Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Rio Grande do Sul decreta calamidad financiera y lanza paquete anti crisis

La iniciativa permite adoptar medidas excepcionales para racionalizar los servicios públicos. Despiden a 1200 empleados y cierran entes estatales

El gobernador de Rio Grande do Sul, Ivo Sartori

El gobernador de Rio Grande do Sul, Ivo Sartori

El gobierno del estado brasileño de Rio Grande do Sul, limítrofe con Argentina, decretó ayer la calamidad financiera en la administración pública, a través de un decreto publicado en el diario oficial.

La decisión tuvo lugar después de que el lunes se anunciara un pacto de medidas para contener la crisis financiera de ese estado.

Secretarios y dirigentes de organismos y entidades de la administración pública estatal podrán adoptar medidas "excepcionales necesarias para la racionalización de todos los servicios públicos", con excepción de los que son vitales para la población. El decreto no explica cuáles serán esas medidas ni como se aplicarán. Aunque sí justifica la decisión por los efectos de la crisis económica en la capacidad de financiamiento del sector público, como la caída en la recaudación, el aumento de los gastos con personal y la necesidad de mantener la prestación de servicios públicos esenciales en Seguridad, Salud y Educación.

La dramática decisión permite que el Estado federal envíe recursos financieros y equipos de la Fuerza Nacional a Rio Grande do Sul, que puede contar con la cooperación de regiones vecinas. Pero antes el estado sureño deberá enviar un requerimiento solicitando esa condición al ministerio de Integración Nacional. Brasilia tendrá entonces que reconocer la situación.

El gobernador de Rio Grande do Sul, Ivo Sartori, anunció un paquete para paliar la crisis, que incluye la extinción de once organismos vinculados al Ejecutivo, nueve fundaciones, una compañía y una autarquía, además de la reducción de 20 a 17 secretarías. Despedirán 1200 empleados, entre efectivos y cargos de confianza. Sartori reconoció un déficit de R$ 2359 millones en las cuentas públicas.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar