Millonaria multa a bancos europeos por manipular la tasa Libor y el Euribor

 

La Comisión Europea multó a seis entidades financieras internacionales por crear un cártel en el mercado de derivados de las tasas de interés, que terminó afectando al proceso de formación de precios de indicadores como el Libor y el Euribor. A estos índices se vinculan, entre otras cosas, multitud de créditos e hipotecas a tipo variable.

La sanción conjunta asciende a 1.712,5 millones de euros y es la más elevada de la historia de la Unión Europea. Los bancos sancionados son Deutsche Bank (725,4 millones), Société Générale (445,9 millones), RBS (391 millones), JP Morgan (79,9 millones) y Citigroup (70 millones). A ellos se une el bróker RP Martin (247.000 euros).

UBS y Barclays también estuvieron implicados en la manipulación pero recibieron una reducción del 100% de la multa por ser los primeros en avisar a la Comisión. El banco suizo evitó una sanción de 2.500 millones de euros y el británico, de 690 millones.

El Ejecutivo comunitario mantiene investigaciones abiertas sobre HSBC, Credit Agricole y JP Morgan, lo que podría elevar todavía más el importe conjunto de la multa. “Lo que es sorprendente en los escándalos del LIbor y el Euribor no es solo la manipulación de los índices (...) sino la colusión entre bancos que se supone están compitiendo entre ellos”, aseguró Joaquín Almunia, comisario de Competencia, quien también advirtió que “esto no es el final de esta historia”.

Manipulación del euribor

En el caso del euribor, la Comisión Europea detectó que los bancos trataron de “distorsionar el curso normal de fijación de precios de los componentes de estos derivados” y que “los brokers de diferentes bancos discutieron los precios que enviaban sus entidades para calcular el euribor además de sus estrategias de tráding y de precios”.

Las multas de la Comisión también se refieren a la manipulación de los derivados de tipos de interés sobre el yen. En este caso, los bancos “compartieron información comercialmente relevante”.

Hasta hoy, la mayor multa por carteles empresariales ascendía a 1.470 millones de euros. Bruselas impuso esta sanción a un grupo de fabricantes de pantallas de televisión y de ordenadores que pactaron sistemáticamente precios y se repartieron mercados.
 

Tags relacionados