Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Malos resultados en marzo frenan mejora de producción industrial en Brasil

La caída mensual fue de 1,8%, aunque en la comparación interanual la mejora llegó a 1,1%, menor a la expectativa del mercado. Autos y química fueron los sectores más golpeados

Malos resultados en marzo frenan mejora de producción industrial en Brasil

La producción industrial de Brasil sufrió la mayor caída en seis meses durante marzo al registrar una baja del 1,8% respecto del mes anterior, luego de los ajustes estacionales, según la Encuesta Mensual de la Industria sobre Producción Física (PIM-PF) del Instituto Brasileño de Geografíay Estadísticas (IBGE).

Sin embargo, en la comparación con marzo de 2016, se computó una suba del 1,1%. Aunque la expectativa del mercado era de un alza del 2%. Considerando los últimos 12 meses el índice registró una caída del 3,8%.

En tanto, en el primer trimestre de 2017, la producción industrial aumentó un 0,6% en relación al mismo período del año anterior. Es el primer resultado positivo en este tipo de comparación de los últimos 11 trimestres, según el IBGE.

El sector extractivo fue el que más creció en el trimestre con un 1,87% y el sector manufacturero tuvo un desempeño más tímido y su mejora llegó al 0,61%.

En el desagregado por sector, la producción de bienes de capital tuvo un descenso del 2,5% intermensual, el de bienes intermedios también un 2,5%, el de bienes durables un 8,5% y el de bienes semidurables un 1,8%.

En la comparación interanual , en cambio, los datos positivos dieron aumentos de entre 0,5% y 8,5% según el rubro.

De las 24 ramas de la industria analizadas, el IGBE señaló que los que tuvieron mayor impacto negativos fueron automotores y carrocerías (-7,5%), productos farmacéuticos y químicos (-23,8%) y derivados do petróleo y biocombustibles (-3,3%).

Otras caídas importantes se verificaron en industria extractiva (-1,1%), máquinas y equipamientos (-4,9%), informática, productos electrónicos y ópticos (-6,4%), móviles (-11,0%), confección de textiles y accesorios (-4,7%) y productos de metal (-3,2%).

Para el ministro de Economía, Henrique Meirelles, el ritmo de crecimiento anualizado en Brasil rondó el 3% en el primer trimestre del año y señaló que esta mejora en la actividad económica llevará a un aumento en el poder de compra de la población por medio de una combinación de caída de la inflación y del fortalecimiento del salario de los trabajadores. "El desempleo está muy alto, pero con crecimiento va a comenzar a caer y bastante. Aunque todo lleva su tiempo", dijo.

Meirelles destacó que tanto las empresas como las familias redujeron fuertemente el nivel de endeudamiento desde el segundo semestre del año pasado, a la vez que cayó el "riesgo Brasil". Además destacó una correlación entre confianza, crecimiento económico y empleo.

Según el ministro, la falta de transparencia en las cuentas públicas de los gobiernos anteriores llevó a los brasileños a adoptar un comportamiento defensivo con suba de precios, incluso por parte de profesionales liberales. Al asumir el nuevo gobierno, la nueva gestión divulgó datos precisos sobre las proyecciones del déficit primario para 2016, de cerca de R$ 170.000 millones para luego avanza en un resultado por debajo de esa meta. "Con datos correctos, la confianza subió a causa de la transparencia", aseguró.