Maduro y Santos lograron ponerse de acuerdo y desactivar las tensiones

Ministros de Venezuela y Colombia se reúnen para pulir el documento de siete puntos firmado el lunes en Ecuador. Se comprometieron a reinstalar embajadores y normalizar la frontera

Finalmente se produjo la reunión de los presidentes Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro. Antes de lograr el encuentro, hubo un mes en el que los mandatarios no hablaron ni por teléfono y que estuvo marcado por los progresivos cierres de la frontera y los encuentros de las cancilleres con rechiflas en Cartagena, reclamos desde los dos lados, y declaraciones cada vez más subidas de tono.


A pesar de todos esos problemas, al término de la reunión, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, indicó que los gobiernos de Colombia y Venezuela llegaron a un acuerdo en siete puntos: el retorno inmediato de los respectivos embajadores, la realización de una investigación de la situación de la frontera, reunir este miércoles a los ministros en Caracas para tomar decisiones sobre la frontera, una progresiva normalización de la frontera, la coexistencia de los modelos económicos, un llamado a la hermandad de ambas naciones y continuar trabajando con el acompañamiento de Ecuador y Uruguay.


Con esto, aunque no hubo acuerdos puntuales sobre las demandas de ninguna de las dos partes, el presidente Santos destacó que se creó un calendario para que las comisiones especiales de ministros trabajen en los temas que se discutieron. "Entiendo perfectamente la preocupación del gobierno de Venezuela con las bandas criminales, las mafias en la frontera, pero la mejor manera es combatirla juntos", dijo el presidente Santos, quien añadió que el gobierno venezolano se comprometió a investigar las presuntas violaciones a los derechos humanos en la frontera y las denuncias de las Fuerzas Armadas de Colombia de traspaso de aviones y tropas venezolanas a territorio colombiano.


Por su parte, el presidente Maduro afirmó que durante el diálogo, "reinó la sensatez".
Ronal Rodríguez, profesor e investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, dijo que, aunque una apertura de frontera sería deseable, deben tratarse los problemas de la "situación de frontera", y advirtió que ya se está viendo una normalización de las actividades económicas a ambos lados del puente Simón Bolívar.


Finalmente, el internacionalistas Alberto Castells explicó que Colombia lo que debe lograr es mayor independencia económica en sus zonas de frontera. "Tanto Venezuela como Ecuador siempre han recurrido a los asuntos fronterizos para hacer una cortina de humo y esconder sus problemas", expresó.

El ministro de Minas y Energía, Tomás González, indicó que el Gobierno está comprometido con el abastecimiento de combustibles en la zona de frontera. Por eso, el ministro González aseguró que "en Norte de Santander, pasamos de tener un cupo de cuatro millones de galones (de combustible) a casi 10 millones, y en el caso de la Guajira, tenemos cerca de 2,4 millones de galones". Además, afirmó que es combustible con menor precio.

Tags relacionados