A pura potencia y con acento japonés

La nueva Honda CR-V -la cuarta generación-, que fue presentada en marzo último y que RPM tuvo la posibilidad de probar, se destaca por incorporar adelantos tecnológicos y mejoras en materia de seguridad y ecología.
Pero una de las principales diferencias salta a la vista, porque se trata de su diseño, que fue renovado: ahora es más aerodinámico y le suma algunos puntos en su búsqueda de deportividad.
Además, esta nueva generación cuenta con un motor DOHC i-VTEC de cuatro cilindros, 2.4 litros y 185 caballos, que la hace más potente que su antecesor.
En la Argentina se presenta en tres versiones: LX 2WD (Urban Sport) y EX / EXL (All Road). Estos dos últimos modelos, cuentan con el sistema de la japonesa llamado Real Time 4WD, que ofrece una transferencia instantánea y controlada de la tracción a las ruedas traseras en caso de ser necesario. Asimismo, cuenta con transmisión automática de cinco velocidades con un sistema que permite mantener la velocidad más adecuada para tener mejor potencia en subida o un mayor frenado del motor al ir cuesta abajo. Otra novedad tecnológica es que incorpora el asistente para arranque en pendientes.
En cuanto al equipamiento, cabe mencionar las llantas de 17", el sensor de lluvia, los faros halógenos, el alerón trasero con luces LED de stop y función de autoencendido con sensor de luz.
Esta nueva CR-V mantiene una cualidad reconocida en su generación anterior: el confort y un habitáculo espacioso y cómodo para los pasajeros, pero ahora su interior es más versátil y ergonómico; las butacas son más anchas y la posición de manejo es más parecida a un auto de alta gama. Asimismo, presenta un sistema para rebatir los asientos traseros en forma automática con sistema one touch. Y desde la versión EX se incorpora techo solar eléctrico.
En su interior, en el panel de instrumentos resalta el velocímetro central, que incorpora una pantalla circular LCD, que incluye información sobre el rendimiento de combustible y un indicador de temperatura exterior. El volante multifunción, en tanto, cuenta con controles de audio, configuraciones de i-MID, manos libres y control de crucero. La pantalla inteligente de LCD de 5" exhibe información múltiple (i-MID) y es la fuente central de información de muchas funciones del vehículo, como la cámara de marcha atrás e información sobre el sistema de audio.
En materia de seguridad, cumple con las expectativas de un auto de su categoría: frenos ABS de cuatro canales con distribución electrónica de frenado (EBD), sistema estabilizador del vehículo (VSA) con dirección asistida electrónicamente (EPS) y adaptable al movimiento. Por supuesto, no pueden faltar los ganchos de sujeción isofix y airbags delanteros y laterales con sensor en caso de vuelco.
Por último, la cuarta generación de la CR-V optimiza el consumo de combustible, que la hace más ecológica, una tendencia mundial que llegó para quedarse. En este aspecto, se destaca el modo Econ, que modifica el funcionamiento del vehículo para privilegiar el bajo consumo de combustible. //