U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Temer espera una pronta decisión

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, confesó ayer que no escuchó la defensa realizada ante el Senado por la mandataria suspendida, Dilma Rousseff, pero aseguró que sigue el proceso con "absoluta tranquilidad".
"Soy obediente con las instituciones", dijo a periodistas el mandatario, quien gobernará hasta el 1 de enero de 2019 si Rousseff es destituida por la cámara Alta.
En una jornada política de alto voltaje, el ex compañero de fórmula de Dilma en 2014 señaló que no tuvo tiempo de escuchar los alegatos que presentó su ex socia política porque estuvo "trabajando" durante todo el día. "Espero que el Senado decida pronto", aseguró. Temer cumplió sus compromisos de espaldas al impeachment que avanza en el Senado, situado a escasos metros del palacio presidencial del Planalto donde recibió a los medallistas de los Juegos Olímpicos.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar