Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Sin el muro de los K, este año Punta del Este desborda de argentinos

Aunque llegaron menos brasileños, los operadores turísticos son optimistas por el arribo de más argentinos que el verano pasado tras el fin del cepo

El segundo fin de semana largo de la temporada en las costas de Maldonado y Rocha volvió a tener una fuerte presencia de turistas al igual que había ocurrido en el feriado de Navidad. El movimiento observado estos días llevó a distintos operadores a ver el panorama con optimismo y tienen buenas expectativas de cara al mes enero que recién comienza.
El cambio de gobierno en Argentina repercutió de inmediato en Punta del Este. Hay miles de autos y personas circulando "con reglas de juego clara", dijo a El Observador Antonio Soto, presidente del centro de hoteleros del principal balneario del país. Igual dijo que "es cauto" y que habrá que esperar el recambio de visitantes el próximo fin de semana. Una buena señal es que se arrendaron todas las amarras para yates en el puerto de Punta del Este.
En tanto, el director de Turismo de la Intendencia de Maldonado, Luis Borsari dijo a FM Gente que tal como se preveía "hay una importante presencia de argentinos" y una merma en la cantidad de brasileños que se han visto afectados por la devaluación de su moneda.
Según indicó, la temporada es vista como "auspiciosa" por las autoridades, al igual que desde el sector gastronómico y hotelero.
Desde el centro de hoteleros, Soto comentó a El Observador que "la realidad de los argentinos ahora es otra". El poder acceder a dólares o que nos les compliquen por usar las tarjetas de créditos, como ocurrió durante el gobierno kirchnerista, son elementos positivos para la península.
En Punta del Este, durante sábado y domingo, se observaron largas filas de automóviles circulando por las calles de la península y también trasladándose hacia otras zonas cercanas como La Barra, Manantiales y José Ignacio. Incluso había estacionamientos ubicados sobre playa Brava que lucían repletos y encontrar lugar era un desafío.
Por otra parte, comerciantes dedicados a la venta de ropa de marca en el principal balneario, consultados por El Observador, coincidieron en que la cantidad de visitantes es mayor a la que había por esta fecha en el verano pasado, y eso se vio reflejado en mayores ventas. Un panorama similar se registra en otros rubros como el de los supermercados.
Borsari consideró que el aumento de argentinos responde a que "se sienten libres" y en esa condición el lugar preferido sigue siendo Punta del Este.
Según el jerarca, se espera que luego del 10 de enero la afluencia de turistas se mantenga a ritmo similar. La ocupación de los hoteles en estos días fue en promedio 70% en Punta del Este y alrededores.
La ministra de Turismo, Lilian Kechichian, en un año complicado para las economías de la región, estimó la semana pasada ante un grupo de periodistas, que 2015 cerrará con unos 3 millones de visitantes y los ingresos rondarán los u$s 1.900 millones.
"Eso es más de lo que exporta la carne", comparó Kechichian.
De acuerdo a un estudio elaborado por el centro de Investigaciones Económicas (Cinve) se espera que este verano el arribo de turistas argentinos crezca un 7,7% y que en el caso de los brasileños descienda alrededor de 10,5% en comparación a la temporada pasada.
El aumento proyectado en la llegada de argentinos permitiría paliar las contracciones que se registren en otras procedencias.