U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Producción de autopartes, clave para el pacto de México con EE.UU

Ambos países acordaron una regla de origen automotriz que pasará del 62,5 al 75% de contenido regional y que entraría en vigor el primero de enero del 2023

por  EL ECONOMISTA

México
0
Producción de autopartes, clave para el pacto de México con EE.UU

En el tema automotriz, México concedió al presidente estadounidense Donald Trump imponer la agenda en el sector, al elevar el contenido regional y nacional en el contenido de un vehículo, lo que permitirá que las inversiones automotrices regresen a Norteamérica.

Como lo había adelantado El Economista, el gobierno mexicano aceptó la petición de EU de que 40% del valor de un auto ligero sea producido en una zona de América del Norte en la que se paguen salarios de más de 16 dólares por hora; mientras que el 45% del valor de las camionetas pick up y los vehículos pesados se fijarían en dichas zonas de altos salarios.

El logro de México en el aumento de contenido regional es el otorgamiento de un periodo de 4 o 5 años para que las empresas automotrices alcancen ajustarse al 75%, que implicará atraer inversiones de empresas asiáticas y europeas a Norteamérica para ser competitivos y con ello eviten pagar aranceles.

"La agenda de Donald Trump en los temas medulares fue la que se impuso, particularmente en el sector automotriz. Estados Unidos acabó cediendo en la cláusula sunset, pero los elemento de contenido regional y nacional, y los salarios sí acabó obteniéndolos como desde el inicio lo pidió", comentó José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

El negociador designado del próximo gobierno mexicano para la renegociación del Nafta, Jesús Seade, dijo que el tema de autos alcanzado en el acuerdo entre Estados Unidos y México es "balanceado" y satisfactorio para la industria.

Seade dijo que ambos países hablaron sobre la cláusula de terminación anticipada del Nafta (sunset) pero falta que lo haga Canadá, el otro socio del pacto.

Tras semanas de intensas conversaciones, Estados Unidos y México anunciaron el lunes un acuerdo bilateral como parte de las negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Las discusiones entre México y Estados Unidos se han centrado en la elaboración de nuevas reglas para la industria automotriz, que Trump ha colocado en el centro de su ofensiva para reformular un pacto que calificó en numerosas ocasiones como un desastre para los trabajadores estadounidenses.

El pacto entre los dos países requerirá que el 75% del contenido de los automóviles sea fabricado en la región del Nafta, por encima del 62.5% actual, según un funcionario estadounidense. Se elaborará una ficha técnica con los contenidos específicos en Estados Unidos y México.

El acuerdo también exigirá que entre el 40 y el 45% del contenido de los vehículos sea hecho por trabajadores que ganen al menos 16 dólares por hora, declaró.

El equipo de transición celebró

El futuro Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, celebró el contenido del acuerdo comercial al que llegaron los gobierno de México y Estados Unidos. Confió en que Canadá se reincorpore esta semana a las negociaciones, pues consideró que se trata de un socio importante para nuestro país.

En un mensaje desde la oficia de transición de la colonia Roma, en la Ciudad de México, y acompañado de la futura Secretaria de Economía, Graciela Márquez, el futuro canciller dijo: "Esperamos que en los próximos días también lo sea con Canadá, que es un socio estratégico de nosotros".

México y Estados Unidos alcanzaron más temprano el día de hoy un entendimiento sobre los principales temas de importancia para ambos países en las negociaciones bilaterales sobre el Nafta.

La Presidencia de la República destacó que los mandatarios de México, Enrique Peña Nieto, y de Estados Unidos, Donald Trump, coincidieron durante una llamada telefónica, en la importancia de los entendimientos logrados, y celebraron que los mismos promoverán el empleo, la competitividad y el comercio en la región.

Celebró el trabajo que hizo el equipo negociador, encabezado por el actual secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y destacó que, "en el último mes, el equipo del Presidente electo, ha participado en las pláticas por conducto de doctor Jesús Seade, quien se encuentra en Washington DC en su calidad de observador del proceso".

"Vemos como un avance positivo el entendimiento que hoy se anuncia; por una parte, reduce la incertidumbre sobre la economía, y por la otra recoge las principales preocupaciones planteadas por el equipo del Presiente electo, especialmente las relativas al sector energético mexicano; las condiciones laborales y salariales de nuestros trabajadores y el mantenimiento de de los espacios trilaterales para la solución de controversias, así como la certeza en el media plazo del propio tratado", dijo Ebrard, quien tomará las riendas de la Cancillería el 1 de diciembre de 2018.

Marcelo Ebrard añadió que en los próximos días, el equipo de transición de López Obrador, seguirá participando en las negociaciones trilaterales con la presencia de Canadá.

"Las negociaciones continuarán y seguiremos informando de sus contenidos y alcances conforme avancen en los próximos días. Han sido semanas difíciles con momentos de alta tensión, pero consideramos que ha habido logremos que fortalecen el entorno económico para nuestro país, por lo que vemos con buenos ojos el entendimiento anunciado con Estados Unidos", dijo Ebrard.

Falta Canadá

Las negociaciones del TLCAN no concluyeron en el momento en el que México y Estados Unidos se dieron el "apretón de manos". Falta Canadá y este país podría ser un sinodal muy complicado. No esperen que Canadá firme cualquier acuerdo... "haremos valer nuestro punto de vista", dijo el primer ministro de ese país, Justin Trudeau.

El país de la hoja de maple es la gran incógnita de la ecuación TLCAN. Son muchos los analistas que consideran que las bilaterales entre México y Estados Unidos se convirtieron en una forma de meter presión al gobierno de Trudeau y este podría reaccionar con algunas sorpresas.

Hay un riesgo real de que el TLCAN se convierta en un trío de bilaterales, entre otras cosas porque la relación comercial entre Estados Unidos y Canadá se ha deteriorado mucho en los últimos cinco meses, afirma un observador experimentado, el ex secretario de Comercio de Estados Unidos, Carlos Gutiérrez.

Canadá ha sido desairado por las binacionales México-EU y tiene muchos temas que defender: una manera de entender la solución de conflictos comerciales en América del Norte; su política de subsidios a los productores de lácteos; el estatus de su gigante aeroespacial, Bombardier; sus aspiraciones en temas como medio ambiente y política laboral.

Justin Trudeau no cederá fácil en ninguno de estos asuntos, entre otras cosas porque tiene unas elecciones regionales clave en la provincia de Quebec. Son muchas cosas que resolver. Quizá por eso, Guajardo calcula con optimismo que convencer a Canadá se llevará una semana... pero el límite para cerrar es el 1 de septiembre.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés