El ministro de Economía español advierte que la secesión sería un suicidio

La administración en Madrid está dispuesta a hablar de nuevas condiciones económicas para Cataluña si los partidos independentistas cesan en sus objetivos separatistas

El ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguró que a Cataluña "le ha ido y le va a ir mucho mejor con el resto de España, no sólo desde el punto de vista económico y financiero, también político y social". Consideró que "la independencia sería un suicidio desde el punto de vista económico, financiero, pero también desde el punto de vista de la convivencia de los catalanes".

Explicó que el referéndum de momento se notó "muy poco" en la economía catalana, algo que achacó a las medidas tomadas por el Gobierno central y a la fuerza de las exportaciones, puesto que Cataluña es una Comunidad que se nutre de ellas.

Asimismo, recordó que las exportaciones son el 75% del Producto Bruto Interno (PBI) en Cataluña, y quedarían sujetas a un arancel en caso de que se independizara que, por ejemplo en el sector del automóvil, sería del 10%. Agregó que tampoco ve que en este territorio, "una de las comunidades autónomas más abiertas al exterior", hubiese fronteras.

Señaló que cualquier territorio de un Estado que se separa queda fuera "inmediatamente" de los tratados internacionales firmados por el país al que pertenecía. Aclaró que Cataluña también perdería el euro como moneda y "no veo a las entidades financieras catalanas cambiando su domicilio".

Señaló que en una situación así se producirá una contracción de crédito y Cataluña debería tener su propia moneda, "que estaría muy devaluada con respecto al euro", y su propio banco central. También dijo que en Cataluña habría un gobierno "muy radical que sería muy negativo". Por lo que planteó que no contempla un escenario en el que la Comunidad esté fuera del país y ocurran todas estas circunstancias.

"A Cataluña le va a ir mucho mejor si seguimos como estamos que en una situación alternativa, no veo a Cataluña fuera de la Unión Europea".

Durante el segundo trimestre, Cataluña lidera el ránking de fuga de empresas en España: en total perdió 78 compañías, entre entradas y salidas, según Informa D&B.

En el segundo trimestre, un total de 1186 empresas se trasladaron de autonomía en España. De todas las comunidades, Cataluña es la que salió peor parada si se compara el saldo entre compañías que llegaron a la comunidad (131 empresas) y las que han dejado la misma (209).

Las consultas legales a los bufetes de abogados especializados en el mundo de los negocios se dispararon durante las últimas dos semanas en Cataluña. Concretamente, desde el 6 de septiembre, el día que el Parlamento catalán aprobó la ley del referéndum.

En otro orden, De Guindos también aseguró que el Gobierno español estaría dispuesto a hablar de unas nuevas condiciones económicas para Cataluña si los partidos independentistas cesan en sus objetivos separatistas.

Dijo que el Ejecutivo español tiene "la mano tendida siempre" para resolver el conflicto generado en Cataluña.

"El mensaje de cumplimiento de la legalidad es muy importante. Si esa legalidad se vuelve a respetar, el Gobierno tiene la mano tendida siempre", recalcó.

"Cataluña ya tiene un gran acuerdo de autonomía, pero podemos hablar de la reforma del sistema de financiación y de otros asuntos", añadió.

Reconoció que el Gobierno de Rajoy está ahora más abierto a las demandas de Cataluña que en 2012, cuando Artur Mas era presidente. "En 2012 estábamos en el medio de la crisis y nuestro foco era evitar el rescate de España. Pero la situación cambió y ahora tenemos más margen, tenemos la recuperación y esto abre nuevas oportunidades de discusión"

Tags relacionados