Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Odebrecht indemnizará a los ejecutivos que se arrepientan en Lava-Jato

El proceso de delación que puso en marcha la constructora Odebrecht ante la justicia brasileña movilizó a quienes trabajan en la filial estadounidense de la compañía, que regresaron al país para integrarse al grupo de los ejecutivos arrepentidos. Cada uno recibirá, en promedio casi u$s 4.700 millones.
Aunque la cifra varía según el caso, se distribuirá a los funcionarios que aporten información a la causa que investiga la corrupción en Petrobras, porque quedarán inhabilitados para trabajar en el ramo en que actuaban. Lo que no se sabe aún es el valor que la compañía deberá pagar a los cofres públicos, pero será más alto que el desembolsado por Camargo Correa y Andrade Gutierrez. La primera cerró un acuerdo por el que devolverá u$s 220 millones; la segunda concluyó negociaciones para pagar alrededor de u$s 312 millones. Fuentes vinculadas a la causa señalaron que Odebrecht podrá pagar hasta u$s 1.900 millones en un acuerdo sin precedentes en el país.
La contratista de Petrobras decidió acogerse a la delación después de consultar prominentes abogados y ex jueces de la Corte Suprema. El objetivo inicial de los dueños era resolver la situación judicial de Marcelo Odebrecht, detenido en junio de 2015 y cuyos sucesivos pedidos de habeas corpus fueron negados en varias instancias de la justicia.
Los juristas indicaron a la familia que la mejor salida sería negociar una delación premiada no solo de Marcelo, sino de otros ejecutivos de la empresa para proveer a la justicia las informaciones que requiere a cambio de cerrar las acciones penales que involucran al grupo en la investigación Lava-Jato.
Así, se armó una fuerza tarea de abogados para atender a la decena de involucrados. Fuentes que participaron del proceso informaron a Valor PRO que fueron 52 los ejecutivos que negociaron para convertirse en arrepentidos. El número cayó luego a 40, pero puede llegar a 60 personas, lo que depende de los arreglos finales en cada uno de los casos. Fue necesario contratar a muchos abogados defensores para asesorar a los futuros delatores.
Como la legislación solo permite que los involucrados se libren de las penas si brindan información nueva, la estrategia es dividir los hechos entre los arrepentidos. "Todo el mundo tiene que tener algo que delatar", contó una fuente con acceso a las negociaciones. El proceso de delación de Odebrecht será el más grande para una empresa en Brasil.