otros caprichos como el Audi A1, el Alfa Romeo Mito o incluso un Mini Cooper. Aunque la opción So Chic es accesible (motor 1.6/16v de 120 CV a $ 275.000), la que compite con las consagradas es la full Sport Chic, que lleva la versión más potente del motor naftero desarrollado en conjunto entre PSA (Peugeot-Citroën) y BMW: un 1.6/16v con turbo, inyección directa, 156 CV y caja manual de seis marchas. Sumó nuevas ópticas xenón full LED, rediseñadas llantas de aleación de 17" y el sistema Active City Brake, que a menos de 30 km/h detecta un posible impacto y detiene el vehículo. Con carrocería de tres puertas y un diseño original, el DS 3 llega importado desde Francia.
$ 426.000. DS 4 El segundo modelo de la gama DS deriva del C4 europeo, pero tiene muchos elementos que lo tornan singular. Uno de ellos es su estética, con una particular caída del sector posterior y, por ejemplo, la manija de las puertas traseras disimulada en el parante. Puertas adentro hay materiales más cuidados y un amplio listado de confort, con tapizado de cuero y un equipo de audio de muy buena calidad, entre otros. Concesión al diseño, las ventanillas traseras son fijas. Con 4,27 metros de largo, pertenece al segmento mediano, y entre la completa tecnología de seguridad (control de tracción y estabilidad, seis airbags, etc.) se destaca un sistema que detecta si un vehículo se encuentra en el ángulo muerto de los espejos laterales, es decir, fuera del campo visual del conductor, y enciende una luz de alerta. El motor es el mismo del DS 3, el eficiente 1.6/16v con turbo, inyección directa y en este caso 163 CV, asociado a una caja automática (convertidor de par) de seis marchas.
$ 438.500 Ford Mondeo
Llega al país en versión tricuerpo por primera vez desde México, que le da un precio más atractivo. Es el tope de gama del óvalo y el primer auto del mercado con cinturones de seguridad traseros inflables en caso de accidente. Totaliza 10 airbags. Al detectar el desvío involuntario del carril, emite un alerta y hasta puede realizar pequeñas correcciones en la dirección. Los motores son nafteros: un 2.5/16v de 170 CV y un Ecoboost 2.0/16v de 240 CV, con un caja automática (convertidor de par) de seis marchas, que en el más potente suma levas al volante. Sus 4,87 metros de largo y 2,85 m de entre ejes brindan amplio espacio, al igual que el baúl de 514 litros de volumen. Con un comportamiento dinámico en lo veloz intachable, y el plus del control de torque en curva, apunta al Passat.
SE (170 CV): $ 420.000; SE / Titanium (240 CV): $ 465.000 / $ 659.000 Honda Accord
Su nombre existe desde 1976, cuando nació como un hatchback en Japón, para luego sumar la versión de tres volúmenes. De aquello no queda nada: hoy, la novena generación es uno de los sedanes de alta gama más cómodos de su segmento (mide 4,89 m). Al país se importa en dos versiones de EE.UU.. La más accesible lleva bajo el capot un cuatro cilindros 2.4/16v de 175 CV, mientras que la full monta un poderoso V6 3.5/24v de 280 CV. Ambos aprovechan el sistema de distribución variable de Honda i-VTEC, que regula el tiempo de apertura de las válvulas. El V6, gracias a la administración de cilindros variable (VCM), puede desconectar dos o tres cilindros para reducir el consumo de combustible cuando no se solicita potencia. La tracción es delantera y la transmisión automática, de cinco (2.4) y seis velocidades (V6).
EXL (2.4) / V6: $ 689.000 / $ 753.500 Mercedes-Benz Clase A

Nació en 1997 como monovolumen y fue el primer Mercedes con tracción delantera. Pero su actual generación tomó el rumbo de un hatchback cinco puertas y apunta sus cañones a los Audi A3 y BMW Serie 1. Arribó al país en 2013 desde Alemania y la versión más accesible cotiza a u$s 79.000. Aprovecha un eficiente motor 1.6/16v turbo de 156 CV, asociado a una caja manual de seis marchas o una automática (de doble embrague) de siete relaciones. El Clase A se destaca por un andar firme y aplomado, ideal para quienes disfrutan de la conducción en caminos sinuosos. La versión más interesante es la 2.0/16v de 211 CV, junto a la veloz caja automática de siete marchas con levas al volante.
