Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Saldo positivo para Rio de Janeiro en los primeros Juegos Olímpicos de América latina

Los pronósticos negativos previos a la inauguración del torneo quedaron en el olvido luego de una ceremonia de inauguración memorable , la finalización de las obras de infraestructura justo a tiempo y una organización impecable

Saldo positivo para Rio de Janeiro en los primeros Juegos Olímpicos de América latina

El paulista Gabriel Santos llegó a Rio de Janeiro el sábado por la mañana y se asustó con la apariencia del entorno de la avenida carioca, todavía maltratada por el abandono de las construcciones. Pero fue una sensación pasajera. De ese lugar avanzó hacia el centro de la ciudad. "Fue sólo andar una estación para ver otra ciudad", señaló.

Era la primera vez que visitaba Rio, y llagaba especialmente para los Juegos. "Quería que la Olimpíada se hiciera en San Pablo, pero ustedes saben como se hace una fiesta", afirmó. Luego de la Ceremonia de Apertura, elogiada por la prensa internacional, la expectativa negativa que había sobre Rio 2016 fue cambiada por optimismo. Gabriel salió de la avenida y llegó al Boulevard Olímpico, que se transformó en la nueva estrella carioca luego de las obras de revitalización del Puerto Maravilla.

El sábado, cerca de 80.000 personas estuvieron allí para disfrutar de más de un día de shows y festejos. Y se transladó por la ciudad en transporte público: además del tren urbano VLT, usó la nueva linea 4 de subterráneos que fue inaugurada en la víspera del inicio oficial de la competencia, y que integra con el BRT (corredor expreso de omnibus articulado), y llogó a la zona de Barra en poco menos de dos horas. El nuevo trayecto del metro, que unió la zona sur de Barra de Tijuca, todavía está restringido para el acceso del público que participa de los eventos y es necesario contar con una credencial especial que cuesta de R$ 25.
El Parque Olímpico de Barra de Tijuca, principal locación de las competiciones de Rio 2016, ha recibido a un público realmente entusiasmado.

Pero el problema ha sido la alimentación. Falta comida y sobran aseintos en las tribunas.
El Comite Rio 2016 afirma que el abastecimiento de alimentos fue resuelto rápidamente, aunque se detectaron algunos faltantes en las cartas de algunos restaurantes en las arenas olímpicas.

Food Team es la empresa encargada del abastecimiento de alimentos para el público. Fue fundada a fines de 2013 y trabaja en el estacio Maracaná desde el fin de la Copa del Mundo. Uno de sus socios es Emilio Odebrecht Peltier de Queiroz, nieto de Norberto Odebrecht. Aunque la empresa ya publicó una gacetilla donde asefura que no tiene ningún vínculo societario con la Odebrecht SA, acusada en casos de corrupción.
"La empresa está formada por cuatro grupos con una amplia experiencia en el área de alimentación y atiendo a todos los criterior técnicos solicitados", dice el texto.

Lo que antes esa un problema internacional, después del inicio de la competencia la posible epidemia del virus zika desapareció de los noticieros. En enero, la Secretaría Municipal de Salud anotó 7.747 casos de la enfermedad y fue el mayor número de casis registrados en 2016. Durante julio, los casos cayeron a 249 y en los primeros días de agosto sólo se registró un caso en la ciudad. La incidencia del dengue también cayó y fueron confirmados sólo cuatro casos en la primer semana de agosto.

Luego de la apertura del 5 de agosto, el Comité Rio 2016 registró un aumento en los ingresos municipales. La meta de vender R$ 1075 millones en tiquets ya fue superada y ahora la organización espera cerrar los Juegos con una proporción superior al 86% de localidades vendidas.
La fiesta también marcó el fin de las noticias negativas sobre la Villa Olímpica, que tuvo problemas en 31 viviendas y obligó al Comité a convocar a un grupo de más de 500 personas para solucionar los problemas eléctricos e hidráulicos. Luego de eso, los atletas elogiaron las instalaciones.

"Dijeron que no lograríamos buenos estadios y tuvimos estadios espectaculares, con una atmósfera maravillosa", señaló el director ejecutivo del COI, Christophe Dubi. Entre las arenas, el principal problema ocurrió en el parque Acuático Maria Lenk. Por un problema de mantenimiento, el agua de la piscina se puso verde, pero se solucionó con el cambio de agua.