Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Sánchez busca unificar criterios en el PSOE para sostener el rechazo a Rajoy

Sánchez busca unificar criterios en el PSOE para sostener el rechazo a Rajoy

El secretario general, Pedro Sánchez, aseguró que el PSOE no puede "abstenerse" en el Parlamento para ser el "subalterno" del PP sino que debe liderar un "Gobierno de cambio". Sánchez mantendrá esta propuesta a pesar de la debacle de su partido en las elecciones del País Vasco y Galicia y aboga por las primarias para que el partido tenga "una única voz".

Sánchez dijo ante los medios que "el PSOE tiene que ofrecer una solución como alternativa al PP". "Si nos abstenemos, el PSOE se colocará en una posición subalterna al PP y no quiero eso para el PSOE. Por eso, tenemos que liderarlo e ir a por un Gobierno de cambio", explicó.

"No hay más opciones. O se apoya a Rajoy, hay un tercera elección o hay un gobierno alternativo de cambio", insistió el secretario general del PSOE, quien, no obstante, no ha aclaró si abrirá negociaciones con los partidos independentistas o solo con Ciudadanos y Podemos.

Sánchez reconoció que hay un debate abierto en su partido. "Es evidente que hay dirigentes socialistas que no opinan lo mismo yo, que creen que debemos abstenernos", dijo. En este contexto, Sánchez apuesta por la necesidad de celebrar elecciones primarias el 23 de octubre y un Congreso para el 1, 2 y 3 de diciembre para que su partido "vuelva a ser una formación unida" con "una sola voz". "Después del congreso, necesitamos que la formación vaya a piñón", declaró.

Sánchez aseguró que él se va a presentar a esas primarias y recalcó la necesidad de "debatir y votar". Además, desafió a quien crea que tiene un "proyecto mejor" que el suyo a competir en esas elecciones internas.

La rueda de prensa de Sánchez tuvo lugar tras el debate de cuatro horas y media en la comisión permanente de la ejecutiva federal sobre el futuro del partido y que acabó con la aprobación por parte de la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal de la propuesta del secretario general de celebrar primarias en octubre y un Congreso del partido en diciembre. Eso sí, la última palabra sobre este asunto la tendrá el Comité Federal del PSOE, convocado para el próximo sábado, 1 de octubre. En este sentido, Sánchez se mostró convencido de que el Comité aprobará su propuesta a pesar de las discrepancias.

En el encuentro varios dirigentes socialistas manifestaron su "contrariedad". La iniciativa de Sánchez recibió el rechazo del sector andaluz de la comisión, empezando por la presidenta del PSOE, Micaela Navarro, y el secretario de Política Federal, Antonio Pradas. Criticaron la propuesta y señalaron que no es el momento de abrir el debate interno. Mientras tanto, los dirigentes próximos a Sánchez apoyaron al secretario general, con el argumento de que hay que resolver esta crisis que, avisan, no puede cerrarse en falso.