Entre u$s 78.900 y u$s 106.900 ($705.500 y $ 955.500)

Mercedes-Benz Clase B
El Clase B se consolida como el monovolumen compacto de la casa de la estrella, arribó al país en 2012 y recibió un obsesivo trabajo aerodinámico en el túnel del viento. Mercedes Argentina declara un Coeficiente Aerodinámico de 0,28, que en otras versiones puede ser menor. Esto repercute en un menor consumo de combustible, aunque al ser más bajo puede rozar en algunas cunetas de las calles locales. El motor es el 1.6/16v turbo de 156 CV, con transmisión manual y automática de seis y siete marchas. Con 4,36 metros de largo (7 cm más que el Clase A), es más funcional por el volumen del baúl, 147 litros superior (488 en total). La distancia entre ejes, en cambio, es la misma (2,70 m).
Entre u$s 78.900 y u$s 87.900 ($ 705.500 y $ 786.000) Mini Cooper
El ícono británico está transición porque a fin de mes se lanza una nueva generación. Hasta tanto, por unos u$s 10.000 menos de lo que costará el nuevo, se pueden adquirir las versiones Cooper, S y JCW, impulsadas por un naftero 1.6/16v, pero con 122 CV, 184 CV y 211 CV, respectivamente. La diferencia de potencia en los últimos dos casos se explica por el uso del turbocompresor, mientras que la caja es manual de seis marchas y la tracción delantera. Es ideal para circuitos trabados. Está disponible en la carrocería de tres puertas -el nuevo llegará con cinco- y en la más novedosa coupé, en ambos casos cerrado y cabrio.
Entre u$s 55.400 y u$s 96.000 ($ 495.000 y $ 858.000) Peugeot 508
Es el auto con el que la firma del león apunta a su público más selecto. Una apuesta que conoció la calle en 2010 bajo una doble misión: puertas adentro de la marca, ocupar el vacío generado por los discontinuados 407 y 607; puertas afuera, hacerle frente al referente del segmento, el Volkswagen Passat. Apeló a un comportamiento dinámico, confort y equipamiento de serie. En la Argentina, monta el naftero 1.6/16v turbo de 163 CV y un turbodiésel 2.2/16v de 204 CV, ambos con caja automática (convertidor de par) de seis marchas. Mide 4,79 metros de largo, y en otros mercados incluye una versión rural familiar. Al país llegó en 2012 desde Francia y en breve arribará un restyling que afecta el sector frontal.
508 Féline: $ 460.000 // Peugeot 508 // GT: $ 714.000 Toyota Camry
Bajo líneas sobrias y formales, es un ejemplo de habitabilidad y confort. En los Estados Unidos, es el auto (no pick up) más vendido en lo que va de 2015. Mide 4,82 metros de largo, y los 2,77 m de distancia entre ejes redundan en un enorme espacio para los dos o tres pasajeros posteriores. En la Argentina, ofrece dos motorizaciones nafteras. Una es un cuatro cilindros en línea 2.5/16v de 180 CV, y la otra un V6 3.5/24v de 277 CV, vinculados a una caja automática de seis marchas. La dotación de seguridad es completa, con todo lo que se espera de un auto de su categoría, como climatizador automático con salidas de aire también atrás, tapizado de cuero y dispositivos electrónicos de ayuda a la conducción. Todo indica que recibirá mejoras en el corto plazo.
L4 / V6: $ 890.000 / $ 1.108.500 Volkswagen Passat
Instalado como una de las referencias entre los grandes de marcas generalistas, su séptima generación ofrece diversidad de impulsores. Incluye un 1.8/16v de 160 CV, un 2.0/16v de 211 CV y un turbodiésel 2.0/16v TDI de 170 CV. Se pueden combinar con una caja manual de seis marchas o la eficiente automática de doble embrague DSG, con siete cambios para el 1.8 y seis para los 2.0. Es uno de los pocos que mantienen una versión rural (Variant). Bajo la denominación CC, existe una carrocería que luce un diseño atractivo, con aires de coupé (aunque posee cuatro puertas). Comparte arquitectura y las mecánicas 2.0, pero suma un motor V6 3.6/24v de 300 CV y tracción integral.
Passat y CC: entre $ 440.000 y $ 1.079.000
Tags relacionados