Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Presupuestan que el PBI de Brasil para el 2017 subirá 1,6% y evitará aumentos impositivos

El crecimiento de la economía superará las previsiones anteriores y sumará u$s 16.500 millones adicionales a las arcas públicas. Sin embargo, se sostendrá el techo del gasto

El gobierno brasileño espera que la economía rompa la recesión en 2017

El gobierno brasileño espera que la economía rompa la recesión en 2017

El gobierno federal revisó su perspectiva de crecimiento para la economía. Según la nueva proyección llegará a 1,6% en 2017 y se transformará en el eje del proyecto de ley de presupuesto. Este aumento que mejora la proyección original de 1,2% sumará cerca de 50.000 millones de reales (u$s 15.600 millones), a las cuentas de la administración para el próximo año. Sin embargo, el Ministerio de Planificación decidió reducir en 5000 millones de reales los gastos esperados.

Con esta revisión en relación con los datos informados en el proyecto de ley de directrices presupuestarias (LDO) enviado al Congreso Nacional en julio, queda prácticamente asegurado que el gobierno no impondrá un aumento de impuestos o la creación de alguna tasa para cerrar las cuentas del año que viene, en el que se espera un déficit de R$ 139.000 millones (2% del PBI).

Para los técnicos encargados de la elaboración del Presupuesto de la Unión, es poco probable que la recaudación de impuestos y contribuciones continúe en baja en relación al PBI, como viene ocurriendo desde 2011, en un escenario de recuperación aunque modesta de la economía. Por lo tanto, la reducción de los ingresos en un 0,8% del PBI para el año que viene, previsto en el LDO, no debería ocurrir. Lo más probable es que, una vez restablecida la confianza de los empresarios y los consumidores, los ingresos se estabilicen en relación al año actual y vuelvan a crecer.

Con el aumento de los ingresos y una revisión de los gastos que ascienden a aproximadamente R$ 55.000 millones, se cubrieron los R$ 55.400 millones previstos como ‘ingresos extraordinarios" por venta de activos. Los que fueron obtenidos con privatizaciones y concesiones, por lo que pueden servir para solucionar el déficit previsto para 2017. El paquete de empresas privatizables serán anunciados en días.

El proyecto de presupuesto será enviado al Congreso durante el mes de agosto, es decir antes del 31. En cuanto al gasto público, obedecerá al "techo" propuesto por el poder ejecutivo, con la congelación del gasto público en términos reales a los valores ejecutados este año.