Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Renuncia otro ministro de Temer por acusación de corrupción en Petrobras

Alves dejó la cartera de Turismo y se convirtió en el tercer colaborador del presidente interino que abandona su cargo en 35 días de gobierno. Todos son del PMDB

por  VALOR

0

Nuevo dolor de cabeza para el mandatario interino de Brasil, Michel Temer

Nuevo dolor de cabeza para el mandatario interino de Brasil, Michel Temer

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, sufrió ayer la tercera baja de su gestión, con el pedido de renuncia de su ministro de Turismo, Henrique Eduardo Alves, que dio un paso al costado tras conocerse la declaración de un arrepentido que lo involucró en la corrupción de Petrobras.

Alves, como Temer, y los dos ministros que ya dejaron sus cargos desde la asunción del presidente interino hace poco más de un mes, pertenecen al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB). El PMDB gobernó con el Partido de los Trabajadores (PT) desde 2003, pero se alejó de la presidenta apartada Dilma Rousseff a finales de marzo pasado y lideró el proceso de impeachment en su contra.

La salida de Alves se vincula con el testimonio que brindó a la Justicia el ex presidente de Transpetro, subsidiaria de Petrobras, Sergio Machado, quién reveló cómo ayudó a financiar campañas electorales con dinero de la corrupción.
Machado, que también ocupó la cartera de Turismo con Dilma, aseguró que Alves recibió para una campaña electoral u$s 428.500 de empresas que a cambio se veían favorecidas por contratos con Transpetro.

Una acusación similar había hecho contra Temer en la misma declaración, que fue aceptada por la Corte Suprema. En el caso del presidente interino, señaló que le había pedido dinero para financiar a un candidato del PMDB a la alcaldía de San Pablo en 2012, cuando era vicepresidente de Rousseff y titular de la agrupación. En ambos casos, Machado apuntó a que los pagos fueron realizados por la constructora Queiroz Galvao, una de las que actúo en la red de sobornos de la estatal petrolera.

Alves negó las acusaciones y señaló en una carta pública que presentó su renuncia para "no comprometer o crea ninguna dificultad para el gobierno" de Temer. Antes de conocerse la renuncia del ministro de Turismo, el presidente interino había vuelto a descalificar las palabras de Machado en un pronunciamiento en el Palacio do Planalto, en el que señaló que si hubiera cometido los delitos que le imputan "no tendría condiciones de presidir el país".

Temer, que puso en marcha un ajuste para equilibrar las cuentas públicas y apuesta a sacar a la economía brasileña de la recesión, había sufrido la caída de otros dos ministros. El senador y uno de sus más cercanos colaboradores Romero Jucá dejó la cartera de Planificación, tras conocerse una grabación en la que afirmaba la necesidad de separar a Dilma del gobierno para "frenar la sangría" causada por la Operación Lava-Jato, como se conoce a la investigación de la gigantesca red de sobornos que desvió u$s 2.000 millones en una década.

El ministro de la Transparencia, Fabiano Silveira, dejó el puesto por las críticas a la investigación judicial que surgieron en audios dados a conocer por Machado.